En el día del voluntario, la alegría de cumplir con la misión de ayudar 

5/12/2019 | 13:12 |

El voluntariado Doña Clara Jaratz, de la Asociación Israelita local, donó una computadora al Servicio de Integración Familiar (SIF). Este Centro de Día trabaja con niños en situación de vulnerabilidad. El té solidario que organiza cada año convocó a 250 personas.

.   Las acciones hablan más que las palabras.

    Es uno de los lemas del voluntariado Doña Clara Jaratz, de la  Asociación Israelita de Bahía Blanca, el cual llevó a cabo una nueva edición de su té solidario con una convocatoria de 250 personas.

   Durante el evento, sus integrantes donaron una computadora al Servicio de Integración Familiar (SIF), Centro de Día trabaja con niños en situación de vulnerabilidad piscosocial y con sus grupos familiares. 

  La exitosa convocatoria resumida en una imagen.

   El SIF, en su vigésimo año de labor ininterrumpida brinda apoyo psicológico, legal y social a las familias que asisten y lleva adelante talleres de contención, cocina, arte y juegoteca para adolescentes. Participan unos 70 niños con sus grupos.

   Diana Schuartz, una de las voluntarias de Doña Clara Jaratz, expresó su satisfacción por la amplia concurrencia que tuvo el evento que crece cada año y que tiene como fin ayudar a alguna institución con algo concreto (no se entrega dinero).

   En esta oportunidad, la gente se acercó con mucha alegría a colaborar y a degustar las exquisiteces de la comida judía y a presenciar y hasta participar de sus danzas típicas.

  Bailando Rikudin, danza tradicional judía.

   “No es fácil organizar un té solidario para 250 personas porque en el voluntariado somos 30 personas, que afortunadamente, pensamos muy diferente, pero más allá de estar o no de acuerdo siempre priorizamos estar juntas para ayudar”, dijo.

   “El té se ha convertido en un evento muy solicitado por la comunidad bahiense. Es una tarde de camaradería, para colaborar, disfrutar y pensar en el otro”, añadió.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En la previa, organizando las mesas y el salón.

   Subrayó  que cada voluntaria o voluntario elige con qué tarea quiere acompañar, por afinidad o familiaridad, pero una vez que lo hace, asume el compromiso y lo toma como una obligación.

   “El té fue un éxito, la gente se fue con mas ganas de bailar,  fue una fiesta. Cada día se espera mas y cada año nos deja este sabor de disfrute, de labor cumplida y hermandad en acción. Juntas para los demás”, concluyó.

   Por su parte, Zulma Poliansky, otra de las voluntarias, aseguró que ya a mitad de año la gente empieza a preguntar por el té porque está instalado como hito cultural y comentó que una vez finalizado el evento son muchas las devoluciones maravillosas respecto a la organización y hasta reciben pedidos de recetas de la cocina judía.

   En la actualidad, el voluntariado forma parte de la Red Bahía de Organizaciones Sociales.

 Historia y actividades del voluntariado Doña Clara Jaratz

   El voluntariado Doña Clara Jaratz nació durante la crisis socioeconómica de 2001 por iniciativa de un grupo de pioneras quienes entonces recibían donaciones del Joint, institución internacional que surgió en Europa luego del Holocausto y que, más tarde, salió al encuentro de la instituciones judías que necesitaran ayuda.

   Estas pioneras brindaban ayuda y asistencia a miembros de la colectividad que estuvieran atravesando una difícil situación y, en algunos casos, desesperante. Había que cubrir necesidades de empleo, alimentos, vestimenta y medicamentos, entre otras.

   En el año 2003 el voluntariado creó un microemprendimiento a través del cual se le enseñó a la gente a elaborar dulces, comercializarlos y se les brindó capacitación en manipulación de alimentos y en elaboración de platos de la cocina judía.

   Las mermeladas artesanales Bobe Clara se vendieron en las góndolas de los supermercados. 

   Paralelamente se creó una mensajería que sigue activa hasta nuestros días. Actualmente, el voluntariado está compuesto por 30 integrantes.

   Además de asistir y brindar contención a sus asistidos  de la comunidad judía cada año se elige a una institución de la comunidad para brindarle ayuda. Se han realizado donaciones al Centro de Rehabilitación y Biblioteca Popular Luis Braille, Panificadora Nuevo Sol, Centro Social Natan, Hogar Margarita y Hogar Don Orione, entre otras entidades.

   Durante el año participan en la feria de las colectividades con comidas típicas, organizan obras de teatro a beneficio y convocan a charlas y capacitaciones. También se efectúan donaciones de juguetes nuevos y de otros aptos para ser reparados por las instituciones que los reciben en ocasión del Día del Niño.

   Día del voluntario. Desde 1985, la Asamblea General de las Naciones Unidas decretó el 05 de Diciembre como el Día Mundial del Voluntario y Ciudadano Ambiental, Con el fin de promover y reconocer la labor de todas aquellas personas que de manera gratuita y solidaria dedican su tiempo y esfuerzo a apoyar causas de bienestar común, cada 5 de diciembre, celebramos a nivel mundial el Día Internacional de los Voluntarios (DIV).

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias