Allá y acá, el gobierno las pega todas

30/7/2016 | 07:00 |

Por
Fernando Monacelli

Si hay algo que este gobierno tiene es puntería, tanto cuando dispara como cuando se le escapa el tiro. Una “cualidad” con la que parece haber sorprendido a propios y a extraños. Es que, hasta ahora, Cambiemos las pegó todas: el invierno más largo y frío para ajustar el gas, el más oscuro para subir la luz, el más lluvioso para que se dispare el precio de los paraguas. Como viene el tema del aceite caro y escaso no sería raro que 2016 sea el año con más antojos de papas fritas con huevo frito.

Y la puntería oficial se extiende más allá del gobierno nacional. En Bahía Blanca, también se acierta parejo. Basta pensar que el intendente hizo su campaña sobre dos ejes: la guerra contra la inseguridad y el plan de asfalto. ¿Qué pasó? Desde que asumió fueron un boom las entraderas violentas y hubo un shock de baches. ¿Se lo puede culpar a Gay? Difícil. Más bien, a la puntería: lluvias constantes que multiplicaron los pozos como nunca antes y una delincuencia inusual y sospechosa.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Por estos días, de vuelta al nivel nacional, hubo otro ejemplo de disparo que impactó en el centro de la diana, posiblemente sin que nadie desde las primeras filas del gobierno haya apretado el gatillo.

Cuando mucha gente -mientras espera con enorme paciencia a que la economía se acomode-, se aferra a que ahora es posible vivir en un país en paz, civilizado, donde se opina distinto sin represalias y la diversidad enriquece el debate, alguien lanzó una campaña anónima por las redes sociales para desprestigiar a Marcelo Tinelli por hacer una imitación crítica de Macri. Ni siquiera Tinelli, “el socio de Cristobal López”, “el extorsionaror” o lo que sea, se merece el terrorismo de redes. Eso era parte de la época que quedó atrás en diciembre pasado.

Es difícil creer que la embestida fue ordenada por Mauricio Macri, pero los perfiles truchos en Facebook y Twitter destrozando a Tinelli existieron y el tema para el gobierno no fue menor, al punto que el presidente optó por quedar como un frívolo y reunirse con el conductor.

Es que, posiblemente, esa reunión no haya tenido que ver solo con evitar la imitación, sino con algo más profundo: la tolerancia con los opositores y las críticas era otro de los grandes proyectos hacia donde cambiaba Cambiemos y un ejército de fantasmas virtuales vino, de pronto, a prorrogar también este logro para el primer trimestre de 2017.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias