Un festival para el Señor del Tango

5/1/2020 | 11:46 |

Un homenaje merecido

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   Hace 52 años, en enero de 1967, se realizó en el estadio del club Estudiantes de nuestra ciudad, Santa Fe 51-- un festival del tango en homenaje a Carlos Di Sarli, el talentoso músico y compositor de tango.
   Pianista de excelencia, siendo un adolescente Di Sarli viajó a la Capital Federal a probar suerte en la música ciudadana. 
   En poco tiempo se convirtió en un referente de la música ciudadana y uno de los principales animadores de la época de oro del tango.   
   Un estigma persiguió a Di Sarli en su vida: el ser difamado como una persona "mufa", en un país que se apega a "respetar" esos maliciosos calificativos. 
   Esa condición, aunque suene a increíble, sigue tomando forma cuando se rescata su figura tanguera, su inigualable calidad como intérprete y el haber sido uno de los referentes de la música ciudadana.
   Aquel mote no fue tenido en cuenta cinco décadas atrás, cuando el Círculo Amigos del Tango local organizó varios actos en su memoria, incluido el mencionado festival, al cumplirse el séptimo aniversario de la desaparición física del denominadob "Señor del Tango".
   Las actividades se iniciaron temprano, con una misa oficiada en la Catedral, a la cual concurrieron, además de allegados y admiradores, la viuda de Di Sarli y algunos de sus hijos. 
   Cerca del mediodía se impuso su nombre a una plazoleta ubicada en calle 12 de Octubre. 
   Por último, a las 22 comenzó el festival, que contó con la participación de Mercedes Simone y Roberto Rufino, además de valores autóctonos como Nicolás Tauro y orquesta (con la voz de Roberto Alsina), Víctor Alarcón y su Conjunto de Vanguardia, Alberto Randall y el sexteto de Aníbal Vitale, con la voz de Gloria Díaz. 
   Bahía Blanca, ciudad a la que Di Sarli dedicó un tango maravilloso, cumplía con su obligación.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias