Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Cristina Fernández rechazó los reclamos de asambleístas

La presidenta Cristina F. de Kirchner ratificó ayer a los asambleístas que la lucha contra la planta papelera de Botnia constituye una "causa nacional", pero rechazó la batería de reclamos presentada por los entrerrianos al considerar que no tienen "viabilidad" jurídica.

 BUENOS AIRES (NA y DyN) -- La presidenta Cristina F. de Kirchner ratificó ayer a los asambleístas que la lucha contra la planta papelera de Botnia constituye una "causa nacional", pero rechazó la batería de reclamos presentada por los entrerrianos al considerar que no tienen "viabilidad" jurídica.


 Se trató de un tenso primer encuentro en el que hubo reclamos de ambas partes, aunque la jefa del Estado dejó en claro que no pedirá nada respecto a los cortes de ruta en Entre Ríos, a pesar de que está "en desacuerdo" con esa modalidad de protesta.


 "Nos vamos satisfechos porque el gobierno ha ratificado que nuestra lucha es una causa nacional, pero insatisfechos porque ese apoyo no se traduce en medidas concretas", apuntó el abogado Osvaldo Fernández tras el encuentro, que se extendió por cerca de una hora y media.


 Se refirió así al planteo llevado por los cinco representantes de la asamblea, orientados a la aplicación del Código Aduanero para que no se permita el paso por territorio argentino de insumos para Botnia y la sanción de una ley de la madera que impida la exportación de madera en pie para plantas de celulosa.


 "Hubo una rotunda negativa que nos ha sorprendido, pero nosotros no vamos a bajar los brazos sino que vamos a seguir luchando. Esto no significa cerrar las puertas al diálogo", apuntó el letrado en conferencia de prensa en la Rosada.


 El rechazo de la Rosada a los pedidos de la Asamblea para complicar el funcionamiento de la planta en Fray Bentos estuvo orientado a no abrir nuevos frentes de conflicto con el país vecino a la espera del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, indicaron fuentes oficiales.




 Diferencias jurídicas. En este sentido, los asambleístas aseguraron que durante la audiencia "no se abordó en ningún momento" el tema del acatamiento del fallo, algo que había generado un contrapunto entre ambas partes en los últimos días, luego de que la presidenta Fernández de Kirchner considerara como "una locura" que ante una resolución adversa del máximo tribunal los asambleístas no levantaran las medidas de fuerza.


 "Nos vamos con respuestas que no eran las que esperábamos. La presidenta no comparte desde el punto de vista jurídico nuestras propuestas y plantea, en cambio, un dialogo institucional", precisó Fernández con cierta desazón.


 De todos modos, antes de abandonar la sede de gobierno, los asambleístas dejaron abiertas dos vías de diálogo con la administración nacional:


 * Una a través de la secretaría de Legal y Técnica.


 * Otra canalizada por la Cancillería, para avanzar en el pedido para que los gualeguaychenses que posean nacionalidad europea puedan tramitar demandas contra la empresa finlandesa en tribunales del viejo continente por "violación a los derechos humanos".


 Además, los asambleístas aprovecharon la ocasión para invitar a la jefa del Estado a Gualeguaychú el próximo 26, ocasión en que se organiza una importante movilización al cumplirse un nuevo aniversario de la firma del Tratado del Río Uruguay.


 Adelantaron, además, que volverán a convocar "al pueblo argentino, a la sociedad civil y a todos los funcionarios en su conjunto" a manifestarse en el puente internacional San Martín el próximo 27 de abril, en un nuevo aniversario del corte en esa vía.


 Los cinco delegados de la Asamblea Ambiental llegaron a la Casa Rosada acompañados por el intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo, y el gobernador entrerriano, Sergio Urribari, mientras que del lado del Ejecutivo nacional estuvieron el jefe de Gabinete, Alberto Fernández; el canciller Jorge Taiana; y la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti.