Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bullrich pasó por Bahía y vaticinó: "Nos vamos a una hiperinflación"

La candidata a presidenta de Juntos por el Cambio criticó las últimas medidas económicas del gobierno. Y pidió el voto para Nidia Moirano en nuestra ciudad.

Patricia Bullrich, en el Parque de Mayo. (Fotos: Samanta Marco - La Nueva.)

La candidata presidencial de Juntos por el Cambio (JxC), Patricia Bullrich, estuvo hoy en Bahía Blanca, donde recorrió distintos sectores, se reunió con vecinos en Zelarrayán y Cuyo, y luego habló mano a mano con La Nueva. en el Parque de Mayo, donde se realiza la Fiesta de la Primavera

—Hoy Sergio Massa dijo que si gana la presidencia va a convocar a un gobierno de unidad. Si gana Patricia Bullrich, ¿es posible convocar a un gobierno de unidad? Y, en todo caso ¿unidad con quién?

—En primer lugar, si gana Patricia Bullrich, va a haber un cambio. Y la única unidad que nosotros vamos a llevar adelante es con la gente. Es la unidad que le devuelva a la gente la posibilidad de vivir en un país con futuro, sin inflación, con seguridad, con educación, con jubilaciones razonables. Hoy Sergio Massa podría llamar a una unidad si hiciera cosas coherentes, pero está haciendo puro parche. ¿Va a llamar a la unidad para qué, para hacer lo mismo que está haciendo ahora?

—Después del resultado de las PASO quedó la impresión de que Javier Milei empezó a apropiarse del espacio de la derecha, que era un espacio que la mayoría de la gente esperaba que ocupara Patricia Bullrich, quien ahora, algunos entienden, quedó en un lugar más de centro. ¿Cuál es su lectura?

Yo represento a JxC y así me votó la gente: un cambio profundo, decidido y, sobre todo, con temperamento y carácter. Hay que animarse a enfrentar a los poderes de la Argentina. Para eso hay que tener espalda y yo creo que la tengo. He elegido equipos muy importantes para el futuro de la Argentina, como el caso del equipo económico de la Fundación Mediterránea dirigido por Carlos Melconian, y todos los equipos y voceros que hemos nombrado en este tiempo. No sé qué discusión hay, si derecha o centro; la discusión nuestra es que la Argentina no puede seguir gobernada por mafias que se apropian de lo público, que destruyen los bienes de los argentinos, la educación, la seguridad y la economía. De eso se trata, nos quieran poner el titulo que nos quieran poner. 

—Hoy en Bahía Blanca, a pocos metros de aquí, hubo una radio abierta de gremios docentes. Se sabe que los gremios en nuestra ciudad no responden a Baradel y suele haber más paros que en el resto de la Provincia...

—(Interrumpe) Una vergüenza....

—Usted suele decir que, si le toca gobernar, los paros en las escuelas se acaban. ¿Cómo?

Vamos a poner una ley muy fuerte de servicio esencial que haga que las clases sean de 190 días. Adherir a esa ley va a significar que aquellos que no cumplan con ella tendrán que responder ante la Justicia de manera seria, porque están arruinando la vida a generaciones y generaciones de argentinos. Si no quieren ir a clases, que no sean docentes. Los docentes tienen que estar al frente del aula.

—¿Cómo ve la campaña hasta acá? ¿Es una campaña más de propuestas o de golpes bajos?

Yo estoy acostumbrada. Todo el día hay golpes bajos. Hay algunos que lo han elegido como forma de hacer campaña. Pero no quiero comentar demasiado del tema.

—A propósito de eso, el actual oficialismo nacional la califica a usted de violenta porque habla de eliminar el kirchnerismo y ellos dicen que no dejan de ser un espacio político de la Argentina, que representa a un sector de la población. Del otro lado, La Libertad Avanza recuerda su pasado en la organización Montoneros. De ambos lados tratan de ponerla en ese lugar de violencia. 

En casa de herrero, cuchillo de palo, ¿no? El kirchnerismo ha reivindicado la violencia en todos lados. Y yo he sido autocrítica de esa violencia. He dicho, desde hace muchos años, incluso cuando era políticamente incorrecto, que la violencia no es la manera de solucionar los temas de la política y de la vida de la gente. Lo importante en la vida es aprender, no ser grande y repetir siempre los mismos errores, que es lo que hace el kirchnerismo. 

—¿Cuáles cree que van a ser los efectos de las últimas medidas económicas del ministro Massa, pensando en un próximo gobierno?

Nos vamos a una híper. Todo lo que está haciendo lo hace aumentando la emisión y sin decir qué va a dejar de gastar. Eso es máquina de imprimir, directo. No hay otra explicación, es simple. Es muy inconsciente lo que está haciendo Massa, muy inconsciente.

—¿Usted avizora un escenario de hiperinflación si seguimos por este camino?

Totalmente. Absolutamente.

—¿Y va a tener las herramientas para controlarla en caso de llegar a presidente?

Por supuesto. Obviamente es mejor recibir un país más ordenado, pero con el kirchnerismo y con Massa, que deciden tirar manteca al techo, que no les importa nada, que regalan electrodomésticos, que no tienen barreras éticas, es difícil. Por un voto hacen cualquier cosa, así que no espero nada de ellos. 

—Finalmente. En Bahía Blanca, como pocos lugares del país o quizá como casi ninguno, se da un escenario de tercios en la carrera por la intendencia, muy similar al de la Nación, con tres fuerzas que han terminado bastante parejas en términos numéricos. ¿Por qué hay que votar a Nidia Moirano en esta ciudad?

Porque es una persona que silenciosamente, durante muchos años, trabajó en temas sociales, es directora de un hogar de ancianos que me llevó un día a conocer, y lo hizo no para sacar un rédito político sino para ayudar a personas que no tenían hogar, que ya estaban grandes; es una abogada que siempre ha trabajado en el mundo privado, recién hace pocos años se ha adentrado en la política y creo que tiene experiencia y sensibilidad para gobernar Bahía Blanca”. 

También estuvo en Punta Alta

Más temprano, Bullrich se hizo presente en Punta Alta. Estuvo en el boulverad Avellaneda, en la zona de ingreso al parque San Martín.

Allí, tras una improvisada conferencia de prensa, dialogó con los vecinos que la esperaban, respaldada por el intendente rosaleño Mariano Uset y el candidato para sucederlo, Nicolás Aramayo.

La candidata presidencial, junto con su comitiva, respondieron a las consultas de los vecinos, entre ellos los más jóvenes, que le plantearon sus necesidades respecto a los estudios, el empleo y el transporte público, entre otras temáticas.