Entrevista

“Me río todo el día y gano diez veces más que como abogado”

6/6/2020 | 06:30 |

El excéntrico Pachi Rodríguez repasa el éxito y vigencia del programa 5ta a Fondo, a 20 años de su creación.

Pachi camino a la oficina, en 5ta a Fondo Ranch. Fotos: gentileza Lucas Choza.

Por Ricardo Sbrana - rsbrana@lanueva.com

(Nota de la edición impresa)

   La cuarentena pudo con muchas cosas. Pero no pudo impedir que el abogado Claudio Martínez (56) deje de producir trucos y desafíos de riesgo para 5ta a Fondo, el histórico programa de tv que suma 20 temporadas, hoy disponible en redes sociales y para la cadena internacional Tigo.
   “Disfrutalo, amalo, querelo” no sólo un eslogan sino también un espíritu que no se apaga en ese equipo, a pesar de golpes y lesiones que poco duelen porque todo fluye entre bromas y risas. Imposible olvidarse del bicisurf, la carrera de fardos en llamas, la carrera de escaleras, el desafío con changos de supermercado y el salto al cruce de una avenida con una moto enduro, por ejemplo.
   Pachi no pierde la chispa y continúa divirtiéndose en 5ta a Fondo Ranch, su campo al sur de Los Cardales y Capilla del Señor, donde el aislamiento social no le impide seguir proyectando su marca frente a aplicaciones para móviles que hoy son furor -como TikTok- y de las que podría decirse que 5ta a Fondo fue pionera.
   Haciendo un poco de historia, en televisión el pico de reconocimiento llegó con el premio Martín Fierro a la TV por cable en 2014. Las emisiones del ciclo por Metro y El Garage TV le ganaron el rubro “mejor programa de juegos y entretenimientos” a Silvio Soldán (Volver Pregunta, por canal Volver) y a Gerardo Sofovich (La noche del domingo, por canal Magazine). Años después publicó el libro “A fondo, la única manera de vivir”, escrito por Matías Sirota. Allí Pachi volcó toda la adrenalina del programa en modo “historia”, como para dejar constancia de vida y obra.

Pachi, momentos después de "domar una moto".
   -Cuando empezó 5ta a Fondo no había nada parecido. Hoy cuando ves lo que hacen en TikTok ¿Te sentís un pionero?
   -No sólo no había nada parecido sino que la gente nos decía que éramos como Jackass (NdR: programa que emitió MTV durante 3 temporadas). Y Jackass empezó después. Y una vez que presentaron la película, la Paramount me contrató para hacer la propaganda en Argentina. Después me invitaron a ir a Los Ángeles. Ellos me veían como el primero en hacer ese tipo de pruebas o humor, si querés llamarlo así.
   -¿Te definís como humorista o deportista?
   -Como un amante de la vida y de la libertad. Toda la vida hice lo que quise y toda la vida me gustó más el atreverme. Siempre hice lo que quise. Y en realidad ya desde el colegio era el tipo que hacía todas las pruebas... Los pibes juntaban figuritas y yo caminaba por el techo. Todas esas cosas, pero desde muy chiquito.
   -Es impresionante la vigencia, a pesar que el programa no esté en cable.
   -Yo no lo puedo creer. Cumplo 20 años con 5ta a Fondo y hoy, sacando este lapsus de la cuarentena, la gente sigue comprando y consumiendo los productos del programa. A donde voy me para la Policía, porque siempre ando flojo de papeles. Pero me reconocen enseguida y ‘Pachi esto, Pachi lo otro...’. Es como que todos los días tengo un mimo de la gente. Es siempre con sonrisa. Y hasta es respetuoso al que no le gusta, porque nunca en la calle alguien me dijo ‘che qué pelotudez que hacés’. Hasta en las redes: yo no tengo insultos o haters. Y me llama la atención porque a muchos no les debe gustar lo que hago.


   -¿Te costó ganarte un lugar en televisión?
   -Tuve la suerte que (Luis) Majul vio el programa cuando estaba en América Sports. Me llamó y me llevó al aire. Y el aire fue el gran trampolín. 
   -¿Y cómo se expandió 5ta a Fondo?
   -No sólo excedió la pantalla, sino que yo antes era abogado. Laburaba como un pelotudo todo el día. Ahora me rasco todo el día... Me río todo el día y gano 10 veces más. Al mismo tiempo todos los días me pellizco y me pregunto hasta cuándo seguirá esto. Ya publicamos un libro, hace seis o siete años, que fue un éxito acá y en el extranjero. Un libro motivador, que deja un mensaje: todos podemos llegar a donde queremos. 
   -Al volcarte a las redes sociales, no hizo falta tender un puente con los millennials. Ese puente siempre existió.
   -No lo podría decir... Lo que sé es que lo que hicimos hace 20 años, hoy lo ves en TikTok: mostrarse, divertirse, jugar y disfrutar de lo simple. De lo que hacíamos en la calle cuando éramos jóvenes. En definitiva, la vida la concibo desde el lugar de jugar. Para mí la vida es un juego. Eso de laburar y esforzarse es un discurso añejo. En la vida hay que hacer lo que a uno le gusta y hacerlo con mucha alegría. Mi vida transitó siempre por ahí. Y eso me trajo que todos los sueños que tuve se fueron realizando mágicamente.


   -¿Por ejemplo?
   -Toda la vida corrí. Mi sueño era correr la maratón de Nueva York. Y un día me llamaron de la Universidad de Palermo para decirme que me mandaban a correr. Recordarlo hoy me sigue poniendo la piel de gallina... Es un evento que no me entra en la cabeza haberlo vivido. Yo no tenía el entrenamiento del maratón y llegué con la cabeza... No tenía personal trainer, nada... El sueño se cumplió en base a lo que tenía en la cabeza: llegar. Las cosas que quise, siempre llegaron sobre la base de ponerle empeño al sueño.
   -Muchos de los trucos del programa muestran que también practicaste otros deportes.
   -Bueno yo soy paracaidista, piloto, profesor de snowboard, de wakeboard y jugué al rugby toda la vida... Empecé jugando en SITAS (Sociedad Italiana de Tiro al Segno). A los tres años me fui a Matreros y mis últimos tres años de carrera los hice en SIC. Jugaba de fullback. De hecho cuando empecé 5ta a Fondo tenía mucha amistad, y la tengo actualmente, como mi hermano de la vida, Federico Méndez. De la mano de él hacíamos Guinda a Fondo. Entonces todo lo que hacíamos era cubrir las giras de Los Pumas desde el humor. Con Los Pumas viví cosas increíbles. Era como la mascota de ellos. Además toda la vida boxeé. Tuve la suerte de boxear contra El Roña Castro, con la Hiena Barrios... Con muchos que se prestaron a boxear dentro de la cultura de 5ta a Fondo. Sobre patines, por ejemplo.


   -¿Qué otras locuras recordás más?
   -La carrera arriba de changuitos de supermercado fue terrible... La hicimos en una bajada y al final de la calle había unos arbustos... Terminamos todos con el cuerpo lleno de espinas... Esa fue terrible. Son notas que siguen quedando en el inconsciente colectivo. Otra fue el salto en moto a mi casa de la costa... El partido de fútbol en llamas, con las bicis con las ruedas en llamas... La gente las recuerda con mucha alegría y eso emociona. Yo nunca tuve una productora, una estructura... Nada. Invitaba a mis amigos y nos filmábamos entre nosotros. Las veces que se acercaron grandes productoras como Ideas del Sur, Endemol o cualquiera de esas grandes, la verdad es que siempre prioricé esto de lo casual. Donde había que firmar un contrato o ir a un horario, le esquivé. Entonces 5ta a Fondo sigue siendo lo mismo: un grupo de amigos que están pelotudeando y jugando. Durante 20 años traté de meter gente joven en el staff. Ya vamos por la cuarta generación de jóvenes que pasan por el programa. Y salvo Juan De Luján que me acompaña desde el primer día, los demás fueron renovándose.


   -¿Cómo te encontró la cuarentena?
   -Yo le vendo el programa a Antena 3 de España y ellos me invitan siempre a Andorra. A mediados de marzo cuando pasó todo esto de la cuarentena, yo estaba allá. Cuando volví, me autoacuartelé en mi campo los primeros treinta días y después seguí mi vida libremente. El campo de llama 5ta a Fondo Ranch. Tenemos todas las cosas que hacemos para todo el mundo: un circuito, laguna, pista de motocross, de skate y todo para jugar. Acá tengo el helicóptero (NdR: un Robinson 44) y a las municipalidades que están en los alrededores como de Capilla del Señor y demás, les ofrecí el helicóptero para hacer traslados sanitarios. En realidad lo que intento es devolverle a la gente un poco de todo lo que me dio en todos estos años. Todo lo que tengo es gracias al público.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias