Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Continúa la suba de los costos de la industria en Bahía Blanca

Desde la UIBB reconocieron que existe una desaceleración en el aumento de estos valores.

Fotos: UIBB y Archivo La Nueva.

En el primer trimestre de 2024, el Índice de Costos de la Industria Bahiense sufrió un aumento del 15,4 % respecto de los últimos tres meses del año pasado, y registrando una suba interanual de 171,2 %.

Estas cifras muestran la continuación de la tendencia alcista, aunque mostrando una desaceleración en su evolución. La última cifra estimada fue de 4.490,3 puntos.

Por otra parte, y revirtiendo la tendencia del período anterior, la variación del ICIBA fue inferior al alza general de los precios al consumidor, pero superior a la del tipo de cambio. Estos últimos mostraron un aumento de 59,5% y 6,1% respectivamente.

Al analizar los subíndices sectoriales se puede observar que, a diferencia del período anterior, hay más dispersión entre los resultados de cada sector, ya que presentan fluctuaciones más heterogéneas, mostrando un rango de variaciones negativas como otras positivas cercanas al 100%.

Nuevamente, el sector que presentó el mayor aumento en sus costos fue el de Aserraderos y Productos de Madera con una suba aproximada del 107%, seguido por el de Productos Textiles y Calzados cercano al 72% -este último había tenido la menor suba en el período anterior-, mientras que en tercer lugar se ubica Transporte y Logística con el 53,3%.

Dichos incrementos se deben, entre otros motivos, al aumento en las materias primas principales de los respectivos sectores como el álamo o la gabardina, que tuvieron un aumento de precios cercano al 119% y el 80% respectivamente en comparación al trimestre anterior.

Uno de los sectores que mostraron una disminución en sus costos es el de Metalúrgicas y Productos Metálicos debido, entre otras causas, a la diminución de aproximadamente el 36% en el precio de las chapas laminadas. Esto último es consecuencia, entre otros motivos, de la alta demanda que hubo en diciembre del año pasado de dicho material por el temporal del último 16 de diciembre y, consecuentemente, la falta de stock y especulación del precio.

Otro de los sectores que tuvo una baja en el precio de la materia prima, como la cartulina dúplex importada, es el de Fabricación de Papel y Cartón y se debe a una estabilización del tipo de cambio oficial con el dólar paralelo.

Cabe resaltar el aumento notablemente inferior respecto al trimestre anterior del sector de la Construcción.

En ese sentido, la Asociación de Pymes de la Construcción (Apymeco) confirmó una desaceleración en los precios de los materiales y herramientas en los últimos días. La escasez de ventas por un menor ritmo de obras grandes y del freno de la obra pública atenuó una situación en la que algunos productos registraron una disminución de entre 7 % y 12 % si se compara marzo con febrero.

Al respecto, Matías Hernández, presidente de Apymeco, expresó que “la industria de la construcción enfrenta una desaceleración en el incremento de los costos de insumos, generando una perspectiva optimista para la reactivación de las obras privadas”.

“Tras un período donde el aumento en los precios de los materiales impactó negativamente en el lanzamiento de nuevos proyectos, principalmente aquellos de ejecución a mediano y largo plazo, recientemente se observó una ralentización en estos incrementos”, sostuvo.

Continuando con el análisis de los subíndices por rubro de costos, el primer lugar lo continúa ocupando el de Costos Logísticos, con un alza cercano al 44% debido al aumento de los combustibles, tanto gasoil como la nafta con subas superiores al 40%. Los costos laborales ocupan el segundo con una suba del 36,1% debido al cierre de las paritarias en gran parte de los sectores industriales analizados.

En el tercer lugar se encuentran los costos energéticos con un aumento del 19,3%. El resto de los costos presentaron aumentos inferiores al del ICIBA, inclusive los Costos Financieros mostraron nuevamente una variación negativa por la caída de las tasas de interés.