Olimpo, un club para todos

11/4/2018 | 06:50 |

Por Belén Uriarte | buriarte@lanueva.com

   Capacitado para amarte.

   Esa frase se lee en una de las tantas banderas que cuelgan del alambrado de Olimpo cada domingo de fútbol. Está en el sector de discapacitados del club, debajo de las plateas y al lado de la tribuna visitante.

  La bandera está firmada por Claudio Chaves, un hombre que está en silla de ruedas y no se pierde ningún partido del aurinegro.

  Claudio tiene 38 años y siempre va con su papá Carlos, de 65. Prácticamente no tiene movilidad pero cuando Olimpo sale a la cancha, su compañero le levanta los brazos para que aliente al compás de la hinchada.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

  Para Claudio, el momento más importante fue el primer ascenso a Primera en diciembre de 2001: todavía recuerda el golazo de Mauro Laspada.

  —Fue la alegría más grande —asegura su papá, también fanático del aurinegro.

  A más de 16 años de aquel histórico ascenso, Claudio y su papá analizan el futuro: coinciden en que Olimpo no puede estar todos los años “con este karma de contar los puntitos”.

  Claudio es una de las tantas personas que agradecen a Olimpo tener este lugar gratuito para que las personas con discapacidad puedan disfrutar de su amado club en un sitio seguro y tranquilo.

  Ahí también siempre dicen presente Guillermo Sabas, un chico con síndrome de Down que se viste de pies a cabeza con el amarillo y el negro; Oscar García, otro joven que va en silla de ruedas acompañado por su hermana; y Otto Garmaz, un abuelo que sufrió un accidente cerebro vascular y sigue cada jugada con la radio en su hombro.

 

Mirá todo el informe especial por los 190 años de Bahía Blanca

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias