Mirar porno en internet: ¿engaño o estímulo en la pareja?

5/5/2018 | 16:57 |

Por
Elizabeth Schulz

   En algunas charlas con mujeres acerca de la infidelidad se planteó muchas veces la siguiente pregunta: ¿Qué pasa si descubrís que tu pareja mirar videos porno en internet?

   Las respuestas son muy variadas, pero las más comunes de escuchar son por un lado las que lo consideran como un acto de infidelidad o de traición. En cambio otras lo toman como algo que puede ayudar a renovar o ampliar las prácticas sexuales de la pareja.

   La preocupación de algunas mujeres ante estos hechos es que se plantea que si su pareja mira pornografía en internet es porque podría estar sustituyéndola de alguna manera, por falta de deseo o porque algo le está pasando en relación a ella.

   Esto no siempre es así, porque si tenés una buena relación con tu pareja, la pornografía no está sustituyendo de ninguna manera  su vida sexual.

   La masturbación es una activad absolutamente sana y placentera, que se inicia desde que somos niños en muchos casos y es una forma de autoconocimiento que nos permitirá llevar adelante una vida sexual satisfactoria, ya sea en forma individual y/o en pareja. No hay nada perjudicial en que la pornografía forme parte de los patrones de masturbación de tu pareja.

El encanto oculto de la menopausia

   En algunos casos puede que lo que más te moleste o duela sea que tu pareja se excite con otra persona que no seas vos o pienses que está rompiendo una especie de pacto de confianza entre ustedes. Si esto es así, posiblemente estos episodios ponen de manifiesto un tema de fondo que podría estar afectando a la pareja y que convendría consultarlo con un terapeuta.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Lo que siempre hay que tener en cuenta es que no a todos nos gustan las mismas prácticas sexuales ni experimentar cosas nuevas todo el tiempo.

   El cirberporno puede llevar a la confusión e incluso hay quienes sostienen que muchos de los films disponibles degradan a la mujer, esto es lo que en algunos casos también produce el rechazo de algunas mujeres al momento de no aceptar estas costumbres por parte de su pareja.

   Sin embargo es más saludable para ambos miembros de la pareja, no percibir a la pornografía virtual como una amenaza. Ésta sólo podría convertirse en un problema si es utilizada como un sustituto de las relaciones sexuales, de lo contrario sólo es una extensión de la fantasía, que no reemplaza la realidad. Algunas investigaciones realizadas demostraron que los niveles de testosterona son más altos y los orgasmos son más largos e intensos con el sexo real.

   En el caso que vos tengas deseos de tener relaciones sexuales con tu pareja y que ésta te ignore o te rechace y recurra a la pornografía es muy importante que hablen del tema, porque ambos tienen la responsabilidad de mantener un vínculo íntimo sano y placentero para ambos.

   Algunos especialistas consideran que cuando el consumo de porno es excesivo podría ocasionar algunos cambios importantes en la conducta del individuo, como aislamiento o alguna disfunción sexual, en estos casos es muy importante consultar con un sexólogo.

   Cuando el consumo de pornografía virtual se produce como una forma de aprender sobre sexualidad y para el enriquecimiento personal o de la pareja, hay que aprovechar este descubrimiento como una oportunidad para abrirse a otras posibilidades en materia de sensualidad y sexualidad, siempre que sea consensuado y con mucho respeto entre ambos.

   Recordá que la comunicación fluida y amigable dentro de la pareja siempre va a permitir que ambos integrantes de la misma salgan enriquecidos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias