Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

La UNS publicó los informes elevados a la SIGEN de los últimos 5 años

En el marco del conflicto entre el gobierno nacional y las universidades públicas, se abrió el acceso a los informes de la Auditoría Interna. Conclusiones.

Andrea Castellano y Daniel Vega, vicerrectora y rector de la UNS. (Foto. Archivo La Nueva.)

La Universidad Nacional del Sur habilitó el acceso en su página web de los informes sobre los ejercicios 2022, 2023 y anteriores realizados por la Unidad de Auditoría Interna (UAI) de la casa de altos estudios.

Se trata de parte de la información solicitada por la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) el mes pasado, en el marco de la discusión entre el gobierno de Javier Milei y las universidades públicas por la utilización de esos fondos de origen estatal.

En el caso de la UNS, el rectorado decidió subir los datos y conclusiones de la UAI al sitio uns.edu.ar, donde constan los análisis y observaciones del auditor interno Diego Duprat, quien forma parte de una línea de oposición al gobierno universitario de Daniel Vega y Andrea Castellano.

Entre los diferentes estudios de la UAI figura, por ejemplo, el cierre del ejercicio 2023, donde el auditor sostiene que no hay observaciones ni recomendaciones, a la vez que manifiesta que "podemos concluir que se ha relevado documentación e información suficiente sobre los saldos, fondos y valores disponibles al Cierre del Ejercicio 2023 para la Universidad Nacional del Sur, dándose cumplimiento a la normativa vigente en la materia Res.152/95 y Res 141/97 de la Sindicatura General de la Nación".

En el apartado Compras y Contrataciones 2023, uno de los aspectos donde pretende poner la lupa la SIGEN, el informe de auditoría sí realiza observaciones, aunque más de forma que de fondo.

"Si bien la revisión de la muestra pudo llevarse a cabo, no estuvo exenta de dificultades a la hora de la verificación de la documentación de respaldo, la comprobación de los pasos procedimentales, plazos, cifras y demás requisitos según ordena el plexo normativo vigente", dice el texto.

Agrega: "Los legajos de compra totalmente digitalizados –a excepción de obras e importaciones-, y compartidos vía sistema Nextcloud, llevaron a esta UAI a tener que solicitar acceso a la Dirección de Contrataciones en varias oportunidades. Las limitaciones tecnológicas de almacenamiento constituyen asimismo un escollo que enmarca el control teniendo que ajustarse a la previsualización de la documentación (debido a que su descarga seria engorrosa e innecesaria)", indica el estudio rubricado por Duprat.

Prosigue: "Hacemos hincapié en la imperiosa necesidad que la Universidad se gestione de forma digital en contexto de seguridad informática. La falta de implementación de un sistema de expediente digital es un condicionamiento que afecta al funcionamiento eficaz y eficiente de cualquier Institución moderna, más aún una casa de altos estudios que debe estar a la vanguardia de las comunicaciones y de mejores formas de trabajar en el mundo de hoy".

Los dos informes citados, vale aclarar, tienen fecha anterior a la polémica suscitada entre el gobierno de La Libertad Avanza y las casas de estudio. El análisis del cierre de ejercicio 2023 está fechado el 8 de marzo de este año y, el de Compras y Contrataciones, el 29 de diciembre del año último.

Por su parte, las solicitudes de la SIGEN llegaron a todas las universidades el mismo día de la marcha nacional del pasado 23 de abril, que en Bahía Blanca congregó a cerca de 8 mil personas.

A propósito, ayer el rector Vega declaró: “El slogan ‘auditoría’ se instaló recientemente por desconocimiento o por mala fe en medio de los reclamos por la crítica situación presupuestaria que estamos atravesando las universidades nacionales”.

“El principal ejemplo de que somos una universidad con las cuentas en orden es el espectacular crecimiento que hemos tenido en los últimos 15 años: nuevas carreras, más edificios, laboratorios, espacios de estudio y recreación… básicamente hemos desarrollado todo un campus, y eso se hizo con ahorro y mucho esfuerzo de toda la comunidad universitaria, que es muy responsable en el uso de los fondos públicos”, añadió.

También remarcó que la publicación de estos informes de auditoría en la página web tiene que ver con que “la sociedad demanda transparencia de todos los organismos públicos y siempre dijimos que no tenemos nada que ocultar". 

"La universidad está sometida a numerosos controles cruzados en su gestión: el propio Consejo Superior Universitario, donde hay docentes, no docentes y alumnos de todas las listas; la Unidad de Auditoría Interna y externamente de organismos como la Sindicatura General de la Nación y la Comisión Nacional de Acreditación y Evaluación Universitaria (CONEAU) en lo relacionado con lo académico, científico y de extensión”, expuso.

Además de Duprat, el plantel de la UAI se completa con la contadora María Eugenia Bassi, el licenciado en Computación Alejandro Moreno y el abogado Leandro Pérez, así como la empleada administrativa Mara Gelós.