Bahía Blanca | Miércoles, 01 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 01 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 01 de febrero

La CGT no acepta techo para firmar las paritarias de este año

Gerardo Martínez, líder de la UOCRA y dirigente de la CGT, señaló que quieren negociaciones libres, sin intromisiones.

El secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez, rechazó la posibilidad de que el Gobierno nacional procure determinar un techo paritario del 60 por ciento para las negociaciones convencionales de este año.

Martínez, también secretario de Relaciones Internacionales del consejo directivo de la CGT, señaló su oposición a la posibilidad de un techo del 60 por ciento para 2023 y se pronunció por la necesidad de que "las paritarias sean libres".

"Las paritarias son libres y soberanas en cada sector. La CGT no acepta ningún techo o intromisión de la política para que los salarios sean la variable de ajuste", advirtió.

Martínez, quien también integra el Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y es el jefe de la delegación sindical argentina ante el organismo laboral tripartito, enfatizó que "los salarios pierden contra los niveles actuales de inflación", y sostuvo que "los gremios negocian con total responsabilidad".

"La carrera inflacionaria deteriora el poder adquisitivo de los ingresos. La inflación es el impuesto a la pobreza, ya que los asalariados y los sectores de bajos recursos son quienes más la padecen. Las paritarias son víctima de esos niveles", concluyó.

Antes que esto, la ministra de Trabajo, Raquel Olmos, ratificó la decisión del Gobierno de impulsar una pauta de paritarias del 60 por ciento para este año, al mismo tiempo que ese avance será con apoyo de la CGT, aunque las declaraciones lo desmienten.

Olmos expresó que este año “la responsabilidad primaria del ministro de Economía, ha sido conversar con los distintos actores sobre la necesidad de ir convergiendo hacía una desaceleración de la nominalidad y la inflación”, explayó.

De este modo, la ministra de Trabajo aclaró que la política salarial tendrá como objetivo “converger hacia el nivel planteado de inflación más algún punto de recuperación”, expresó. 

Respecto a la pauta salarial de 2023, Kelly Olmos ratificó que seguramente tendrá la “bendición” de la CGT, la que acompañará la solicitud.

“Hay una conciencia de los sectores gremiales que de algunos sectores empresarios que por su capacidad de concentración, muchas veces acceden a aumentar la nominalidad, se dan vuelta y lo vuelvan a precio”, manifestó, aunque ya varios dirigentes gremiales a nivel nacional salieron al cruce de esas afirmaciones.

"Para que se firmen acuerdos con ese porcentaje, el gobierno debe asegurar que los precios no seguirán aumentando. Caso contrario es imposible, porque estaríamos perdiendo contra la inflación", dijeron desde la CGT.