La polémica está instalada

¿Reabre el hipódromo? Cómo crían y cómo viven los caballos de carrera

7/3/2020 | 07:30 |

El eventual regreso de la actividad hípica en Bahía Blanca genera un fuerte debate. ¿Hay doping, maltrato y explotación de animales en estas competencias?

La iniciativa partió del Club Argentino. (Fotos: Pablo Presti - La Nueva)

Sergio Prieta / sprieta@lanueva.com

   La posible reinauguración del hipódromo del Club Argentino y la organización de carreras de caballos generó una catarata de críticas por parte de proteccionistas, mientras que los interesados en realizar este tipo de competencias aseguran que no hay maltrato de animales y defienden la actividad.

   Días atrás, referentes de varios grupos mascoteros se presentaron en el Concejo Deliberante para pedir que se declare la prohibición de estas carreras, que se regulan a través de una ley provincial.

   El doping, la explotación  animal, el juego clandestino y el problema de la ludopatía fueron los principales argumentos de quienes se oponen a que haya “cuadreras en Bahía”.

   Un reconocido criador y propietario de caballos de competición le abrió las puertas de sus studs a “La Nueva.” y respondió a todas las preguntas sobre cómo es la crianza de sus animales y los detalles de la actividad que quedó en el medio de una tormenta en la que ya se encuentran involucrados el Municipio y los diferentes espacios políticos de la ciudad.

   Si bien Bahía no tiene carreras, Villa Hipódromo es un barrio colmado de studs y de gente vinculada a la actividad hípica. En Argentino hay unos 30 caballos y en otros espacios de esa zona descansan decenas de animales.


Sebastián Rivera.

   Por las calles de tierra del lugar circulan tantos autos como equinos. Incluso hay un terreno baldío al que le llaman “Palermito” porque es el lugar al que jockeys y cuidadores llevan a sus pura sangre.

   ¿Cómo se cría un caballo de carrera?, se le preguntó a Sebastián Rivera, dueño de varios animales que compiten en la zona y en los hipódromos oficiales de La Plata, San Isidro y Palermo.  

   --En mi caso soy criador, o sea que tengo mi haras donde los caballos se reproducen. El periodo de gestación dura 11 meses y recién a los 6 o 7 meses de nacido realiza el destete de su madre.

   "De todas formas recién comienza a ser domado a los 2 o 3 años y se encuentra listo para correr después de los 3 años. Antes se le hacen estudios para ver si los cartílagos y sus extremidades están desarrolladas como para poder iniciarse en la actividad sin que sufra lesiones".

   --Se dice que en muchos casos se aplican diferentes medicamentos para acelerar ese proceso y ponerlos en las pistas cuanto antes. ¿Es así?

   --¿Existe algún futbolista o deportista al que se le pueda suministrar alguna droga para que debute en primera antes de tiempo? La respuesta es no y con los caballos sucede lo mismo: hay un proceso que por la salud y el bienestar del animal hay que respetar y ese proceso es diferente en cada caballo.

   "El caballo de carrera se inicia en la actividad a los 3 años, tiene su plenitud a los 4 años o 4 y medio, y compite hasta los 7. El resto de sus años de vida los pasa en el campo o se lo destina a otra actividad.


Niegan que exista maltrato.

   --¿Se los golpea para que aprendan a correr a la par de otro caballo, entrar a las gateras o para domarlo?

   --Para nada. Estos animales son muy sensibles y si llegan a sufrir maltrato nunca te van a responder ni van a servir para competir. No digo que no pueda haber tipos que maltratan, como ocurre con dueños de perros o tipos que golpean a sus hijos o mujeres.

   "Si llego a ver que alguien no le da buen trato a uno de mis caballos le prohíbo que se acerque. Es algo inadmisible".

   --Se asegura que el 90% de los caballos de carrera son dopados con sustancias ilegales como cocaína para que rindan al máximo.

   --Eso tampoco es así. Quienes estamos en la actividad deseamos que nuestros caballos compitan en los hipódromos oficiales y en esas competencias hay controles antidoping al primero y al segundo. Y en caso de dar positivo hay sanciones y no se pagan los premios que se ponen en juego.  

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "No voy a negar que algunos puedan utilizar sustancias prohibidas, pero no es así en la mayoría de los casos. De hecho hay cuadreras en algunas ciudades donde se realizan controles y pretendemos que en Bahía también se impongan".

   --¿Y el uso de anabólicos para mejorar el rendimiento?

   --En el caso de los anabólicos se evitan porque es perjudicial e incluso lo predispone a lesiones y a una menor vida útil para las carreras. Todos los medicamentos que se le administran a un caballo son legales o para mejorar su salud o rendimiento.

   --Otra de las críticas a la actividad es que los caballos se descartan si se lesionan y no sirven más para las carreras.

   --Tampoco es así...mirá, (mientras señala a una yegua de 2 años con la pata vendada). Ella nunca fue montada y un día se lastimó la pata trasera con un alambrado del campo. Hace 8 meses que la curamos todos los días y le damos el mismo tratamiento que a un caballo que está en competencia, aunque no sabemos si va a poder correr.

   --¿Y en caso de que no pueda correr qué se hace?

   --Volverá al campo y vivirá los 20 o 25 años que viven estos animales en ese lugar. No se va a descartar.


Empiezan a competir a los 3 años.

El debate por el negocio

   --Otro argumento en contra de las carreras es que se explota al animal para ganar plata.

   --Tampoco es así. Quienes nos dedicamos a esto lo hacemos porque nos apasiona y a la larga es un mal negocio o se pierde dinero. De hecho en los últimos años cerraron muchísimos haras o criaderos.

   "La excepción es que uno pueda tener a un caballo que sea una especie de Messi de la actividad, pero ¿cuántos Messis tenemos en el fútbol? En caso de que sea un virtuoso es probable que se gane dinero, pero la verdad es que la mayoría pierde plata".

   --También se dice que esto genera juego y ludopatía

   --Cuando se corre en la zona la mayoría de los espectadores va a presenciar las carreras y nada más. Hay juego y apuestas pero son los menos. De hecho para participar de una carrera los que ponemos la plata somos los dueños de los caballos. Se establece un monto y el que gana se lleva el pozo.

   –-¿Cómo es un día en la vida de un pura sangre?

   –El caballo de carrera vive en un stud donde tiene viruta para recostarse, agua y comida de manera permanente. A la mañana se lo entrena con algún trote y a la tarde se lo saca a caminar. Una vez por mes viene el veterinario a controlar su salud, el herrero para mirarle las herraduras y el cuidador que hace un trabajo casi permanente para mantenerlo limpio, tanto a él como al lugar que habita.

   "Para cuidarlos, y dependiendo de cada animal, no se lo monta todos los días, sino que muchas veces se lo hace trotar solo, con otro caballo a la par. Cada caballo compite una vez al mes o cada 25 días y según las distancias las carreras que se pretenden organizar en nuestra ciudad duran entre 30 segundos y un minuto".


Las carreras durarían entre 30 segundos y un minuto.

La mitad del Concejo ya está a favor de la prohibición

   Mientras se analiza el proyecto de ordenanza que pretende prohibir las carreras en el distrito, hay fuerzas políticas que ya tomaron postura. De los 24 concejales hay 12 que por el momento se encuentran dispuestos a prohibir la actividad.

   Desde el Frente de Todos (11 concejales) anticiparon estar a favor de aprobar el pedido de los proteccionistas. Lo mismo opinó Gabriela Schieda UCR-Arturo Illia. “Sería retroceder 50 años en cuestiones de derecho animal”, dijo.

   “Volver a promover este tipo de actividades nos parece un retroceso para la ciudad. No vemos motivos que lo justifiquen y sí hay causas que ameritarían que se las desalentase desde el Estado: entre ellas, las que tienen que ver con la salvaguarda de los derechos de los animales, con desincentivar cualquier forma de maltrato y, desde el punto de vista humano, prevenir la adicción al juego y a actividades para nada constructivas”, opinó Gustavo Mandará (Frente de Todos).

   “En relación a los animales, aun estando a la vanguardia del país en muchos aspectos, la ciudad tiene otras urgencias que deberían marcar otras prioridades”, agregó.

   En Juntos por el Cambio pretenden tener más información al respecto e incluso anticiparon que los organizadores de cuadreras pedirían en las próximas horas una reunión para dar a conocer cómo se va a desarrollar la actividad y detalles de la misma.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias