Agua que hoy va al mar

Con el río Negro, Patagones y Villarino sumarán 750 millones de dólares anuales

5/6/2018 | 06:30 |

Según un estudio de la UNS, si la provincia de Buenos Aires obtiene un cupo de 201 metros cúbicos, se podría regar un quinto de la superficie de ambos territorios. Los beneficios productivos y económicos son impensados para la zona.

Fotos: Emmanuel Briane y Sebastián Cortés - La Nueva.

Hernán Guercio / hguercio@lanueva.com.ar

   El uso de las aguas del río Negro para regar la zona productiva de los distritos de Villarino y Patagones generará un crecimiento del valor bruto de producción en ambos distritos no inferior a los 750 millones de dólares anuales.
   En total, el incremento del producto bruto sería de 750.243.274 dólares, pasando de los 394.859.280 del último año a 1.145.102.554 una década después, lo que representa una suba del orden del 190%, casi triplicando los números de hoy. En cantidad de hectáreas, se pasaría de las actuales 96 mil de Corfo -debido a las restricciones en el uso del agua del río Colorado- a unas 440 mil, lo que representa un quinto de la superficie que totalizan ambos territorios.
   Estos números se desprenden de un estudio llevado a cabo desde la Universidad Nacional del Sur y financiado por la Cámara y la Bolsa de Productos y Cereales de Bahía Blanca, en el que se relevaron unos 1,65 millones de hectáreas de ambos distritos y contempla un cupo de 201 metros cúbicos del río para el territorio bonaerense.

Alguna vez alguien soñó con Corfo y hace 50 años estamos regando 140 mil hectáreas. Sin embargo, con el río Negro no regamos ninguna oficialmente”.
Miguel Tezanos Pinto

   La realidad es que el río Negro arroja unos 500 metros cúbicos por segundo al mar, y parte de ellos se podrían utilizar para reconvertir una pobre zona de secano en una fructífera área de riego. Para ello, se están desarrollando los estudios para determinar los cupos de agua que les corresponden a las provincias de Buenos Aires, Río Negro y Neuquén, y se espera que a fin del año que viene esté listo el proyecto ejecutivo necesario para continuar avanzando en la idea.
   Particularmente, teniendo en cuenta las estadísticas de Villarino y Patagones en la actualidad y haciendo una proyección a diez años, el informe plantea que la producción agroganadera pasará de poco más de 277 millones de dólares a 832 millones, viéndose incrementada un total de 555.890.690 dólares.
   En tanto, en la categoría insumos y jornales, se pasará de casi 118 millones de dólares a poco más de 312 millones, totalizando un aumento de 194.352.584 millones.

   El estudio, presentado días atrás en la Bolsa de Cereales bahiense, se centró en seis sectores perfectamente definidos en ambos distritos: la zona de riego del valle bonaerense del río Colorado, hoy a cargo de Corfo, de poco más de 500 mil hectáreas con, hasta el momento, un potencial de riego de 140 mil; el norte y oeste de Villarino, con 274 mil y 82 mil hectáreas, respectivamente; y tres sectores más en Patagones, dos que bordean el río Negro y uno limitado por el área de Corfo y el mar, sobre la zona de Stroeder, de unas 800 mil hectáreas en su totalidad. En cada una de ellas se determinó el producto bruto, tomando en cuenta variables como producción agropecuaria, consumo de combustible y otros productos, por ejemplo.
   En su totalidad, estas áreas pasarían de poseer 74% de campos naturales, con un 19% de carga animal y 3% de superficie regada, a un 45% de campos naturales, 57% de carga animal y aproximadamente un 25% de su superficie regada.
   Los números a los que se llegó fueron contundentes: de las 92.500 hectáreas que se regaron en el VBRC en 2017, si se le sumase riego desde el río Negro, en diez años se estarían irrigando unas 440 mil, lo que representa un crecimiento superior al 350%.
   En ese período, el consumo de urea crecería un 266%; de gasoil, 157%, y la toma de mano de obra se vería incrementada un 136%. Teniendo en cuenta la producción agropecuaria proyectada, se estima que la cantidad de fletes crecería entre 30 mil y 40 mil por año.

   Al respecto, el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Tezanos Pinto, señaló a La Nueva. que mientras se aguarda la finalización del informe que determine los cupos para las tres provincias ribereñas del río Negro, paralelamente se está avanzando en la elaboración de un proyecto técnico para el uso del agua en Patagones y Villarino.
   “El estudio presentado por la UNS fundamenta la necesidad de ejecutar el proyecto, además de los beneficios que va a traer para estos territorios. En él se plantearon los números y situaciones económicas resultantes, además de cómo mejoraría la producción en caso de usar un cupo de 201 metros cúbicos del río Negro”, sostuvo.
   Al respecto, consideró que la polémica desatada con los representantes rionegrinos debido al uso (o no) de las aguas del río, además del cupo que pretende Buenos Aires, es “una cuestión que no le sirve a nadie”.

El sueño de regar con aguas del río Negro

   “La polémica por el trasvase es un tema arcaico. Estamos pensando muchísimo más allá, en algo moderno que beneficie a comunidades que se desarrollen a partir de esto”, dijo.
Tezanos Pinto lamentó que “por estas cuestiones del chiquitaje de personas que a veces discuten nada”, no se haya avanzado antes en el proyecto.
   “En estos momentos el río Negro está enviando 500 metros cúbicos por segundo al mar, que se siguen yendo sin que los podamos aprovechar. Si hay un poco de entereza en la comunicación entre las provincias y nos ponemos de acuerdo en las cosas elementales, a fin de año o a principios de 2019 tendremos definidos los cupos y después vendrá el proyecto ejecutivo”, explicó.
   El funcionario bonaerense reconoció que aún no fue determinada la forma en que se tomará agua del río, ya que para eso todavía hay que elaborar el proyecto ejecutivo final.


   “No sabemos de dónde va a salir el agua ni cómo: solo sabemos que queremos utilizar el río. Recién cuando tengamos los cupos, avanzaremos en la búsqueda de financiamiento para el proyecto ejecutivo”, dijo. 
   Cuando esto ocurra –se calcula que llevará unos diez meses su concreción-, comenzará la búsqueda de financiamiento. En este paso aparecerá nuevamente el informe de la UNS, ya que los organismos crediticios internacionales normalmente demandan información respecto de la superficie, localidades y número de personas que se verán beneficiadas, entre otras cuestiones.
   “Nuestra idea es que el proyecto, a más tardar, esté terminado a fin del año que viene”, concluyó Tezanos Pinto.

Buscando alternativas

Negativa. El matutino “Río Negro” deslizó días atrás que el propio Tezanos Pinto había dicho que la provincia de Buenos Aires desestimaba “la idea del trasvase por los conflictos que genera y que buscarán otras alternativas”.  Sin embargo, el propio funcionario bonaerense negó a La Nueva. esa versión periodística, señalando que no representaban para nada sus pensamientos

Crecimiento. El estudio de la UNS establece un crecimiento del orden del 347% para el maíz en ambos distritos; del 280% para el girasol semilla, y del 792% para la semilla de alfalfa. La cebolla, cultivo principal del área de riego del VBRC, tan solo crecería un 21%, aunque su producción en toneladas seguiría siendo una de las más importantes, por detrás de las pasturas.

Sin argumentos. “No hay argumento alguno para discutir con Río Negro o Neuquén, bajo ningún aspecto. Nadie se va a perjudicar en lo más mínimo con el uso del río; por el contrario, nos vamos a beneficiar todos porque es un solo país. No hay lugar para discusión alguna desde nuestro lugar”, explicó Tezanos Pinto.

Estudio. En la actualidad, la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas está llevando a cabo un estudio de la cuenca del río Negro, incluyendo sus afluentes Neuquén y Limay. A partir de allí se van a determinar conociendo los cupos de agua para cada provincia ribereña.

Qué dicen desde Neuquén

   Días atrás, el representante neuquino en la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas, Elias Sapag, rechazó el proyecto de trasvase de aguas del rio Negro a la cuenca del rio Colorado, al señalar que “la administración eficiente de los recursos no puede parcializarse por jurisdicción dado que el concepto de cuenca trasciende los límites políticos establecidos”.
   Explicó que de una extensión de 124 mil kilómetros cuadrados, solo el 0,4% ocupa el territorio de la provincia de Buenos Aires, y tan solo el 4% de la población pertenece a esa provincia, mientras que el 99,6% de la cuenca lo ocupan las provincias de Río negro y Neuquén, y el 96% de la población que equivale a un millón de habitantes también lo concentran estas dos provincias.
   “Buenos Aires se equivoca cuando cree que el agua se puede dividir; la cuenca es una unidad indivisible -enfatizó-. La provincia solicita 201 metros cúbicos, cuando el caudal actual del Río Negro es de 400 metros cúbicos; es decir, el 50% del caudal, para regar 600 mil hectáreas fuera de la cuenca”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias