El consumo de los bahienses cayó un 10,4% en doce meses

SEGÚN DATOS PRIVADOS

El consumo de los bahienses cayó un 10,4% en doce meses

1/7/2017 | 09:00 | Un informe de una consultora especializada en Investigación de Mercados arrojó que las ventas por cantidades de las grandes cadenas cedieron en mayo.

El consumo de los bahienses cayó un 10,4% en doce meses

El consumo de los bahienses cayó un 10,4% en doce meses. Economía y finanzas. La Nueva. Bahía Blanca

Francisco Rinaldi

frinaldi@lanueva.com

Los últimos doce meses arrojaron malos resultados para el consumo masivo en la ciudad. Y las cifras lo reflejan: entre mayo de este año e igual mes del anterior, las ventas -medidas en cantidades- de las grandes cadenas de supermercados con presencia local cayeron un 10,4 por ciento, según la consultora especializada en Investigación de Mercados Nielsen.

El informe -al que accedió en forma exclusiva este diario- agrega que el quinto mes del año fue el peor en cuanto a ventas de este canal comercial desde junio de 2016.

El segundo peor reporte se verificó en marzo de este año, y sólo hubo rojos en cada uno de los meses que va de enero a mayo de 2017, según los datos de Nielsen.

Vale aclarar que la información no toma en cuenta el desempeño del canal tradicional, es decir, supermercados de menor escala y comercios barriales entre otros.

Nielsen toma en cuenta para su estudio cinco familias de productos que se encuentran en cualquier cesta de consumo familiar: Almacén, Bebidas, Cuidado y Tocador (C&T), Fiambres, Lácteos y Congelados (F, L y C) y Limpieza.

Bebidas abarca productos como aguas minerales, aguas saborizadas, aperitivos (con y sin alcohol), cervezas y vinos (comunes y varietales)., entre muchos otros.

Por su lado, los bienes que aglutina C&T son aceites infantiles, algondón, cepillos y cremas dentales, cremas depilatorias y de afeitar, shampoo y jabones de tocador, por citar apenas algunas de una amplia gama.

En tanto, F, L y C considera, entre otros, los siguientes alimentos: congelados de pollo, fiambres feteados, hamburguesas, quesos (en todas sus variantes y presentaciones) y leches.

Finalmente, Limpieza cuenta con aprestos, ceras para piso, guantes de látex, suavizantes y limpiavidrios, también dentro de un conjunto de artículos.

Categorías y aumentos

De acuerdo con Nielsen, las familias de productos que exhibieron las mayores caídas interanuales en la ciudad fueron Almacén (-12,4%), seguida de F, L y C (-12,2%), Bebidas (-7,1%), C&T (-7,7%) y Limpieza (-5,7%).

Sin dudas, los impactantes aumentos anuales y mensuales que sufrieron los productos individuales que los conforman indujeron a los consumidores a su reemplazo total o parcial.

Es que de acuerdo con el Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca-Argentina (CREEBBA), los precios de productos de Almacén, como aceite mezcla, aumentaron alrededor del 52% entre mayo del corriente e igual mes de 2016, cacao y sus derivados hizo lo propio, pero con un 42%.

Dulces y azúcar también exhibieron alzas puntuales interanuales, aunque menos violentas (27% y 25% respectivamente).

Otros bienes de F,L y C mostraron subas del 32% en embutidos y conservas, con fiambres (41%) anotándose el mayor incremento de este grupo de productos de la canasta familiar.

Se destacó también el alza interanual de leche fresca (33%), de acuerdo con los datos del CREEBBA.

Bebidas mostró aumentos de magnitud en vinos (76%), con otros rubros de la familia también en alza, aunque con magnitudes bastante inferiores (alrededor del 36% interanual).

Combinada con un aumento promedio de precios del 29,3% -promedio para las cinco familias de productos-, hubo un alza en la facturación de las grandes cadenas del 15%, la más baja para el lapso temporal considerado, después de anotarse una suba del 31,3% en abril de este año.

En el acumulado de los cinco primeros meses del corriente con relación al mismo período de 2016, las cantidades vendidas por las cadanas con asiento local cayeron a razón del 6,7%, merma que, junto con un alza de precios del 31,6%, dio lugar a un aumento del 22,5% de su facturación promedio.

En todo el país

Los datos de Nielsen para todo el país reflejan un comportamiento similar para las principales canastas de consumo representativas.

Así las cosas, entre mayo de este año e igual mes de 2016, la merma generalizada, en cantidades, de consumo fue del 11,6%, alrededor de 1,2 puntos porcentuales por encima de la local, a pesar de que los precios promedios de todas las familias de productos subieron algo por debajo (28,5% interanual en todo el país versus 29,3% local).

Al igual que en el caso de la ciudad, en las grandes superficies de las localidades argentinas que releva Nielsen, el bajón del consumo fue el más importante desde el sexto mes de 2016.

Las categorías de productos que más cayeron exhibieron una evolución similar , con Bebidas cediendo 14,7% en cantidades superando a Almacén 10%, F, L y C (13,8%), C&T (10,6%) y Limpieza (-7,4%).

Por su lado, datos oficiales del INDEC coincidieron, días atrás, en señalar el mal presente para al consumo interno, el componente más voluminoso del PIB, al explicar más del 70% del mismo.

Así las cosas, el consumo doméstico también se deterioró en abril, con una baja de 1,7% en las cantidades vendidas en supermercados con relación al mismo mes del año pasado, según informó este mes el INDEC.

En tanto, la situación fue peor en los shoppings centers, donde el volumen despachado se desplomó 8,9% en la comparación interanual.

En tanto, la facturación en los supermercados durante abril trepó a 27.631,5 millones de pesos y mostró un crecimiento de 24,5%, variación en línea con la suba del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

A su vez, los tickets en shoppings alcanzaron un valor de 4.803,5 millones de pesos, lo que significa un leve avance de 8,9% en la comparación interanual, 15 puntos por debajo de la inflación.

Los datos correspondientes a los supermercados se obtuvieron de un panel de 61 empresas distribuidas en todo el país, mientras que en el caso de los shoppings se recolectaron en 37 centros de compras de la región metropolitana.

De acuerdo con la información oficial, en la provincia de Córdoba se registró el mayor avance en la facturación en supermercados con una suba de 32 por ciento, unos 8 puntos por encima de la media.

En tanto, la facturación de alimentos y bebidas exhibió una mejora de 31%, valor 7 puntos mayor al promedio del índice inflacionario. En contrapartida, rubros como artículos de limpieza e indumentaria se movieron con subas en torno al 17%.

En otro orden, el INDEC informó que la venta de electrodomésticos en marzo registró una facturación de 5.064,9 millones de pesos, que representa una mejora interanual de 14,8%, 10 puntos por debajo de la variación de precios.

Uso de tarjetas

En tanto, según la compañía multinacional Visa, que explica el 65% de los pagos que se realizan con tarjetas ne nuestro país, el uso de la tarjeta que hacen los argentinos se desaceleró levemente en abril, al caer casi 4% en cantidad de transacciones respecto de marzo; y al achicar del 14% al 10% el crecimiento que venían alcanzando en comparación con igual época del año pasado.

El monto abonado por esta vía se mantuvo estancado, al mismo tiempo, y redujo su avance del 35% al 26% interanual, a un nivel ya inferior a la inflación acumulada.

Los datos privados, que publicó el mes pasado el periodista Ignacio Olivera Doll ("Ambito Financiero"), surgen de los registros que la tarjeta Visa distribuye mensualmente como información confidencial a los bancos.

Según Visa, hubo un retroceso del 3% mensual en las transacciones con débito y del 4,6% en las de crédito (así, la expansión se redujo de 15% a 13% interanual y de 10% a 7%, respectivamente) entre abril del corriente e igual mes de 2016.

En tanto, también en abril -de acuerdo con el último informe del BCRA- el coeficiente de mora de las familias alcanzó en tarjetas de crédito trepó al 3%, un aumento de medio punto porcentual con relación a un año atrás.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias