Expectativas renovadas

Percaz: “Hay que sacarse el sombrero con los que hicieron posible esto”

9/2/2020 | 06:30 |

El Paisanito, campeón 2010 de la Clase 2, palpitó el regreso del Turismo Nacional a Bahía Blanca, tras casi 10 años. Justamente, el piloto de Villalonga fue uno de los últimos vencedores en el Ezequiel Crisol

Fotos: Archivo- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa de hoy)

   Sus raíces están en Villalonga, pero buena parte de su corazón se encuentra en Bahía Blanca, ciudad donde cosechó amigos, vivencias y de los más gratos recuerdos deportivos.

   El regreso del Turismo Nacional al flamante Ezequiel Crisol de Aldea Romana, en el marco de la primera fecha a disputarse el domingo 23 del corriente, representa un acontecimiento sumamente especial para Adrián Percaz, histórico animador de la divisional.

   “Tiene un significado muy lindo correr en Bahía, porque yo tengo el mejor recuerdo que nadie puede tener: haber logrado un campeonato argentino. Creo que a nadie se le ha dado, salir campeón ganando la carrera y que esa carrera haya sido la última del autódromo hasta hoy. Soy un agradecido de haber logrado algo semejante”, nos cuenta Percaz, recordando la primera de sus dos coronas obtenidas en la Clase 2.

   Curiosamente, aunque ninguno podía saberlo entonces, aquel fin de semana de diciembre de 2010 se trató del último rugir de motores en el predio de Aldea Romana. Por tal motivo, la insignia Adrián Percaz quedó registrada, junto a la de Pablo Piumetto (Clase 3), como el último vencedor.

   No es para menos el vínculo del Paisanito con nuestra ciudad, donde, además de hacer las veces de “local”, logró coronar aquello por lo que todo piloto se vuelca en el mundo de las competencias.

   “Volver a Bahía me da mucha satisfacción por los recuerdos. Acá estudié, hice amigos y corrí muchos años. Pero lo más importante es que estamos con familiares, amigos y muchos conocidos; lo que significa competir en cualquier circuito donde uno se considere local. Tanto acá como en Viedma, yo me siento local”, puntualizó.

   Admirable vigencia de la familia Percaz en el TN, una aventura que inició Néstor a mediados de los 80' y que continuó Adrián desde 2004 a la fecha, con todas las transformaciones que la divisional fue sufriendo con el paso de los años.

   “Sabemos que correr se pone cada vez más bravo, pero lo seguimos haciendo muy a pulmón en el taller familiar y atendiendo todo el auto nosotros. Gracias a Dios tenemos una sólida estructura armada como equipo desde hace años, sino no se podría seguir en ésto. Gracias a todo lo que se hizo durante los últimos años, yo hoy puedo seguir compitiendo”, confesó Adrián, también campeón de la Clase 2 en 2015.

   “Si bien Bahía será una carrera más barata por la cercanía, ese gasto de traslado será mínimo en comparación a las demás carreras, por lo que será un año muy difícil en cuanto a presupuesto. El hecho de poder correr en Bahúa, Viedma o cualquier circuito cercano, hace que uno pueda dejar de lado eso que tanto duele y poder disfrutar a pleno”, enfatizó.

“Habrá sobrepasos”

   Claro está, Percaz también le dedicó unas palabras a las prestaciones del renovado circuito “Ezequiel Crisol” de poco más de 3000 metros de extensión; juicio que, por razones obvias, se sustenta en la simple impresión visual.

   No obstante ello, el Paisanito, quien afrontará una nueva temporada a bordo de un Ford Focus en la competitiva y reñida Clase 3, confía en que el mismo brindará lo necesario para que el TN pueda lucirse en competencias.

   “No tuve la chance de verlo terminado, pero creo saber bien cómo es el trazado. Esperemos que en competencia sea lindo para manejar y salgan buenas finales. Lo que sí te puedo decir es que será un trazado más lento que en el pasado, porque ahora tenemos una horquilla en la primera curva y un retome trabado”, contó.

   “Eso hay que verlo como algo positivo, porque uno entiende que permitirá sobrepaso. Tengo una incógnita grande con muchas curvas, pero estoy seguro que saldrán muy buenas carreras, porque en cualquier circuito el TN tiene espectáculo. La perspectiva clara la daré cuando haya girado, pero tengo toda la esperanza que saldrán buenos espectáculos”, confió el de Villalonga.

   Amén de las características del dibujo, del asfalto, la extensión del circuito, etc; Percaz dejó en claro el valor primordial de la cuestión...

   “Lo principal es que se terminó una obra fantástica. Después si tenés un circuito lento o no, se podrá trabajar en un futuro. Acá hay que sacarse el sombrero para todos los que hicieron posible que el circuito esté listo nuevamente”, cerró el Paisanito.

"Siempre tengo fe"

   En el plano deportivo, Percaz renovó su apuesta en la divisional mayor, donde para la presente temporada podrá sacar provecho de una implementación reglamentaria en su unidad.

   "El rendimiento del Focus será mucho mejor que el año pasado, ya que ahora se implementó el baúl y eso, aerodinámicamente, lo hará más rápido; especialmente en curvas de mediana y alta velocidad", confió Adrián.

   "Siempre me tengo fe, sino no iría a correr. Nunca pierdo la esperanza de poder ser protagonista y pelear adelante. Ojalá se pueda arrancar bien el año cerca de casa, ver la vandera de cuadros y terminar bien adelante", reconoció.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias