Preocupante situación

“Involucrate” y su trabajo para proteger a las infancias

4/12/2021 | 07:00 |

Son un equipo de profesionales que lucha contra las agresiones sexuales a niños y adolescentes desde la prevención y la concientización.

Fotos: Rolando Ramos

 

Por Gustavo Pereyra

 

“La ciudad de Punta Alta tiene cifras preocupantes de agresiones sexuales a niños y adolescentes y de violencia en general”, alerta la psicóloga Eliana Sigot, presidenta de la Asociación Civil Involucrate. Uno de los hechos recientes más conmocionantes es el crimen de Alaia, de 2 años, cuyo padrastro está detenido acusado de violación seguida de muerte.

Involucrate es un equipo de profesionales de diversas disciplinas (pediatras, abogados, trabajadores sociales, psicopedagogos y docentes de diferentes), que se formó en 2014 para luchar contra ese tipo de agresiones, desde la prevención y la ardua tarea de concientizar. “Nos mueve el amor y el cuidado de las infancias”, afirman en su cuenta de Facebook.

Sigot notó que estas situaciones “eran mucho más frecuentes de lo que imaginábamos”. Se capacitó en el tema, pero pensó: “¿Para qué me sirve si no hago nada con esto?”.

También advirtió que en Punta Alta no había organizaciones que trabajaran la temática y que incluso el Día Internacional para la Prevención del Abuso Sexual contra niños, niñas y adolescentes, que se celebra el 19 de noviembre, pasaba desapercibido. Por eso empezó a convocar a una marcha esa fecha.

“¿Y qué vamos a hacer? ¿Una marcha una vez al año? Es poquito. Es así que comenzamos con las charlas en las escuelas y jardines”, relata.

 

 

Rompamos el silencio

“Así se llama la marcha. La idea es hacer mucho ruido, por eso hay bandas de música, murgas y teatro. Queremos ser la voz de los que no pueden hablar”, dice Sigot.

El mes pasado fue la octava y se aprovechó para pedir justicia por Alaia e instar a fiscales y jueces a comprometerse y cuidar las infancias.

“Una infancia violentada y rota encadena a niños y niñas a un sufrimiento perpetuo”, dijo Sigot en esa manifestación en la plaza del centro. 

Cuenta que en las primeras eran pocos porque el tema todavía es tabú y genera rechazo, pero con el tiempo empezaron a acercarse y a llamarlos a charlas abiertas. 

“Aunque sigue costando, hoy Punta Alta se involucra más”, dice.

 

Taller para docentes

Una de las acciones de Involucrate es un taller de 4 meses para docentes con herramientas para la prevención. “Es importante que puedan tener una buena formación para bajarles a sus alumnos. El docente después tiene que adaptar el contenido al nivel en el que da clases. Hay actividades escalonadas y se trabaja en temas como la autoestima, los sentidos, las partes del cuerpo, poder decir que no, agresiones, abuso sexual y cómo salir de esa situación”, explica.

“Es positivo saber que las charlas sirven para que los chicos se den cuenta de que lo que están sufriendo no es natural ni normal y que pueden salir. En dos ocasiones, después de dar la charla en dos escuelas, dos alumnos contaron que eran víctimas de agresiones sexuales. Uno de los casos llegó a juicio”, añade.

 

 

Sigot afirma que el encierro por la pandemia de coronavirus tuvo un efecto desastroso en las cifras que los preocupan. En su experiencia profesional notó que aumentaron las consultas, demandas y denuncias de agresiones sexuales en niños: “Si se calcula que el 85 % de los casos se da en el entorno familiar, esta situación de no poder salir hizo un desastre”.

Y enumera una serie de indicadores que pueden despertar la alarma sobre una posible agresión sexual: “Al niño le cuesta concentrarse, si aprendió a leer o escribir ahora le cuesta, si no se vinculaba ahora lo hace con golpe o palabras agresivas. En los adolescentes, las autolesiones, adicciones, intentos de suicidio, embarazo. Y en los más chiquitos, el tipo de juego sexualizado y frotamientos, entre otros. También hay señales físicas, como lesiones, sangrados o enfermedades de transmisión sexual. Pero tiene que darse una suma de varios indicadores”.

Los interesados en consultar pueden encontrarlos en las redes sociales como @involucratepuntaalta tanto en Facebook como Instagram. “Estos medios ayudan a que las víctimas se sientan menos expuestas, dice. Además, tienen un podcast en Spotify, donde hablan de forma clara sobre abuso sexual, prevención o perfil del abusador.

Por ejemplo, en el episodio 4 del podcast desarrollan la idea de que el abuso sexual de niños se pueda dar también sin contacto físico, y que comprende prácticas como el exhibicionismo, voyeurismo, exposición a pornografía, manipulación con regalos, juegos, secretos y chantajes, entre otras formas.

 

 

Cuándo hablarles a los chicos

Sigot afirma que de prevención se puede hablar desde que los chicos adquieren el lenguaje. “Tienen que poder entender lo que les decimos los adultos. Lo importante es no mentirles y usar las palabras que corresponden. No debemos usar sinónimos u otras palabras para nombrar por ejemplo las partes íntimas”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias