Soluciones que no se hallan a la vuelta de la esquina

16/7/2018 | 08:00 |

Por
Ricardo Salas

“Estamos administrando un momento difícil y no le corremos el cuerpo, pero priorizaremos las cuestiones sociales primero y trabajaremos para que no se pierdan puestos de empleo”, diagnostican funcionarios bonaerenses de Cambiemos respecto de “garantizar” los recursos destinados al denominado gasto social tras la agenda de ajuste que reclama el FMI al Gobierno nacional.

En la Provincia inquieta el millonario recorte de transferencias de Nación. El ajuste de cinturón ya lo escuchó el ministro de Economía, Hernán Lacunza, durante distintas reuniones con el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y su par de Hacienda, Nicolás Dujovne. Las obras de infraestructura son una bandera importante de la gestión de María Eugenia Vidal.

"Estamos transitando meses difíciles. Vamos a seguir acercando medidas para acompañar este momento, que es transitorio”, afirmó la Gobernadora que, aún cuando confía en la recuperación, reconoció que la inflación “es más alta de lo deseada”, al anunciar la vuelta de los reintegros del Banco Provincia en compras en supermercados. Todo un reconocimiento de los efectos de una crisis que inundó de “títulos negativos” a la gestión presidencial de Mauricio Macri.

Los “tarifazos” en los servicios públicos más la evolución del costo de una canasta de productos básicos “por las nubes” en las góndolas de supermercados y comercios puede potenciar el malhumor social de continuar la galopante inflación.

“Nuestra prioridad está en los sectores más vulnerables”, explican desde el área de Desarrollo Social. No habría que descartar la idea de reforzar los recursos destinados a comedores escolares tras las vacaciones de invierno.

En términos electorales, en las diagonales señalan que la marca más poderosa del PRO es Macri, y que la alianza electoral Cambiemos es una marca asociada, con lo cual si se va dañando la potencia de la marca Macri “se van dañando todas las marcas asociadas”. Comentan que el principal causante de la caída de imagen presidencial (incluida Vidal) es el resultante de la falta de confianza generada desde el mismo Gobierno nacional.

Las denuncias por falsificación de documento público y lavado de dinero por la aparición de “aportantes truchos” a la campaña legislativa de Cambiemos del año pasado terminaron salpicando la Gobernación de calle 6. Fundamentalmente, la figura de la secretaria Legal y Técnica, María Fernanda Inza, “apuntada” por su responsabilidad como tesorera de la coalición electoral por el oficialismo.

Pero en medio de la fuerte controversia y con la aprobación del pliego durante la última sesión del Senado, Inza logró luz verde para tomar las riendas de la Contaduría General de la Provincia, organismo de la Constitución encargado de las cuentas de la administración pública, tras la renuncia de Gastón Messineo, quién días atrás había acelerado su salida de la función oficial.

La gobernadora con cierta fragilidad, responsabilizó al kirchnerismo por la denuncia y al sistema de financiamiento de los partidos políticos. No logró enrollar el hilo. También debería revisar su decisión de que los órganos encargados de controlar y auditar los actos de gobierno en la Provincia queden exclusivamente en manos de funcionarios vinculados políticamente al oficialismo PRO.

Coqueteos

Otra foto de acercamiento. Vidal se mostró con el intendente del peronismo “dialoguista” en la Legislatura, Martín Insaurralde. El pretexto oficial fue recorrer una obra hídrica de una estación de bombeo en Lomas de Zamora. La mandamás de Cambiemos ha logrado consensuar leyes con los “dialoguistas” de un PJ que terminó votando con el oficialismo en varias ocasiones.

Es curiosa la posición de Insaurralde porque también busca suceder a la actual Gobernadora en calle 6. Ahora, con el debate por la quita de subsidios estatales al turf, Vidal puede anudar un acuerdo con el “bloque de los intendentes” que conduce Julio Pereyra, otro ex alcalde histórico del peronismo en el Conurbano.

Con el voto de la mayoría de senadores de Cambiemos, el oficialismo logró aprobar la eliminación progresiva de los mil millones de pesos anuales de subsidio al Turf, pero se sabe que la iniciativa gubernamental tendrá una votación por demás compleja en Diputados.

El argumento oficial para el debate parlamentario en la Cámara Joven será idéntico al utilizado en el Senado. Con los mil millones anuales que recibe la industria hípica, en la Provincia se podrían haber puesto en valor 30 guardias de hospitales públicos, adquirir unas 650 ambulancias, construido mil viviendas o haber repavimentado más de 120 kilómetros de ruta. Todo en línea con la estrategia de fortalecer Cambiemos y empoderar a Vidal sin restarle ningún tipo de apoyo legislativo.

¿Mejorará la oferta?

El reinicio de clases después del receso invernal quedó condicionado al resultado de la negociación paritaria salarial del lunes que viene con funcionarios de la Provincia. Hay una certeza: si la propuesta de la Gobernación continúa siendo insuficiente, el sindicalismo docente tiene mandato de sus bases para llevar adelante las medidas que se consideren necesarias. Entramos en la antesala de un período de incertidumbre para toda la comunidad educativa.

“Si comienzan o no las clases luego del receso de invierno, dependerá única y exclusivamente de la voluntad de las autoridades por dar solución a este conflicto”, enfocó la gremialista de la FEB, Mirta Petrocini.

Básicamente la empantanada negociación salarial entre la Provincia y los sindicalistas docentes se judicializó. Empujada prácticamente por un fallo judicial platense, Vidal aceptó volver a sentarse a dialogar con los representantes de los educadores.En sede gubernamental advierten “intencionalidad política” detrás del accionar gremial.

La última oferta “a cara de perro” de la administración Vidal fue un aumento del 10 por ciento hasta junio (y un reconocimiento por presentismo de hasta 3 mil por docente). Ante la falta de acuerdo, la Provincia viene pagando a los docentes aumentos “a cuenta” de la paritaria. El gremialismo docente asegura que los adelantos que definió unilateralmente el Ejecutivo, no conforman salario y se cobran por única vez.

Por la cuestión salarial, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP) que nuclea a 13 mil médicos ya anunció dos próximas huelgas de 24 horas en los 80 hospitales públicos del ámbito bonaerenses y la posibilidad de parar con docentes, judiciales y estatales en la fecha de reinicio de clases. La única oferta de la administración Vidal para empleados de salud pública, hasta ahora, fue de un 15% de aumento en tres cuotas. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias