“Todos los días espero noticias de Rodrigo”

LA ÚLTIMA PISTA SURGIÓ EN OCTUBRE

“Todos los días espero noticias de Rodrigo”

5/2/2017 | 09:00 | Al cumplirse un año y medio de su desaparición en Las Grutas, Celia Araya volvió a reclamar que las autoridades retomen la búsqueda de su hijo. “Trato de no bajar los brazos y mantenerme fuerte”, dijo la mujer.

Los familiares del joven valoran el apoyo y acompañamiento de toda la comunidad.

Claudio Rodríguez Kiser / crodriguez@lanueva.com

“Desde el 31 de julio de 2015 cambió nuestras vidas. Es todo los días vivir el dolor, aunque uno tiene que tratar de seguir adelante a pesar de tanta angustia y tristeza. Todo esto es muy difícil para una familia que hoy cuenta con mi esposo y mis dos hijas”.

El martes pasado se cumplió un año y medio de la última vez que Rodrigo Hredil (23) fue visto en la localidad balnearia de Las Grutas.

Desde ese entonces, algunas pistas, ninguna certeza, y la búsqueda constante de sus padres Celia y Fernando, y sus hermanas Florencia y Jazmín.

Como lo hacen cada mes, acompañados por amigos y allegados, llevaron adelante la "Marcha de Luz" para pedir por su aparición.

“La venimos haciendo desde que se cumplieron dos meses de la desaparición de Rodrigo. Surge como iniciativa de amigos de la comunidad. Hace más de un año que la hacemos una vez por mes. Ya son 18 meses que no lo hemos vuelto a ver”, contó Celia Araya.

La madre del joven dijo que cada uno de estos encuentros es muy emotivo, porque "se congrega gente de la comunidad, algunos que nos conocemos, además de amigos de Rodrigo y sus familias. Estar acompañados nos fortalece mucho. Las marchas están muy relacionadas con la fe y la esperanza, por eso es que la denominamos de la luz”.

Agregó que “más que nada se realiza para que esa luz llegue a Rodrigo y que esa misma luz de esperanza no se apague para un pronto reencuentro. También deseamos que les llegue a las personas que están involucradas en su búsqueda”.

Admite que esta situación es muy dura y que la ausencia se siente cada vez más.

“Para mí como madre son sentimientos muy fuertes y tengo una mezcla de dolor, angustia y tristeza de no saber dónde y cómo está Rodrigo. Trato de no bajar los brazos, mantenerme fuerte, porque la vida continúa y tengo dos hijas más por las cuales tengó que estar bien, pero hay una parte mía que está como adormecida y tengo ese vacío que me falta llenar. Todos los días espero noticias de Rodrigo”.

En octubre del año pasado recibieron la última pista sobre su paradero.

“Hubo personas que dijeron haberlo visto en Cipolletti y en la ciudad de Neuquén. Viajamos hasta allí e hicimos mucha difusión. Lamentablemente no se pudo comprobar nada. No obtuvimos ninguna foto ni filmación de él”.

“Después de eso, apareció el relato de otro testigo en el peaje La Huella, en el kilómetro 240 de la ruta provincial 11, en el Partido de la Costa. También viajamos y difundimos el caso y nos reunimos con las personas involucradas, pero no surgió nada más. Estuvimos en el lugar, mostrábamos su foto y le preguntábamos a la gente, pero no tuvimos novedades”, siguió diciendo.

Celia comentó que “el encuentro con esta persona surgió en la ruta y Rodrigo estaba haciendo dedo en ese momento. Como él viajaba con su hijo cada uno en su moto no lo pudieron trasladar. Esa fue la última noticia... la madrugada del 20 de octubre”.

En todos estos casos, las personas se enteran días después de que Rodrigo es buscado por su familia.

“Esta gente lo descubrió a través de las redes sociales y quedaron sorprendidos e impactados. Eso fue el 31 de octubre, once días después de haberlo visto. Sus datos coinciden con Rodrigo e incluso le vieron los brackets en los dientes. Por eso es que nos desesperamos”, recordó.

“Su aspecto era un poco más desprolijo, estaba más delgado y con el pelo más largo. De todos modos, su comportamiento fue muy bueno y les sorprendió que no manejara la jerga de un chico en esas condiciones, siempre fue respetoso y educado. Eso les llamó la atención. Todo esto coincide con las demás personas que dicen haberlo visto”, detalló.

Para la familia el dolor es muy grande y las decepciones ante cada posibilidad de encontrarlo son un duro golpe. Sin embargo, la lucha es diaria y no pierden las esperanzas.

“En esas ocasiones vamos a los lugares y parece que lo vamos a encontrar, pero no ocurre eso. A pesar de todo, seguimos difundiendo mucho. Pensamos que alguien más va a tener que verlo. Rodrigo es un chico muy bueno y la gente lo sabe. Por eso me pone feliz que no pierda su esencia, diría que es un consuelo, aunque como mamá siento la necesidad de encontrarlo lo más pronto posible. Como mamá, sé que Rodrigo me está necesitando”, finalizó diciendo.

***

Una floja labor judicial

“Depende de la lucha de la familia y los seres queridos”

Búsqueda. Celia comentó que “con la justicia, llámese policía o fiscal, mantengo contacto cuando recibo algún llamado de quienes dicen haberlo visto. Esa es toda la comunicación que tenemos. Si no surge algo de nuestro lado, por parte de ellos nada va a suceder”.

Tristeza. “Es muy doloroso, porque vemos un tremendo desamparo e indiferencia por parte de las autoridades. Corre el tiempo, se va desgastando todo, y pasa al olvido. Todo depende de la lucha de la familia y los seres que quieren a la persona desaparecida”, añadió.

Apoyo. La mujer mencionó que mantiene contactos con otras madres de personas desaparecidas. “A ellas les pasa lo mismo que a nosotros. No hay un sistema de búsqueda, no hay una ley que regule estrategias inmediatas de acción para buscar a una persona".

Objetivos."Mi idea es hacer algo con respecto a esto. Es importante. Hay muchos desaparecidos y se sufre un montón. Es necesario tomar cartas en el asunto”, dijo Celia.

Investigación. Durante otra entrevista de La Nueva. con los padres de Rodrigo, Fernando Hredil aseguró que “a través de investigadores privados, se descartó que la desaparición de Rodrigo estuviese ligada a un tema de drogas, trata de personas o alguna secta".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias