Vacunas: "El beneficio de parar la pandemia es grande y el costo puede ser bancarse algún efecto adverso"

13/1/2021 | 06:30 |

El infectólogo Diego Maurizi habló sobre la vacunación que se está haciendo en Bahía Blanca y el resto del país con la Sputnik V.

Foto: Archivo-La Nueva.

   El médico infectólogo Diego Maurizi, que trabaja en el Hospital Municipal, le dijo a La Nueva. que a la hora de vacunarse contra la COVID-19 hay que pensar en el costo-beneficio de esa acción. "El beneficio de poder parar la pandemia es grande y el costo puede ser bancarse algún efecto adverso", expresó.

   Contó que por el momento, entre las pruebas que se han hecho antes de que produzca la Sputnik V y se vacunen las primeras personas en el mundo, no se advirtieron problemas graves. Dice que son efectos que pueden provocar también otras vacunas: "Molestia local donde se hizo la punción, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, cansancio... son los síntomas más frecuentes que se mencionan. No hay algún efecto adverso nuevo ni alergia mayor".

   "La vacuna ha demostrado ser segura. Se hacen con adenovirales, la de Oxford, la Sputnik. Ocurrió solamente un evento mayor de una persona en Inglaterra, de mielitis transversa, que después se revirtió", agregó.

   Maurizi, quien también trabaja en el Hospital Privado del Sur, explicó que "cuando se vacuna a tanta gente puede haber algún efecto adverso no relacionado a la vacuna. Hay que ver si se puede atribuir a la vacuna. En este caso puede ser atribuible, pero fue reversible y no tuvo mayores problemas".

   El doctor contó que en el Hospital Municipal se están vacunando a unas 50 personas por día desde el viernes pasado, todos trabajadores de la salud, tanto de ese lugar como de hospitales privados, según los turnos que se van dando desde la Provincia.

"La vacuna ha demostrado ser segura. Se hacen con adenovirales, la de Oxford, la Sputnik"
Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   La secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, había dicho el lunes pasado al diario Página 12 que el Gobierno podría aplicar una sola dosis de la vacuna rusa a la mayor cantidad de personas posibles para acelerar el proceso de inmunización, pero finalmente ayer, tras la polémica que se generó por sus dichos, comunicaron que iban a seguir con el plan original de dar las dos dosis.

   Sobre esto, Maurizi opinó que parece haber "problemas de comunicación" entre los funcionarios, pero que la estrategia que planteó Vizzotti "desde el punto de vista científico es perfectamente posible".

   "Con una sola dosis —explicó el médico— se logra una buena respuesta de anticuerpos, un 80 %. Todavía no se sabe cuánto tiempo dura, pero puede durar unos meses". Y agregó: "Todos tenemos ansiedad de darnos la vacuna, por eso se pensó dar la primera dosis a todos y después la segunda, para darle tiempo a las fábricas".

   "Sería mejor vacunar a todos con una dosis, y vacunar con la segunda cuando exista la posibilidad", aseguró.

   "Somos cerca de 7.000 millones de personas, son 14.000 millones de dosis, una cifra que no nos entra en la cabeza", dijo Maurizi. Además, aclaró que después de recibir la primera dosis hay que seguir cuidándose, respetando las medidas que se han comunicado para prevenir el contagio del coronavirus.

"Sería mejor vacunar a todos con una dosis, y vacunar con la segunda cuando exista la posibilidad"

   Por otro lado, explicó que el laboratorio ruso trabajó rápidamente en la vacuna contra la COVID-19, la enfermedad que genera el virus SARS-CoV-2, porque "ya tenía experiencia con el SARS-CoV-1", un virus que surgió en 2003 en países de Asia y que se convirtió en epidemia, pero se controló con una vacuna. "Lo mismo pasó con el ébola en Nigeria", contó el médico.

   Finalmente, Maurizi indicó que, aunque todavía no se sabe a ciencia cierta cuánto dura la inmunidad que da las vacunas contra el nuevo coronavirus, por la experiencia que se tiene con las anteriores es posible que se prolongue "de 9 a 12 meses".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias