Un repatriado se quejó de la falta de control en Ezeiza y habló del chequeo en Bahía

22/5/2020 | 19:59 |

Eduardo es de Viedma, pero recaló de forma obligatoria en nuestra ciudad al regresar de Dubai. Desde el 19 de marzo que esperaba poder volver al país.

Fotos: archivo-La Nueva.com

   Dos meses después de haber terminado de forma abrupta su trabajo, Eduardo Sitanor, un cocinero viedmense, pudo regresar de su travesía por Dubai.

   Sin embargo, las medidas adoptadas por la pandemia y los protocolos aplicados fueron muy distintos en su llegada a Ezeiza, en la Capital Federal, y a nuestra ciudad.

En imágenes: así se vive en Bahía otro viernes de cuarentena

   "Cuando llegamos a Ezeiza nos esterilizaron los guantes y la mochila de mano. Pasamos por las máquinas que toman la temperatura y nada más, no tuvimos ningún tipo de control ni nos dieron explicaciones. En Bahía Blanca dos policías, más uno de Defensa Civil, me explicaron acá en la terminal cómo eran los protocolos y cómo tenía que actuar cuando esté en mi casa, con mi familia, cómo había que hacer ahora en el viaje en auto, con la ropa... En Ezeiza no me explicaron nada y de Bahía no tengo nada para decir, acá me contaron todo muy claro e hicieron lo que hubiera correspondido en Buenos Aires", le contó a La Nueva.

   Eduardo viajó a los Emiratos Árabes Unidos el 9 de enero con una prueba de seis meses por delante y un contrato por dos años. Sin embargo, el COVID-19 le truncó, como a tanta gente, el futuro inmediato.

   "Estuve casi cinco meses. Fui con planes de trabajar, pero con la pandemia se terminó todo porque Dubai vive del turismo, el 90 % se vino a bajo, el hotel tuvo que cerrar y por ende, la primera decisión fue echar a los nuevos. Me pagaron los días de trabajo, me aseguraron alojamiento y comida, más el pasaje de vuelta", relató.

   Una vez arribado a nuestro país, se vio obligado a recalar en Bahía Blanca ya que su provincia, según señaló, no le ofreció una solución.

   "La Provincia no da información sobre cómo arribar a mi ciudad. Tenemos que buscar los medios para ver cómo llegar; yo me vine a Bahía Blanca sin saber qué iba a pasar, si me iban a aceptar o no, si me tenía que hacer controles. Encima, en el colectivo nos metieron a todos juntos, personas que venían de diferentes lugares y con controles que no son los que corresponden en Ezeiza. Llegaron vuelos con más de 800 argentinos varados en África y Asia", continuó Eduardo.

   "Llegué a las 17 a Bahía y ya había hablado con mi papá para que me venga a buscar, porque era la única opción que tenía para poder ir hasta Viedma. El transporte me dejó acá, así que me voy en auto", señaló mientras transitaba calles bahienses.

    Además, este chef viedmense narró que "la vida allá fue difícil, porque llegué sin hablar mucho inglés. Y cara; estar en Dubai sin plata no es fácil". Y completó: "Estuve en contacto con mi familia, aunque sin WathsApp porque ellos allá no lo permiten, es un país muy estricto en ese sentido".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias