Ocurrió ayer

"Había mucho deseo de hacerme daño", aseguró el periodista Bazán tras la agresión

19/12/2017 | 11:32 |

"Me duele la espalda en el lugar donde recibí las patadas voladoras", contó.

Foto: Clarín

    El periodista Julio Bazán, agredido ayer en la movilización contra la reforma jubilatoria, contó lo que vivió en diálogo con TN.

   "Me pusieron cinco ganchos en la herida de la cabeza. Los estudios dieron buen resultado. Ahora me mantienen en observación porque quieren ver si se produce una reacción posterior. Me duele la espalda en el lugar donde recibí las patadas voladoras", relató Bazán, desde el centro de salud donde quedó internado.

   El cronista dijo que las imágenes de los golpes que recibió "son preocupantes" porque "denotan una agresividad y violencia nueva contra los periodistas".

   "Tengo décadas cubriendo este tipo de marchas en diferentes épocas, pero lo que es nuevo es esta agresividad que hay contra los periodistas. Estamos para mostrar lo que pasa y los intemperantes no lo admiten. El elemento nuevo es este odio que apareció, que nace contra los periodistas. El odio está convirtiendo en objetivos a los periodistas", afirmó.

   Bazán detalló la manera en la que le pegaron. Contó que le tiraron ceniza en todo el cuerpo pero, como era caliente, le dejó el rostro enmascarado y le provocó quemaduras internas y ampollas en el paladar. Luego dijo que la violencia que sufrió duró unos minutos más de lo que se vio y que pudo sortear la situación gracias a algunos colegas e integrantes del cuerpo de Metrodelegados, que lo llevaron hacia el subte.

   "Quiero destacar la solidaridad de los Metrodelegados y de compañeros de trabajo que pusieron el cuerpo para llevarme a un lugar seguro. Había mucho deseo de hacerme daño. De agredirme y lastimarme. Trompadas, cenizas, me tiraron agua, piedras. Uno repite: ¿a qué fueron?", se preguntó. (TN)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias