Bahía Blanca | Sabado, 30 de septiembre

Bahía Blanca | Sabado, 30 de septiembre

Bahía Blanca | Sabado, 30 de septiembre

Se cancela la E3 de este año

Una de las exposiciones más importantes de la historia de los videojuegos llega a su fin, y en esta nota, vamos a ahondar en algunos de los motivos

por Nicolás "Naiko" Bahl para El Cubil del Mal / prensa@elcubildelmal.com

 

En la industria de los videojuegos como en la vida hay semanas muy movidas, y semanas que más bien parecen darnos la bienvenida a una meseta emocional que por lo menos nos da un respiro. Hace algunas horas tuvimos la confirmación vía IGN de que la E3, el evento por excelencia dedicado a la industria de los videojuegos, no se iba a realizar según lo pactado durante este 2023.

 

 

La E3 se realizaba como una celebración a lo maravilloso de la industria de los videojuegos, y a lo largo de su fantástico cronograma, distintos estudios de primera línea podían presentar sus nuevos proyectos al público de una manera sumamente personal y con el recibimiento que estos se merecían. A raíz de lo sufrido durante gran parte del 2020 debido a la pandemia de COVID-19 muchos estudios decidieron bajarse de dicha presentación, y centrarse de manera muy acertada, en realizar sus propios eventos y sus propias presentaciones sin tener que compartir escenario necesariamente con la competencia más directa.

 

Microsoft, Nintendo y Sony fueron las primeras que decidieron bajarse de esta propuesta hace ya un tiempo, pero lo que verdaderamente término de lapidar la ejecución de esta edición y posiblemente de las siguientes, fue la baja de un gran estudio como lo es Ubisoft hace algunos días atrás. Sin la bancada de estos titanes de la industria no estaríamos muy equivocados en afirmar que no había sentido en realizar un evento de tal magnitud, o por lo menos, que es un gran momento para bajar todas las cartas que quedan sobre la mesa y repartir de nuevo. 

 

 

 Geoff Keighley aprovecho esta oportunidad para tirarse flores a si mismo, algo que hace con regularidad, pero también aprovechó para tirarle bastante amor a su Summer Game Fest. El genio detrás de los Games Awards comentó en una serie de tuits que esta realidad ya se podía ver en el horizonte, y que la Summer Game Fest viene un poco a intentar unir a las grandes empresas que se dedican a la industria de los videojuegos bajo un nuevo estandarte.

 

Y es que justamente la Summer Game Fest de Keighley nace como una respuesta a un evento anual que fue cancelado por la pandemia, y que al día de hoy ya se posiciona como su sucesor espiritual. Si bien la primera edición fue un desastre en cuanto a fechas y comunicaciones, para las ediciones que le siguieron todos estos problemas quedaron atrás y al dia de hoy tenemos un más que digno evento dedicado a la industria. Uno de los factores más importantes en la realización de los eventos que hace Keighley es el siempre apostar por eventos de índole híbrida, buscando mezclar a la perfección lo virtual con lo presencial, no solamente con el objetivo de captar una mayor cantidad de gente sino la de poder ofrecer experiencias igual de satisfactorias para quien está en su casa como para quien tuvo la posibilidad de asistir al lugar. 

 

 

Si este fue el fin de un ciclo celebremos que sucedió de la forma en la cual sucedió, y si algo tiene que morir para dar paso a una nueva propuesta abracemos como comunidad esa idea. Quedan en la memoria y el recuerdo los miles de Vlogs de nuestros Youtubers favoritos asistiendo por primera vez a un evento de tal magnitud, un lugar en donde héroes y fanáticos podían encontrarse para disfrutar en común lo que tanto los unía. Nos despedimos de esta nota con un sabor agridulce en la boca pero con un sentido mensaje de gracias a todos los que hicieron de la E3 un estandarte en la industria por tanto tiempo, y no solamente les deseamos lo mejor en el camino por venir, sino que esperamos verlos nuevamente con alguna propuesta acorde a los tiempos en los cuales nos encontramos.