En dos años entraron por Bahía 208 aerogeneradores

20/7/2019 | 06:30 |

En menos de dos años ingresaron 208 molinos eólicos destinados a los parques de energía renovable de la región y otras provincias.

Adrián Luciani / aluciani@lanueva.com

   Pese a la dura competencia de otras terminales, el puerto de Bahía Blanca supo aprovechar las oportunidades que se le presentaron a partir del desarrollo de la energía eólica en el país.

   En menos de dos años  pasaron por los muelles locales 208 aerogeneradores y sus componentes y se estima que en lo que resta del año se sumarán 74 unidades más, según datos aportados por el Consorcio de Gestión del Puerto.

   Se encuentran comprometidos 12 para la China Envision, 11 para General Electric y en Tornquist  27 para el  parque Mataco y 24 para el San Jorge.

   Esto  demuestra que no resultaron desmedidas las estimaciones lanzadas años atrás cuando se proyectó que sobre un tráfico de 1.000 aerogeneradores en el país, unos 500 iban a canalizarse por Bahía.

   Incluso también se cumplirán los pronósticos que anunciaban el arribo de 40 buques entre 2017 y 2020.

Dos sitios principales

   Desde que se inició el proceso todos los equipos se movilizaron por los muelles Multipropósito de Patagonia Norte, en Ingeniero White, y sitio 5 de Galván.

   En cuanto al transporte terrestre de los aerogeneradores, la logística fue realizada principalmente por las empresas de transporte Loginter  y Crexell.

   En 2017, de la mano de inversiones multimillonarias atraídas por una nueva legislación en materia de energías renovables, comenzaron a llegar al puerto local buques con los distintos componentes de los molinos eólicos.

   Los dos primeros llegaron al puerto el 23 de octubre de 2017. 

   Desde allí, en tan solo ocho meses, otros ocho buques con partes de aerogeneradores llegaron a nuestra ciudad, arrojando un total de diez embarcaciones en 283 días, es decir una cada 28, todo un logro para la terminal portuaria local, escogida por sobre otras competidoras del país.

Hacia otras provincias

   En agosto del año pasado se produjo un hecho no menos relevante ya que luego de tras el amarre de nueve buques con aerogeneradores destinados a la región, se produjo la llegada de un barco con componentes para un parque eólico ubicado fuera de la provincia de Buenos Aires, más precisamente en General Acha, La Pampa.

   Esta tendencia de recibir equipos para un hinterland que alcanzó otras provincias se fue incrementando con el paso del tiempo, llegando por ejemplo a Neuquén, y hoy es motivo de orgullo para las autoridades portuarias.

   Para poder canalizar este tráfico y competir exitosamente con otros muelles, el puerto local tuvo que emprender un proceso de adecuación, no sólo de su operatoria, sino también de sus instalaciones, el cual concretó de manera rápida y acertada.

Más infraestructura

   En tal sentido la  descarga de los equipos se realizan en dos áreas diferentes del puerto: la subzona franca de Puerto Galván -la primera en el país y gestionada y concretada sobre 5 hectáreas a partir de las necesidades que generaba la logística de los aerogeneradores- y en una playa del muelle multipropósito en el puerto Ingeniero White.

   A esto debe sumarse la playa logística desarrollada sobre casi 13 hectáreas  ubicadas en Loma Paraguaya, en proximidades a la refinería que opera el grupo Trafigura.

Equipos pesados

   El desafío logístico consistió en adecuar la infraestructura existente para movilizar por caminos y rutas equipos de grandes dimensiones. 

   Por ejemplo, debe tenerse en cuenta que en un aerogenerador hay 4 componentes principales: las aspas (de entre 65 y 75 metros de longitud), las torres (hasta 120 metros en 3 o 4 tramos), el generador y un hud (perno que sujeta y que pesa más de 4 toneladas).

   A esto se sumó el hecho de que estos equipos requieren toda una logística especial y aspectos aduaneros específicos.

Una rebaja de tasas que también influyó

   Otra de las medidas que seguramente contribuyó a posicionar a Bahía como puerto líder en el tráfico de aerogeneradores fue la rebaja de tasas instrumentada a partir del 1 de noviembre de 2018.

   Se aplicó una disminución del 15 % en la Tasa a las Cargas para determinado tráfico de importación relacionado a cargas correspondiente a energías renovables, insumos para el desarrollo de Vaca Muerta y carga contenerizada. 

   En 2016 se puso en práctica una bonificación tarifaria para ciertos conceptos que representó, en promedio, un 20% de reducción, aún se encuentra vigente.

   Las cargas de energía renovable y las relacionadas con Vaca Muerta vienen siendo grandes protagonistas en la operatoria portuaria local.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias