A 6 años, la linda carta de ELLA a ÉL

28/10/2016 | 21:33 |

Por
Fernando Monacelli

Querido, queridísimo ÉL:

Esta semana se cumplieron seis años de que partiste para siempre. Me gusta pensar en esa partida repentina como otra de tus habilidades porque, como vienen las cosas por acá, se podría decir que te fuiste justo a tiempo, una fuga algo inesperada, amado Él, pero con la cuota de oportunismo que siempre te ha hecho el más grande de todos.

Lo digo yo, hermoso ÉL, y también lo dicen los chicos y tus más cercanos colaboradores y amigos, los que ya están adentro y los que todavía seguimos sueltos.

Esto último puede parecerte una suerte de reproche o hasta un insulto del tipo “Tuerto y la PMQTP; te fuiste y ahora terminamos todos en cana...”. Tal vez haya algo de eso. Pero no te enojes, porque es comprensible; mientras estuviste con nosotros todo fue tan lindo, tan bueno, tan fácil, con tu famosa libretita, millones que llovían del cielo para todos nosotros, de ese cielo en el que me gustaría imaginar que ahora habitás, aunque todos me digan que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja. (“Ojo”, es como si la frase bíblica la hubieran hecho pensando en tu hermosa mirada, Eterno EL)

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Que digan lo que quieran. Acá, te cuento que hasta el papa Francisco (sí, el t... de Bergoglio ahora es el Papa, obvio que te habrás enterado allá) está intercediendo por vos tanto en la tierra como en...bueno, donde estés, aunque en realidad poco importa el lugar.

Si no fuiste al Cielo y terminaste en el fondo, da lo mismo. ¿Quién te va a hacer sombra ahí abajo? “El que no se puede nombrar” te debe haber recibido con un abrazo y el clásico “dos potencias se saludan”. ¿O ya lo traicionaste? ¡Sos bravo, eh!

Otro temita, glorioso ÉL. La guita que escondimos en tu mausoleo con Lázaro, ¿te sirve por allá? Porque si me decís que no, la saco. ¿Sabés qué pasa? Nos vienen embargando todo y tengo miedo de quedarnos con los nenes en Pampa y la vía o mejor dicho en la Patagonia y la vía (je, soy tan ocurrente, viste). Mandame una señal por sí o por no.

Bueno, inmaculado ÉL, te dejo, tengo que ir de nuevo a Tribunales. Y te repito que lo único que pienso es en que ojalá no te hubieras ido y la RPQTP. Perdón, como te dije, inolvidable ÉL, un poquito de enojo es comprensible.

Tu equilibrada ELLA

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias