Enero muestra dos caras bien definidas en cuanto al alojamiento

Enero muestra dos caras bien definidas en cuanto al alojamiento

14/1/2019 | 06:30 |

Después de una primera quincena floja, los prestadores hablan de una elevada ocupación para la segunda.

Enero muestra dos caras bien definidas en cuanto al alojamiento

El tiempo también marcó sus altibajos durante el primer mes del año. Cuando fue bueno, la playa explotó de gente. Fotos: Emmanuel Briane - La Nueva.

   Una primera quincena que ha mostrado varias intermitencias y una segunda parte del mes con un nivel de reservas que se acerca bastante al 100%, es el balance que arroja el nivel de ocupación para enero.

   Como siempre, según reconocen distintos prestadores, se cumplió la regla de todos los años: lleno hasta el primer día del año, caída estrepitosa de la ocupación hasta la Fiesta de Reyes y un constante repunte para desembocar en la vedette de cada temporada: la segunda quincena de enero.

   Además, a esto se suma una tendencia que se viene dando hace varios años, como es el fuerte incremento de reservas para la primera parte de febrero, fundamentado en la baja de precios.

   Arturo Corral, desde Gojenola Propiedades, señaló que hasta el día 6 se dio “un enero flojo”.

 

   “Ahora tenemos casi todo ocupado y reservado hasta fin de mes. Además, las reservas para febrero vienen muy bien”, aseguró.

   Los privados, comentan, debieron bajar un poco sus pretensiones para alquilar: si alguien pedía 3.500 por su casa o departamento, terminó resignando hasta 1.000 pesos diarios para conseguir huéspedes. Muchas de estas operaciones se terminan haciendo por fuera del circuito formal, a través de páginas especializadas o Facebook.

   Los valores son relativamente similares: parten desde los 2.500 pesos por día para un departamento para cinco personas -se pueden conseguir más baratos, pero son claramente excepcionales-, mientras que para una propiedad frente al mar es necesario pensar en -por lo menos- 4.500. Y si a eso se le suman algunas comodidades, como una pileta, el valor sigue trepando.

   "El aumento generalizado en los alquileres fue del 30%, y no dio para más -señaló federico Blum, desde Blum Inmobiliaria-. Este año no tenemos el público que, en otras oportunidades, llegaba con lo justo a pagar sus vacaciones".

 

Para el segundo mes del año se proyecta un alto nivel de ocupación, motivado en gran parte por la caída del 15% en los precios de alquiler.

 

   Al respecto, reconoció que el período promedio de ocupación no supera los cuatro días, un número que se ubica por debajo de los registrados en los últimos años.

   “En la medida que fue avanzando el verano, la disponibilidad va creciendo y los períodos de locación siguen siendo cortos”, dijo.

 

Los hoteles, abajo

 

   Para los hoteles, la cuestión es más o menos la misma: respecto de 2018, se dio  un 20% menos de ocupación, pero las reservas para la segunda quincena son más que interesantes.

   "El clima es un factor determinante, y durante esta primera parte de enero no contribuyó mucho", lamentó Andrea Díaz, del Hotel Saúl y la Cámara de Hoteleros local.

   "Sin embargo, para febrero hay muchas consultas y el nivel de reservas es bueno", añadió.

 

En la costa atlántica, los números no son para nada positivos


Relevamiento. De acuerdo a relevamientos no oficiales llevados a cabo por cámaras de hoteleros y de comercio de la costa atlántica, en la primera quincena de enero se dio una caída del 40% en los alquileres, respecto del mismo período de 2018.

Comercios. En el caso de los comercios, la caída sería cercana al 47%.

Reducción. En hotelería, se calcula una baja del 36% en hospedajes y una fuerte reducción de reservas para segunda quincena, algo que podría no pasar en Monte Hermoso.

Consumo. En cuanto a consumo y la presencia de público en los espectáculos, el relevamiento  habla de entre el 32% y el 44% abajo. Respecto de las ventas de playa, la disminución alcanzó al 56%.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias