Ya se produjo un episodio en Adolfo Gonzales Chaves

Desde el SOB observan con preocupación los ataques a silobolsas y rollos de pasturas

11/7/2020 | 06:30 |

La mayoría de los hechos no se resolvieron. Algunos productores los vinculan a cuestiones ideológicas, pero siempre dentro de un desconocimiento por las consecuencias del daño ocasionado.

Un silobolsa dañado, este miércoles 1, en Gonzales Chaves. Hasta el momento, es el único caso esclarecido. / Fotos: Infobae, LU24.com.ar y Archivo La Nueva.

Audionota: Danilo Belloni

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

Agencia Coronel Suárez / laregion@lanueva.com

   “Gracias a Dios estos hechos no han llegado, hasta el momento, al sudoeste bonaerense. Pero hay lugares en donde se habla de productores armados, lo que no deja de ser peligroso; no queremos lamentar nada”.

   La declaración de Guillermo Urruti, presidente de la Sociedad Rural de Coronel Suárez, y también miembro de la comisión de Seguridad Rural de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, contextualiza lo que sucede en nuestra región tras ataques a silobolsas y rollos de pasturas en, al menos, 69 campos del país.

   “Por este tema hubo muchas fake news (noticias falsas) que han provocado pánico entre la población y, así, se siembra más violencia”, añadió.

   Urruti destacó el trabajo que se realiza desde Carbap en la elaboración de un mapa del delito. “Esto servirá para plantear políticas preventivas desde las Patrullas Rurales, con casos reales y verificados. Hoy, por ejemplo, los productores saben que tienen que alertar a las patrullas ante la aparición de autos extraños en la zona”, dijo.

Guillermo Urruti, presidente de la SR suarense.

   Urruti está sorprendido con el nivel de daño de algunos casos.

   “Si rompen el silobolsa es la pérdida económica de reponerlo, volver a juntar (los granos) y listo, pero ahora están tirando curasemillas o pintura. Eso hace que el cereal no pueda utilizarse para el consumo, con lo cual la pérdida es total”, explicó.

   La mayoría de los hechos se han focalizado en Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y en la zona núcleo de la provincia de Buenos Aires.

   El dirigente ganadero sostuvo que no tiene sentido “esta guerra absurda contra el productor”, porque el daño que hacen repercute no sólo en la sociedad, en donde vuelca su ganancia, sino también en el Estado que no puede obtener los dólares provenientes de los aranceles de exportación.

   “El productor vende a medida que va necesitando para vivir o para comprar insumos. Históricamente, (NdR: al cereal) lo ha guardado algunos meses; son muy pocos lo que pueden hacerlo de un año para otro. El resto (del dinero) lo invierte en los pueblos”, aseguró.

   “Las probabilidades (de que sucedan ataques en el SOB) siempre existen. Lo que estamos haciendo es tomar medidas para que no sucedan”, sostuvo Mariano D’Amore, vicepresidente de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Bahía Blanca.

Mariano D’Amore, vicepresidente de la AGA.

   “La Patrulla Rural local ya ha relevado los lugares potenciales. De todas maneras, en Bahía Blanca hay pocos silobolsas, ya que existe más silaje de pasturas, de sorgo o maíz picado, pero no tanto de grano”, añadió.

   D’Amore admitió que, en distritos cercanos, se han dañado silobolsas de picado de maíz, se derribaron rejas para que los animales se alimenten (en forma indiscriminada) y hasta se abrieron tranqueras.

   “Estamos viviendo una situación incierta y nos encontramos presos de una realidad en una grieta ideológica que llega a una escalada impensada”, explicó.

   “Algunos creen que sólo le hacen daño al productor, pero en realidad el perjudicado es el país. Entre un 60 y 70 % de lo que está dentro del silobolsa va a las arcas del Estado, ya sea municipal, provincial o nacional. Los que pierden son los argentinos”, comentó.

   D’Amore sostuvo que, además de desconocimiento del daño que se provoca, existe un gran prejuicio respecto del sector agropecuario.

   “Lamento tener que vivir esta situación en un contexto social muy difícil y con perspectivas de recesión profundas en términos económicos. Estas acciones, claramente, acrecientan esa incertidumbre y malestar”, afirmó.

   D’Amore admitió que, en las últimas semanas, los seguros de cobertura para silobolsas se han incrementado hasta un 40 %. “Debemos tomar decisiones y seguir trabajando para no ser los únicos perjudicados”, dijo.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Para Pedro Apaolaza, secretario de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y expresidente de Carbap, “el campo está librado a la mano de Dios”.

Pedro Apaolaza, secretario de CRA y expresidente de Carbap.

   “La vedete es la rotura de silobolsas, pero también es cierto que se han producido hechos graves como la muerte de dos productores, así como el abigeato se repite sistemáticamente en Chaco y en Corrientes”, agregó.

   Apaolaza sostuvo —en diálogo con Horacio Mazzola, de Informe Rural— que hace mucho tiempo que en el país hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda.

   “Al que le toca estar en una zona rural pasar a ser de segunda. El tema es que nadie se hace cargo y el productor es poco lo que puede movilizar. Y si lo hace se le suma el condimento político, que indudablemente esto tiene. Por eso la situación se torna cada vez más peligrosa”, añadió.

   “¿Si el Gobierno nos considera enemigos? Sí, pero no lo está buscando; ellos creen que tienen un enemigo (NdR: en el campo). Cuando en diciembre (de 2019) cambió el gobierno y desde las entidades decían que se trataba de una nueva etapa, yo fui pesimista. Y no cambiaron; la actitud es siempre la misma”, indicó.

   El dirigente gremial de Magdalena dijo que el daño a los silobolsas es una pérdida del 25 % para el productor y del 75 % para el Estado. “Está claro de que el Gobierno trabaja para que el productor baje los brazos”, aseguró Apaolaza.

   Hasta el momento de cierre de este material, sólo un caso se había resuelto. Fue este miércoles 1, en el distrito de Adolfo Gonzales Chaves, en la Sexta Sección.

   Un silobolsa con 50 toneladas de cebada apareció tajeado, por los costados, en un campo de propiedad de Martín Prieto. Horas más tarde fueron identificados y aprehendidos cuatro atacantes: tres adultos de entre 21 y 30 años y un adolescente (14), quien fue llevado con sus padres.

   La Policía Científica examinó el lugar y determinó que los cortes se habían hecho con un elemento, sin filo, con el único objeto de desgarrar el material. Los responsables, además, dejaron huellas de pisadas sobre el silo, no robaron nada del cereal y se dieron a la fuga tras el ataque, según confirmaron fuentes policiales.

Basterra: “Estos ataques nos perjudican”

   El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, repudió los ataques a silobolsas. “No queremos que se termine destruyendo el esfuerzo de nuestros productores, coartando el acceso al alimento para la población y que se impida el ingreso de divisas a nuestra economía”, dijo.

   Un par de semanas antes, en diálogo con La Nueva. y cuando los casos ya habían superado la treintena, Basterra se terminaba de comunicar con el expresidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Gabriel de Raedemaeker, quien había sufrido un acto de vandalismo en un campo familiar.

   “Interactuamos con los gobiernos locales para que se tomen las medidas del caso, tanto desde seguridad como de justicia”, sostuvo, pero al mismo tiempo agregó: “Ahora, suponer que es una acción orquestada y con un sesgo ideológico es desacertado”.

Luis Basterra, ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

   Basterra sostuvo que se tomó el trabajo de revisar los artículos de prensa de los últimos años y comprobó que el fenómeno de los ataques a silobolsas no era nuevo.

   “¡Ya venía ocurriendo! Pero está claro que los repudiamos, porque se destruye comida y eso es ir en contra de nuestros principios”, explicó.

   “Tal como me decía un juez conocido: ‘Cuando existe un delito, hay que ver a quién beneficia y a quién perjudica’. Al que perjudica uno lo empieza a descartar y comienza a mirar a quien favorece. Bueno, esto nos perjudica y por lo tanto no se puede decir que haya intencionalidad nuestra en estas acciones”, relató el ingeniero Basterra.

   Por su parte, la respuesta del Gobierno nacional se produjo esta misma semana, cuando la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, participó —de un Zoom— con los representantes de las cuatro entidades de la Mesa de Enlace Agropecuario. También estuvo Basterra.

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, se reunió —vía Zoom— con los representantes de las cuatro entidades de la MdE. 

   Los funcionarios acordaron en un abordaje integral y de carácter federal, en un forma de articulación entre el Gobierno nacional y las provincias. Así, Frederic se comprometió a coordinar un protocolo de actuación para prevenir y actuar ante este tipo de delitos.

   “Nos vamos a concentrar, en lo inmediato, en centralizar la información. Crearemos un sitio del Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC) que se ocupe de estos delitos y que los visibilice, ya que hasta ahora están dentro de la categoría de robo o robo calificado”, aseguró.

   “Además, trabajaremos con las Provincias para mejorar el patrullaje que puede hacer la Policía de allí, dado que no siempre están las condiciones para que sea efectivo", añadió.

   Los ruralistas valoraron el compromiso con acciones concretas, tanto desde la prevención como desde la investigación y el esclarecimiento, para abordar los hechos delictivos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias