Bahía Blanca | Viernes, 23 de febrero

Bahía Blanca | Viernes, 23 de febrero

Bahía Blanca | Viernes, 23 de febrero

La “Aventura del Tiburón”, un proyecto que va tomando forma: ¿vuelve en 2024?

La última edición fue en 2017 y el plan para reactivarlo corre por cuenta de pescadores e investigadores, con el único fin de colaborar con la ciencia y el programa “Conservar Tiburones en la Argentina”, creado hace una década, coincidentemente, en el estuario bahiense.

Fotos: Gentileza Lucrecia Díaz y Archivo-La Nueva.

Instagram: @sergiopeysse

Twitter: @elpeche1973

(Nota ampliada de la edición impresa)

El proyecto avanza, se perciben indicios esperanzadores, y en este 2023 se hizo una presentación oficial para que en un futuro no muy lejano vuelva la “Aventura del Tiburón” a la ría de Bahía Blanca.

“Este año el objetivo era presentar la carpeta para que el gobierno de la provincia de Buenos Aires autorice el proyecto y se pueda realizar un evento de pesca y devolución en una área protegida como son las islas del estuario bahiense”, señaló Lucrecia Díaz, nacida hace 43 años en nuestra ciudad, guardaparque de carrera y actualmente coordinadora regional del programa “Conservar Tiburones en la Argentina”.

Cualquier pescador de ley recordará el famoso “Safari”, que se realizó durante décadas entre puerto Rosales e Ingeniero White y cuya última edición fue en 2010, para transformarse, un año después, en la “Aventura” (pesca con devolución y sin sacrificio), que se extendió hasta 2017.

“La reglamentación que prohíbe la captura de grandes condrictios en nuestra provincia rige desde 2008, pero para no cortarle, por decirlo de alguna manera, la pesca a los apasionados de atrapar tiburones, el plazo de prohibición total se extendió un poco más, hasta 2010, cuando lo que es hoy el Ministerio de Ambiente (antes OPDS --Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible-- y antiguamente Asuntos Agrarios) dejó de autorizar cualquier tipo de captura en el área protegida”, sostuvo la investigadora de la zona sur del territorio bonaerense.

“La ley no permite extraer fauna y flora de un área protegida, excepto que sea regulado a través de un proyecto de investigación oficialmente autorizado por el gobierno provincial de turno”, agregó Díaz (la de la foto).

“En su momento la Aventura se dejó de hacer porque el organizador o el ente responsable del llamado `concurso´ no pidió o no renovó los permisos, aunque tampoco hubo demasiado interés para seguir llevándolo a cabo con las reglamentaciones modernas, por eso después de seis años estamos intentando reflotarlo como proyecto de investigación”, indicó con énfasis la egresada de la UBA.

--Claro, no existe otra manera.

--Es la forma de presentarlo y trabajarlo, es la idea para el año que viene. Solo hay una única manera de que nosotros, los investigadores, accedamos a los datos de los condrictios: involucrar a los pescadores al proyecto, porque ellos son los que capturan, marcan y devuelven.

“A partir de ahí, la factibilidad depende de la buena voluntad gubernamental, pero bueno, si se hace será a través de la investigación. Presentaremos una justificación legal que explique porque es tan importante desarrollar una actividad (la Aventura) que permita marcar una buena cantidad de grandes tiburones. De esa manera podremos tener un control, evaluar su crecimiento, su distribución y que sucede cuando emigran de nuestra aguas”.

--¿En el área protegida es donde se encuentra el mayor número de tiburones?

--Sí, por eso es muy importante la autorización. Presentamos los papeles este año para tener tiempo si hay que corregir o reformar algún pedido o documento con vistas a 2024. Ese primer paso, el formal administrativo, es la base de lo que puede llegar a venir, porque se cumple el décimo aniversario de la creación del programa “Conservar Tiburones en la Argentina”, y sería bueno que ese festejo se haga donde todo empezó: en el estuario de Bahía Blanca.

--En caso que se dé, ¿quién lo organizaría?

--En un principio los pescadores que forman parte del proyecto con el apoyo de los investigadores, más allá de la colaboración de privados interesados y los sponsors que apoyen al regreso del evento. Igualmente, después de recibir la aprobación del gobierno, ahí nos enfocaremos en la logística y demás detalles organizativos.

“A su vez, contaremos con talleres para que los pescadores aficionados y el que quiera aprenda a marcar y pueda saber cuanto tiempo un tiburón puede estar fuera del agua mientras espera a que le pongan la señalización”.

--Es bueno saberlo.

--Sí, aunque hay veces que se lo devuelve sin marcar por el agotamiento del animal, y para no estresarlo más se le saca el anzuelo (otra variante que es necesario aprender) y se lo deja en el agua. No se puede salir a pescar tiburones sin una mínima preparación previa.