También pensamiento crítico

Trabajo en equipo e inteligencia emocional, habilidades a tener en cuenta tras el COVID-19

5/12/2020 | 06:30 |

“Es necesario contar con personas con un sentido alto de esfuerzo colectivo, colaboración y solidaridad. Con la pandemia se ha tomado otra perspectiva”, dijo Julieta Felix.

Ing. Julieta Felix, consultora de Adecco Bahía Blanca. / Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Audionota: Malena Ruppel

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   Algunos de los no pocos cambios que se están produciendo como consecuencia de la cuarentena por la pandemia del Covid-19 los internalizamos a medida que van transcurriendo estos días, semanas y meses.

   En tal sentido, la vida cotidiana incluye a nuestros vínculos laborales. O nuestros vínculos labores incluyen a la vida cotidiana, habida cuenta de la estrecha vinculación por el aislamiento social y demás.

   De todas maneras, algunas precisiones ya pueden interpretarse para el futuro laboral pospandemia.

   “Para los puestos administrativos que continúan su trabajo en modo home office, que es un número importante en nuestra ciudad, reforzaría una habilidad que es requerida desde hace varios años pero que, con la pandemia, toma otra perspectiva: la habilidad del trabajo en equipo sumado a la inteligencia emocional”, sostuvo Julieta Felix, consultora de Adecco Bahía Blanca.

   “Es necesario contar con personas con un sentido alto de esfuerzo colectivo, colaboración y solidaridad”, explicó.

   “También que trabajen bien conectadas y con buena comunicación”, manifestó.

   Felix añadió que se necesitarán personas que tengan muy desarrollada la capacidad de liderazgo y el pensamiento crítico, a fin de conducir a los equipos de manera eficiente y así lograr los objetivos.

   “Sin duda, sea cual sea el puesto, todos debemos desarrollar las capacidades que, en un futuro no muy lejano, serán sí o sí excluyentes: la sabiduría tecnológica”, comentó Felix, en diálogo con La Nueva.

   “A medida que surgen más y nuevas formas de producción, y diferentes sistemas específicos para el funcionamiento de la empresa, se requerirán personas que, con facilidad, se adapten y aprendan a utilizar todas las herramientas que la tecnología nos ofrece, y ofrecerá”, explicó. 

   Felix comentó que las habilidades antes mencionadas siempre han sido requeridas en la firma en la que se desempeña, pero se acentúa la búsqueda de personas con algunas, o varias, de estas cualidades.

   “Una de las más importantes es la flexibilidad”, aseguró.

   “Quienes están aún trabajando y han logrado sostener su empleo demostraron, sin dudas, la capacidad de ser flexibles”, añadió.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Desde el puesto más operativo, al más estratégico, se han adaptado rápidamente a una situación que nos desestabilizó a todos”, dijo.

   “Por ejemplo, en Bahía Blanca, con el polo petroquímico y las empresas de servicios industriales, nosotros trabajamos con perfiles operativos que han tenido que ajustarse a un desempeño con menos compañeros en cada turno, adaptarse a los protocolos y a las nuevas reglas instaladas”, sostuvo.

   “Nada es fácil. Y todo esto requiere también habilidad y predisposición a un aprendizaje continuo”, aseguró Felix, quien es bahiense y, además, ingeniera industrial por la UNS.

   También se ha comprobado que la pandemia aceleró las transformaciones digitales en las empresas que, por la misma razón, tratan de ser más resistentes a futuras crisis e interrupciones.

“Los individuos con una gran inteligencia emocional serán codiciados por organizaciones de todos los tamaños y en todas las industrias”, dijo Felix.

   El pensamiento crítico es otro de los factores a tener en consideración respecto del nuevo ámbito laboral tras el Covid-19.

   Tras la aparición de noticias falsas y tergiversación de datos y estudios, habrá otra valorización de quienes puedan evaluar en forma objetiva información de diferentes fuentes para determinar su credibilidad.

   “Las organizaciones deberán confiar en el pensamiento crítico de sus empleados para comprender qué información debe constar en la toma de decisiones”, sostuvo Felix.

Distanciamiento social y trabajo remoto

   De acuerdo con un estudio de Adecco, habrá otras habilidades laborales que tendrán mayor demanda en la fase posterior al Covid-19. Estas son algunas de ellas:

   —Adaptabilidad y flexibilidad: Deberemos adaptarnos a todo tipo de lugares de trabajo en constante evolución.

   —Sabiduría tecnológica: Quienes sean capaces de ayudar a las empresas a explotar las tecnologías estarán en una excelente posición para encontrar empleo.

   —Creatividad e innovación: En un mundo posterior al coronavirus, se requerirá ingenio humano para inventar e imaginar nuevos productos y formas de trabajar.

   —Alfabetización de datos: Con la información correcta, las compañías pueden predecir mejor el impacto de futuras interrupciones en el negocio y pueden servir mejor a los clientes.

   —Creatividad e innovación: Los profesionales con habilidades digitales, incluida la codificación, el desarrollo web y el marketing digital, serán más importantes que antes. Los individuos con capacidad para mantener funcionando y prosperando el negocio digital durante las recesiones económicas o las pandemias desconocerán qué es estar sin trabajo.

   —Liderazgo: El hecho de contar con un mercado laboral que se apoye en las máquinas y en el que, seguramente, el distanciamiento social y el trabajo remoto sigan presentes, hará que muchos trabajadores terminen liderando a otros.

   —Aprendizaje continuo: Para 2025 cambiará el 35 % de las habilidades que, hoy, se consideran esenciales. Sólo hay una manera de seguir siendo relevante en la era pos Covid-19: comprometerse con una vida de aprendizaje.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias