RETENCIONES RECHAZADAS: 37 EN CONTRA, 36 A FAVOR

Por el voto de Cobos, el campo ganó en el Senado y dejó débil al gobierno

17/7/2008 | 09:00 | El gobierno kirchnerista sufrió esta madrugada un durísimo revés parlamentario que lo deja ante un futuro político incierto, porque no solamente perdió la votación del Senado sobre las retenciones móviles, sino que además sufrió una estocada de parte del propio vicepresidente Julio Cobos.

Por el voto de Cobos, el campo ganó en el Senado y dejó débil al gobierno. El país. La Nueva. Bahía Blanca


 BUENOS AIRES (NA) -- El gobierno kirchnerista sufrió esta madrugada un durísimo revés parlamentario que lo deja ante un futuro político incierto, porque no solamente perdió la votación del Senado sobre las retenciones móviles, sino que además sufrió una estocada de parte del propio vicepresidente Julio Cobos.


 Se abre ahora, como consecuencia del traspié gubernamental y de la actitud adoptada por el vicepresidente Cobos, un interrogante respecto de las consecuencias institucionales que implicará para el sistema político argentino la forma en que el Congreso dirimió el conflicto entre el gobierno y el campo.


 Porque fue la propia administración kirchnerista la que le imprimió dramatismo a su cruzada a favor de las retenciones, al acusar de golpistas en reiteradas ocasiones tanto a los dirigentes de las entidades agrarias como a sectores de la oposición que se sumaron al extendido reclamo en los últimos 125 días.


 El último capítulo de estas acusaciones corrió por cuenta de Néstor Kirchner, quien apeló nada menos que al recuerdo de los comandos civiles que fogonearon el golpe de 1955 y a los grupos de tareas del último gobierno militar para compararlos con los productores que "escracharon" a los legisladores kirchneristas.


Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 El ex presidente liquidó con intervenciones como ésta, una y otra vez, la posibilidad de que el pleito se revolviera en base al consenso, y entonces el país quedó prácticamente partido en mitades, como el que expresaron los actos del campo en Palermo y del kirchnerismo en la plaza del Congreso.


 Esa división también quedó reflejada esta madrugada en la dramática votación del Senado, que increíblemente quedó empatada en 36 votos y obligó al titular del cuerpo, el vicepresidente Cobos, a dirimir la controversia.


 "Lo que esperan los argentinos es que de aquí salga una solución consensuada", comentó Cobos a la hora de justificar su postura, planteándose prácticamente como la contracara del estilo de confrontación y decisión unilateral que impuso el matrimonio presidencial en los últimos cuatro meses.


 Cobos hizo un último intento para encauzar el conflicto al reclamar un cuarto intermedio en la búsqueda de una salida de consenso, pero nuevamente el oficialismo bloqueó esa alternativa por precisas instrucciones que llegaron desde la residencia de Olivos.


 Ahora el gobierno de Cristina Kirchner quedó ante una encrucijada política muy compleja. De las decisiones que adopte en los próximos días se derivará, con certeza, el sitial que le deparará la historia.

Textual




 "Hoy debe ser el día más difícil de mi vida, junto con aquellos que viví en la juventud". Julio César Cobos, vicepresidente de la Nación.



Mustang Cloud - CMS para portales de noticias