ABSA rechazó a la OMIC como organismo para pedir que no se cobren las facturas

30/12/2020 | 12:13 |

La empresa que brinda el servicio de agua desconoció al ente local de defensa del consumidor y pidió que los planteos se canalicen a través de la Autoridad del Agua.

Vecinos sin agua, en una reciente protesta. (Foto: Rodrigo García - La Nueva.)

   La empresa Aguas Bonaerenses SA rechazó los recientes reclamos de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) respecto de la falta de agua en numerosos barrios de Bahía Blanca.

   ABSA sostuvo que el ente de defensa del consumidor que depende del Concejo Deliberante no tiene competencia para solicitar que no se cobren las facturas a los usuarios que se vieron perjudicados por la falta de servicio, bajo el argumento de que se trata de una prestación de carácter provincial y la OMIC solo cuenta con atribuciones de nivel municipal.

   "Se concluye entonces que esa dirección municipal ha extralimitado las funciones que le son propias, avanzando sobre el único organismo de control competente sobre el servicio público a cargo de este concesionario, eso es la Autoridad del Agua (ADA) de la Provincia de Buenos Aires", indica la respuesta emitida por la compañía.

   De este modo, ABSA deriva en el ADA la responsabilidad de canalizar los reclamos.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   La directora de la OMIC, Mercedes Patiño, se presentó en las oficinas de ABSA ubicadas en 14 de Julio y Pilmayquén el 11 de diciembre, con un listado de quejas de usuarios.

    "Hay que hacer obras de infraestructura importantes, estamos pidiendo medidas paliativas y por otro lado lo que pedimos es el no cobro de las facturas por el servicio no prestado", señaló Patiño en esa oportunidad.

   Respecto de las obras, desde ABSA replicaron que las autoridades de la empresa y de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Provincia presentaron un plan de contingencia durante su visita a la ciudad a comienzos de este mes.

   Los problemas con el agua llevan décadas en Bahía Blanca. En esta oportunidad la escasez en diferentes barrios comenzó a fines de octubre y se fue profundizando con el avance de las altas temperaturas. La posibilidad de que este verano permanezca más gente de lo habitual en la ciudad debido a la pandemia podría agravar la situación.

   Para colmo, en los últimos días se agregaron los inconvenientes con el sabor y el olor del líquido, a partir de la aparición de algas en el dique Paso de las Piedras.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias