Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Tercer detenido por el crimen del contador Herro

Un sujeto de 25 años que se encontraba preso por robo se convirtió en el tercer imputado por el crimen del contador Adolfo Herro, ultimado a tiros en la puerta de su lujosa casa de Cariló, en julio del año pasado, informaron ayer fuentes judiciales. Los voceros dijeron que Cristian Martín Segura, quedó formalmente imputado el viernes último como presunto coautor del homicidio en ocasión de robo del contador de 54 años, nativo de Bahía Blanca, que tenía fuertes contactos con políticos bonaerenses.


 DOLORES (DyN) -- Un sujeto de 25 años que se encontraba preso por robo se convirtió en el tercer imputado por el crimen del contador Adolfo Herro, ultimado a tiros en la puerta de su lujosa casa de Cariló, en julio del año pasado, informaron ayer fuentes judiciales.


 Los voceros dijeron que Cristian Martín Segura, quedó formalmente imputado el viernes último como presunto coautor del homicidio en ocasión de robo del contador de 54 años, nativo de Bahía Blanca, que tenía fuertes contactos con políticos bonaerenses.


 El primero de los detenidos por el caso fue Bruno David Báez (26), a quien le siguió Milcíades Duarte Fernández. Ambos también se encontraban presos cuando fueron imputados por el crimen.


 Este tercer sospechoso estaba alojado en la Unidad Penal Federal 2 de Marcos Paz, con causas por robo calificado, dijeron las fuentes tribunalicias.


 El mismo viernes, Segura fue llevado a la DDI de Dolores, a pedido del fiscal Eduardo Campos Campos, y allí fue reconocido por un remisero como una de las personas a las que llevó desde Villa Gesell a Cariló, la noche en que asesinaron al contador.


 El sábado, el imputado se negó a declarar, y el martes, en tiempo récord, la jueza Laura Elías hizo lugar al pedido fiscal y le dictó la prisión preventiva.


 Fuentes judiciales informaron que la nueva detención se concretó a partir de que Báez lo habría involucrado en el hecho.


 Báez estaba detenido desde agosto último por tentativa de homicidio de dos hermanos, con quienes mantuvo una discusión a la salida de un boliche de Villa Gesell.


 La investigación determinó que las balas con las que fueron heridas las víctimas y las que causaron la muerte de Herro, fueron disparadas por una misma pistola FN 3.80.


 A principios de febrero de este año, y por el testimonio del remisero, quedó involucrado en el caso Duarte Fernández, un hombre de 40 años, conocido con el apodo de "Chucky", quien se hallaba detenido en Villa Devoto.


 Los investigadores sospechaban que el tercer involucrado era un menor de edad, medio hermano de Báez, que había participado de la discusión con las personas heridas en Gesell.


 Pero Báez pidió declarar en la causa, negó la responsabilidad de su hermanastro en el hecho y habría acusado a Segura.


 Además, Báez negó su culpabilidad en el homicidio, al señalar que los otros dos detenidos le pidieron que los acompañara hasta Cariló, donde tenían que cobrar una deuda a un amigo, ya que él conocía la zona porque trabajó como caddie en el Golf Club situado a metros de la casa del contador.


 Tanto el último detenido como Duarte Fernández residían en Fuerte Apache, de la localidad bonaerense de Ciudadela.

Conmocionante hecho




 El cadáver de Herro fue hallado a las 2 del 25 de julio del año pasado, con un disparo en la cabeza, en el interior de su automóvil Chevrolet Astra, en la puerta de su chalet situado en las calle Los Naranjos al 800.


 El caso generó una fuerte conmoción y abrió una serie de especulaciones, no sólo por los contactos de la víctima, que trabajó como asesor en el ministerio de Seguridad bonaerense, sino porque los ladrones sólo se llevaron su pistola Glock, pero dejaron un costoso reloj y una billetera con 1.095 pesos, 100 dólares y 200 euros.


 Sin embargo, se determinó que Herro fue víctima de un homicidio en ocasión de robo al intentar evitar que lo asaltaran.