Los chicos crecen...

Fue el mejor en Bahía y ahora empieza a destacarse en la burbuja de la NBA

7/8/2020 | 06:30 |

Gary Trent Junior se destaca en Portland, como lo hiciera hace 5 años en el Casanova. Anoche hizo 27 puntos (7 de 10 en triples) en el triunfo ante Denver.

El Casanova y "Beto", son testigos de la consagración de USA. Trent, envuelto en la bandera, abajo a la derecha. Fotos: Archivo-La Nueva., USA y FIBA

 

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com   

 

   Canadá estaba rompiendo con los pronósticos y dominaba a Estados Unidos en la final del Premundial Sub 16, disputado hace cinco años, y con un colmado Osvaldo Casanova de Bahía Blanca.

   Pero el favorito empezó a tomar vuelo y demostró su superioridad atlética y también en el juego.

   Finalmente fue triunfo por 77 a 60 y medalla de oro para Estados Unidos, como era de esperar desde que los equipos pisaron suelo bahiense.

   Uno de los grandes responsables de que se cumpliera esa lógica fue Gary Trent Junior, quien fue uno de los goleadores del partido decisivo.

   Aquella noche en cancha de Estudiantes el escolta terminó con 19 puntos, anotando 10 en el último cuarto y 7 de esos de manera consecutiva ¡en 35 segundos! para encaminar la quinta victoria en el certamen y el título.

Trent escapa a la marca de Zandomeni.

 

   De ese final a hoy pasaron más de 5 años y quien fuera el MVP (jugador más valioso) en nuestra ciudad empieza a destacarse en la NBA, que volvió a su actividad normal en la burbuja de Disney y bajo un estricto control sanitario.

   Gary Trent Jr., hijo de Gary Trent, con pasado en la NBA y también en los Blazers, disputa su segunda temporada en la élite del básquetbol mundial.

   Luego de ser elegido en la segunda ronda del Draft en 2018, este año comenzó a mejorar sus números, siendo pieza clave de un equipo que sueña con meterse en los playoffs.

   Desde que se reactivó la NBA, su equipo disputó 4 partidos, de los cuales ganó 3.

Parece otro: Gary Trent Jr. ahora se destaca entre los mejores.

 

   En esos juegos, Trent promedió 20,5 puntos y anotó 21 triples en 35 intentos (60% de acierto) y se convirtió en la pieza fundamental para acompañar a líderes ofensivos del equipo.

   Tan es así que es uno de los jugadores más utilizado por el entrenador, Terry Stotts, promediando 33 minutos por partido.

   Anoche, además, fue clave en el triunfo de su equipo ante Denver Nuggets, por 125 a 115. Gary hizo 27 puntos con 7 de 10 en triples.

"Es un honor"

   "Es mi primera medalla dorada con la selección de Estados Unidos y significa todo un honor. Nos dieron la oportunidad de venir a jugar y representar al país y creo que lo hicimos bien", dijo Trent, luego del encuentro, en diálogo con La Nueva.

 

Básquetbol 100%

   La Selección de Estados Unidos que vino a nuestra ciudad, ganó el torneo de punta a punta, pese a que tuvo que batallar con un duro rival en la final ante Canadá (llegó a estar arriba 23-3).

   El equipo estadounidense fue la sensación del certamen, pese a tratarse de juveniles, con muchas características de profesionales, pero desconocidos para casi todos.

   En cuanto a lo deportivo, el equipo que dirigía Donald Showalter, ganó sus 5 presentaciones, anotando 539 puntos (107,8 por partido) y teniendo como máxima los 123 que le hizo a Brasil, en el último partido del grupo.

   Además, derrotó a Puerto Rico (105-54); República Dominicana (115-51); Argentina (119-76) y Canadá (77-60).

   Cuando se soltaban, los norteamericanos volaban y, de a ratos, hacían olvidar que se trataba de jóvenes menores de 16 años.

Bettiga, el pringlense que jugaba por Olimpo y disfrutó con la Selección.

 

   Argentina, por su parte, terminó en la tercera colocación tras vencer a Dominicana, por 74 a 59, y consiguió uno de los cuatro boletos había en juego para el Mundial de la categoría.

   Si bien no hubo jugadores bahienses, aquel equipo dirigido por Carlos Duro tuvo al pringlense Valentín Bettiga, quien jugaba en Olimpo por aquel entonces. 

 

El mundo USA desde adentro

   El bahiense Joaquín Tuero, jugador de Sportivo Bahiense y con pasado en selecciones nacionales a nivel juvenil, fue el encargado de que a Estados Unidos no le falte nada en su estadía en Bahía.

   Joaco fue uno de los voluntarios que participaron como asistentes de los equipos que llegaron a nuestra ciudad y a él le tocó vivir desde adentro el mundo USA.

   "Mi función era ser acompañante del equipo durante todo el día, para responder a las necesidades que tengan. Ya sea para cosas del hotel, de los entrenamientos, de los traslados...todo", contó Tuero.

   "Sólo uno de ellos hablaba un poco de castellano, entonces tenía que ayudarlos. Los acompañaba a hacer las compras y todo lo que necesitaran. Me acuerdo que algunos se compraron videojuegos, otros iban al banco a cambiar dólares. Así, un montón de cosas. Al ser yo solo para todo el equipo, me quedaba muy poco tiempo para interactuar con alguien, tenía poco tiempo para sentarme a charlar con ellos; salvo cuando íbamos a comer o algo así. Compartí más con el cuerpo técnico y me hice medio amigo con el que hace el scouting, que todavía hablo hoy, porque los jugadores estaban medio en su mundo (sic)", agregó.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Pese a que esos días de torneos suelen ser agotadores para este tipo de tareas, también permite disfrutar bien desde adentro la cocina de una de las organizaciones más importantes del mundo.

   "En lo que es organización, son tremendos. Tenías psicólogos, analistas, gente de prensa, médicos, utileros... Tenían todo... Era un staff de un montón de personas, algo que en los otros equipos no se ve. Ni hablar la cantidad y calidad de pilcha (sic), hasta el más mínimo detalle tenían igual", reconoció Joaco.

   "Los pibes eran el típico yankee, extrovertido, medio fantasmas, pero muy buena onda. No tenían problema de nada, no eran agrandados, para nada, re sueltos con todo el mundo", señaló.

   Estados Unidos ganó todos los FIBA América desde su implementación en Mendoza 2009, hasta el disputado en Brasil en 2019.

   Esta superioridad a todo nivel, se explica también por varios factores.

   "Lo que más me sorprendió fueron las costumbres, cosas como el desayuno y demás, así como también que no son de cuidarse. Ibas a las habitaciones y eran un quilombo, había papas fritas, conitos... cosas tiradas que uno por ahí, en ese nivel, no está acostumbrado. Tienen también distintos hábitos, por ejemplo con respecto a la Selección Argentina, como es la presentación, los horarios. Bajaban a comer a cualquier hora, vestidos así nomás, a ese tipo de cosas no le dan bola", dijo Tuero.

   Esta conducta algo displicente en los "tiempos muertos", se terminaba una vez que empezaba el entrenamiento o el partido.

   "Deportivamente no hay mucho más que agregar de lo que se ve en la cancha. Tienen unas condiciones tremendas y atléticamente son de otro mundo. A la hora de entrenar lo hacen muy bien, cuando entrenan se meten a full. Eso es tremendo".

   "Encima -agregó- tienen todo a disposición para acompañar la buena genética que tienen, hasta le editan los entrenamientos en vivo", cerró Joaco.

 

Una visita de lujo

   Mientras estudiaba si seguía jugando en San Antonio Spurs o no, Emanuel Ginóbili se hizo un lugarcito para llegar hasta el Casanova a ver el debut de Argentina en aquel Premundial.

   "Son chicos. Hay que dejarlos jugar, hay altruismo. Se pasan bien la pelota y eso es importantísimo. Pero no están desarrollados físicamente, tienen que entrenar muchísimo. Y uno no es un jugador a los 15 años, es un potencial o un proyecto de jugador. Está bueno que disfruten, que aprendan y que absorban experiencia. Hay que dejarlos tranquilos", le dijo Manu a La Nueva. desde las plateas de la cancha de Estudiantes.

 

Ahora son más

El campeón de 1973.

 

    El Premundial de 2015 se trató del cuarto torneo internacional -oficial- que albergó nuestra ciudad.

   Antes de eso, Bahía fue anfitrión del Sudamericano Juvenil de 1973, en el que Argentina ganó todos sus partidos y fue campeón con los bahienses Daniel Allende, Héctor Santini y Daniel Zalguizuri, más el asistente técnico Adolfo Lista.

   Luego, fue el turno del del Sudamericano de Mayores de 1979, que también ganó la albiceleste y significó el regreso de Alberto Pedro Cabrera a la Selección, cinco años después de anunciar su retiro.

En Bahía, de a poco, comenzaba a gestarse la Generación Dorada.

 

   Por otra parte, en 1999 el combinado nacional, con los bahienses Emanuel Ginóbili, Juan Ignacio Sánchez, Juan Espil y Alejandro Montecchia, cayó en la final ante Brasil, por 73 a 67.

   "Dolió mucho el año que perdimos acá (Sudamericano 1999). Igual fue una experiencia espectacular: con 22 años, jugando en la Selección Mayor. Es muy lindo que se juegue acá y esté toda esta gente", señaló Manu, mientras disfrutaba del Premundial en 2015.

Manu versión 1999 en Bahía, con Argentina.

 

   Mucho más acá en el tiempo, Bahía sumó otro 2 torneos internacionales a su historia: la Americup masculina en 2017, jugada en el Casanova, y el Preclasificatorio Olímpico femenino, disputado en el Dow Center.

   En todos estos certámenes quedaron nombres registrados como el de Gary Trent Junior, el jugador que se destaca en la NBA y en su historial tiene un título logrado en Bahía Blanca...

 

La jornada

 

   Los 27 puntos de Gary Trent, sumados a los 45 de Damian Lillard, resultaron decisivos para el triunfo de Portland ante Denver, por 125 a 115.

   En el juego que cerró la jornada, Houston, con 39 puntos de James Harden, venció a un disminuido Lakers (sin LeBron, entre otros), por 113 a 97.

   El resto: Clippers 125, Dallas 111; Indiana 99, Phoenix 114; Miami 116, Milwaukee 130 y New Orleans 125, Sacramento 140.

 

Los partidos de hoy

 

   La programación del día incluye: Memphis-Oklahoma (a las 17, televisa NBA TV); Philadelphia-Orlando (19.30, por DirecTV Sports); New Orleans-Washington (21, por NBA TV) y Toronto-Boston (22, por DirecTV Sports).

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias