Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Elon Musk demanda a la empresa de ChatGPT por querer lucrar con la inteligencia artificial

Luego de que la compañía hiciera un acuerdo millonario con Microsoft y mantuviera en secreto el supuesto "código abierto", el magnate presentó una denuncia.

Elon Musk y Sam Altman.

El multimillonario Elon Musk presentó una demanda contra OpenAI y su CEO, Sam Altman, alegando que la compañía detrás de ChatGPT había abandonado su misión original sin fines de lucro luego de asociarse con Microsoft y mantener en secreto el código de los nuevos productos de inteligencia artificial generativa. 

Según documentos presentados el jueves en un tribunal de San Francisco, California, el magnate acusa a la empresa de haber incumplido el acuerdo inicial para el desarrollo de OpenAI, que debía seguir siendo una asociación sin fines de lucro que trabajara por el bien de la humanidad. Musk solicita un juicio con jurado y que la compañía, Altman y el cofundador Greg Brockman devuelvan las ganancias que recibieron por ese negocio.

El dueño de Tesla cofundó OpenAI en 2015 junto a Altman, entre otros, con estatus de organización sin fines de lucro que trabaja en programas de inteligencia artificial de "código abierto" (accesible, editable, utilizable y redistribuible para todos), para evitar que Google domine esta tecnología importante. 

La idea de la empresa era funcionar como un mecanismo de control de lo que los fundadores creían que era una grave amenaza que la inteligencia generativa artificial, o AGI, representaba para la humanidad.  Por eso mismo, OpenAI creó una junta de supervisores para revisar cualquier producto que creara y el código de sus productos se hizo público.

En 2018, Musk se fue de la empresa y se convirtió en uno de sus principales críticos. Mientras que en 2019, Altman, Brockman y el científico jefe Ilya Sutskever formaron OpenAI LP, una entidad con fines de lucro dentro de la estructura mayor. Esa empresa llevó a OpenAI a una valoración de USD 90.000 millones en sólo unos pocos años.

Elon Musk contra el acuerdo entre OpenAI y Microsoft

El año pasado Microsoft prometió 13.000 millones de dólares en inversiones a la compañía. La denuncia de Musk asegura que la asociación del gigante tecnológico con la dueña de ChatGPT viola los estatutos fundacionales de OpenAI, lo que representa un incumplimiento de contrato. 

Desde la partida del dueño de Tesla en 2018, Altman reorientó la compañía hacia una trayectoria lucrativa, por lo que fue despedido por una parte de la junta en noviembre del año pasado. Sin embargo, con el apoyo de Microsoft, el jefe de OpenAI fue reincorporado cinco días después.

Gran parte de la demanda cuestiona la aparente influencia de Microsoft sobre OpenAI y la acomodada posición económica de Microsoft. Musk amenazó anteriormente con demandar al gigante tecnológico y lo acusó de robar contenido de X, empresa de redes sociales de la que es dueño, para entrenar a las herramientas de inteligencia artificial.

"OpenAI, Inc. se ha transformado en una subsidiaria de facto de código cerrado de la empresa de tecnología más grande del mundo: Microsoft", sostiene la denuncia. "Bajo su nueva junta, no sólo está desarrollando sino que en realidad está refinando un AGI para maximizar las ganancias de Microsoft".

OpenAI no hizo público el código de su último modelo de lenguaje GPT 4, "rompiendo el contrato original", alegan los abogados de Musk en la queja. Por ello, el magnate reclama que GPT 4 sea excluido de la licencia concedida por OpenAI a Microsoft. Cabe destacar que Musk fundó su propia compañía de inteligencia artificial en 2023, llamada Xai. (Perfil)