Los grandes proyectos para Bahía y su puerto que podrían tener una definición en 2020

4/1/2020 | 06:30 |

El heterogéneo abanico de iniciativas en danza, pese a la crisis, está conformado por varias propuestas privadas y estatales. 

Adrián Luciani / aluciani@lanueva.com

   Tras un 2019 con sabor a poco, varios son los grandes proyectos para Bahía Blanca y su área portuaria que podrían tener una resolución favorable durante el año que recién se inicia.

   La mayoría de estas iniciativas viene siendo motivo de análisis desde hace más de dos años y algunas de ellas, sobre en el caso de compañías con participación estatal, dependerán del rumbo que decida otorgarle la nueva administración de Alberto Fernández.

   A continuación se detallan los proyectos existentes en materia energética, logística y tecnológica, cada uno con distinto grado de avance en lo que hace a estudios técnicos y perspectivas económicas.

Amazon

   Luego de la compra de tierras, en octubre pasado, ahora habrá que esperar hasta marzo para comenzar a ver otras acciones concretas por parte de Amazon en lo que se refiere al futuro centro de datos que el gigante mundial pretende instalar en Bahía Blanca con una inversión que supera los 800 millones de dólares.

   La empresa estadounidense ya dispone de tres predios donde funcionarán cuatro subzonas francas como desprendimientos de la zona franca madre Bahía Blanca – Coronel Rosales.

   La subzona franca Sur tendrá 7 hectáreas y está ubicada en el sector de la Cueva de los Leones, a mano izquierda saliendo por la ruta 33. 

   La subzona Central posee 39 hectáreas y estará en el kilómetro 723,5 de la ruta provincial 51, saliendo de Bahía unos pocos kilómetros a mano derecha. 

   La subzona Norte, con 29 hectáreas, está en el distrito de Rosales, a cinco kilómetros del desvío a Punta Alta, sobre la mano derecha de la ruta 3 Norte.

   En cuanto a la denominada IT Park, esta subzona franca estará en un predio de 58 hectáreas ubicado junto a la Central, en la ruta 51.

   Precisamente esta última podría albergar otra gran inversión en los próximos meses como parte de los proyectos asociados que casi siempre llegan tras una inversión de Amazon.

   La empresa con sede en Seattle tiene plazo hasta el 1 de noviembre para comenzar las obras de infraestructura y la idea es que todo esté operativo el primer trimestre de 2021.

   Se estima que los trabajos de construcción emplearán unas 900 personas. 

   Luego, ya en funcionamiento, la cantidad de empleados será de 450, en su mayoría profesionales calificados.

Ampliación de Profertil

   También los próximos meses serán claves para otra gran inversión prevista en Bahía Blanca. En este caso se trata de una nueva planta por parte de Profertil, la cual estará emplazada junto a la actual, en el sector conocido como Cangrejales.

   Ya se han dado pasos muy importantes en lo que hace a la resolución técnica del proyecto y ahora dependerá de las nuevas autoridades de YPF si dan luz verde o no al proyecto. 

   Según trascendió la otra parte de Profertil (en manos de los canadienses de Nutrien), está entusiasmada con la idea.

   Marzo seguramente será un mes de novedades para una futura planta moderna, capaz de duplicar la producción y con mucho menos consumo de agua.

   La inversión no será menor, ya se acerca a los 1.500 millones de dólares.

YPF: planta de GNL

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   La construcción de una gran planta terrestre destinada a convertir en gas natural licuado (GNL) el gas natural que proviene mayoritariamente de Vaca Muerta y exportarlo, es otra de las iniciativa que podrían ver la luz este año y que posicionan a Bahía Blanca como un lugar estratégico para YPF.

   Hace tiempo que la empresa estatal viene hablando del tema y de hecho no fueron pocas las visitas de técnicos al área portuaria local.

   La última se produjo en diciembre pasado y el acento estuvo puesto en unas 100 o 150 hectáreas ubicadas junto al predio concedido a la minera Vale, entre el puerto local y Punta Alta.

   Si bien no existen dudas en torno a la necesidad de exportar el gas de Vaca Muerta y así generar dólares en un país que los necesita más que el agua, el principal inconveniente de este proyecto reside precisamente en el costo de la inversión necesaria: unos 5 mil millones de dólares.

   Es obvio que semejante cifra se encuentra fuera de escala para una economía en grave crisis, pero la apuesta de YPF es sumar a otros grandes jugadores que extraen el gas patagónico.

   Esta planta terrestre de licuefacción tendría una capacidad de producción de 10 millones de m3 por día, mientras que la unidad flotante que opera en el muelle de Mega apenas llega a 2,2 millones de m3 diarios.

   Aparentemente el proyecto cuenta con el visto bueno de las nuevas autoridades nacionales, aunque hasta el momento no ha habido información oficial en tal sentido.

Planta privada de GNL

   Pero el de YPF no es el único proyecto destinado a construir una planta terrestre de licuefacción. Como se vino informando, este año habrá una definición por parte de la firma estadounidense Excelerate Energy y Transportadora de Gas del Sur (TGS) para construir una terminal de GNL en el puerto local.

   La idea es arrancar con instalaciones capaces de procesar 4 millones de m3 diarios, escalable hasta 16 millones de m3, mediante almacenamiento flotante, con una inversión estimada que va desde los 600 y los 800 millones de dólares.

   Si bien su capacidad inicial de producción será menor a la  de YPF (10 millones de m3 diarios), esta es de más rápida ejecución y menores costos.

   Según directivos de Excelerate a comienzos de este año se avanzará en la decisión e iniciación de las obras.

El tren a Vaca Muerta

   Donde el panorama no aparece tan claro y son muy pocos los que aún le ponen alguna ficha es en lo referente a la construcción del ramal ferroviario a Vaca Muerta.

   Tras el fracaso de la licitación iniciada por el anterior gobierno nacional por los cupos de carga en el tren Bahía – Añelo, el proyecto terminó en el fondo del mar, sobre todo por el escaso interés despertado entre las petroleras.

   Sí quedó plasmado el apoyo del Consorcio de Gestión del Puerto local no sólo al ofertar un cupo de cargas, sino al adelantar su intención de construir al menos 20 kilómetros de vías en nuestro distrito, a manera de contribución concreta a la idea.

   Obviamente esto no alcanza y en realidad habrá que ver su el gobierno nacional decide impulsar finalmente una idea que hasta ahora transita por vía muerta.

Obras viales

   Este año también marcará el inicio de una gran obra vial vinculada con el puerto: la autovía de Dasso, un proyecto que ronda los 200 millones de pesos y será costeado en partes iguales por el Consorcio de Gestión y el Municipio. Los trabajos fueron licitados y y adjudicados a una unión transitoria de empresas local. Se estima que en los próximos días comenzarán las obras.

   Diferente es el panorama de otras dos iniciativas en marcha: las autopistas de Sesquicentenario – El Cholo y ruta 33.

   Ambas continúan ejecutándose a un ritmo muy lento, al borde de la paralización, y la mejor noticia sería lograr una confirmación oficial en torno a su continuidad.

   También sería una excelente novedad para Bahía que la Provincia decida continuar la autovía de Circunvalación entre La Carrindanga y avenida Cabrera, aunque las chances son muy pocas.

   Precisamente dicho tramo requiere la construcción de al menos dos grandes puentes sobre el arroyo Napostá y las vías del ferrocarril, lo que encarece sensiblemente el costo de la obra.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias