La visión desde CICCRA

¿Por qué se avizora un panorama sombrío para la ganadería argentina?

16/2/2020 | 06:30 |

Hay dos razones: China (por el coronavirus y la caída de los precios de compra), y la falta de novillos pesados y de terneros.

Producción ganadera en el SOB. / Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   En el año 2019, el volumen exportado de carne vacuna alcanzó un máximo histórico de 567.500 toneladas. Resultó el 58,6 % superior al volumen registrado en el año previo.

   Al convertirlo en toneladas de res con hueso (t/r/c/h, el total ascendió a 844,9 mil toneladas, superando en 50,4 % al volumen del año 2018 y en 9 % el récord previo, registrado en 1969, cuando se exportaron 775.000 t/r/c/h. 

   Para el año pasado, el total facturado por ventas al exterior de carne vacuna fue equivalente a 3.104,5 millones de dólares. La comparación interanual arrojó un crecimiento de 58,1 %.

                                                                               ************
   La radiografía de la temporada 2019 en cuanto a exportación de carne vacuna argentina fue, como se aprecia, una de las mejores de las últimas tres décadas.

   Hoy, tan solo un mes después, la realidad es muy diferente.

   Para el ingeniero Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), el futuro inmediato no parece ser prometedor como consecuencia de dos causas principales: una de origen local y otra externa. 

Miguel Schiariti, presidente de CICCRA.

   “La primera causa está en la falta de novillos pesados y, muy probablemente, en la ausencia de alrededor de 300.000 terneros, debido al fuerte aumento de la faena de hembras registrado durante el año pasado, cuando se faenaron 621 mil hembras más que en 2018”, sostuvo.

   Schiariti comentó que la segunda causa es externa, generada en China y por dos motivos.

   “Por un lado, a causa del fuerte recorte del crédito impulsado por el gobierno de ese país frente a la burbuja especulativa de precios, se generó una caída de entre el 30 al 40 % sobre los precios de compra pagados hasta el último septiembre”, explicó.

   “Por el otro lado, la aparición del coronavirus agiganta los problemas que ya existían con las exportaciones a China, producto de la cuarentena impuesta por las autoridades sanitarias de ese país. Esto genera fuertes complicaciones en la logística portuaria, ante la falta de personal en los puertos que descargue los contenedores”, aseguró.

   También dijo el dirigente que no se cuenta con información confiable respecto de la magnitud del problema de salud pública y que, además, no hay datos que permitan saber si las ventas de carne durante el año nuevo chino aumentaron como se presumía en esa época del año.

   “Si la cuarentena se ha cumplido, evitando el traslado de personas y demás medidas restrictivas, es lógico suponer que no ha habido la demanda esperada y, por lo tanto, los pedidos desde ese país disminuirán en forma significativa hasta tanto puedan colocar los stocks existentes”, añadió.

   De acuerdo con las estadísticas oficiales, en el último mes de 2019 se exportaron 61 mil toneladas peso producto (t/p/p) de carne vacuna; es decir, 55,6 % más que en el cierre de 2018. Y medidas en toneladas res con hueso (t/r/c/h) representaron 89,14 mil toneladas. Así, se completó el mejor año de la historia sectorial en materia de exportaciones.

   Otro parámetro fue que los ingresos por exportaciones de carne vacuna llegaron a 356 millones de dólares en diciembre del año pasado, lo que representó un crecimiento del 93,3 %.

   Al crecimiento del volumen exportado se sumó la mejora del precio promedio que, en diciembre de 2019, fue de 21,5 % mayor al de diciembre de 2018, llegando a 3.989 dólares por t/r/c/h (si bien hay que tener en cuenta que entre noviembre y diciembre de 2019 el precio promedio se estabilizó). 

   En 2019, China fue el principal cliente para los frigoríficos cárnicos argentinos. Compró tres de cada cuatro kilogramos exportados durante el año.

   En total, al gigante asiático se exportaron 426,7 mil t/p/p en (+220,1 mil tn pp), 106,5% más que en 2018, explicando todo el crecimiento de las exportaciones cárnicas argentinas. 

   Chile se mantuvo como segundo destino para la carne vacuna argentina, aún a pesar de la contracción que registraron las exportaciones al país trasandino. Se le vendieron 30.200 tn pp de carne vacuna (—11,1% anual; 5,3 % del total) a un precio promedio de 5.888 dólares por t/p/p (+4,2 % anual), cuando los ingresos por estas ventas equivalieron a 177,8 millones de dólares (—7,4% anual). 

   El tercer destino para los cortes cárnicos argentinos fue Alemania. Hacia allí se exportaron 25.806 t/p/p de carne vacuna a este país (+3,5 % anual; 4,5 % del total), por un total de 263,9 millones de dólares (—0,8 % anual). Así, el precio promedio de estas exportaciones quedó en 10.226 dólares por t/p/p (—4,1 % anual).

   En el cuarto lugar se ubicó Israel, con ventas por 23.727 t/p/p de carne vacuna (+20,3 % anual; 4,2 % del total), que generaron U$S 161,6 millones (+22,7 % anual). Así, el precio promedio se ubicó en U$S 6.810 por t/p/p (+2,0 % anual).

   En cuanto a Rusia en 2019, las exportaciones fueron de 16.481 t/p/p de carne vacuna congelada (—61,1 % anual; 2,9 % del total) ocuparon el quinto lugar, luego de haber sido las segundas más importantes de 2018. Estas ventas generaron ingresos por 55,8 millones de dólares (—61,3 % anual) y el precio promedio cayó 0,5 % anual, hasta ubicarse en 3.383 dólares por t/p/p.

   La exportación de Países Bajos fue de 14.156 t/p/p en 2019 (+6,3 % anual; 2,5 % del total), por un total de 144,3 millones de dólares (+1,0 % anual). El precio promedio de las ventas a Países Bajos disminuyó 5,0 % anual y quedó en 10.196 dólares por t/p/p.

   En el caso de Brasil, las exportaciones totalizaron 8.736 t/p/p (+9,9 % anual; 1,5 % del total), que generaron 69,2 millones de dólares (+1,9 % anual).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias