Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Entre lágrimas y una ovación total, Roger Federer le puso punto final a su brillante carrera

La derrota junto a Nadal en el dobles, en el último punto del día de la Laver Cup, fue anecdótica. Propios y extraños lloraron el retiro del suizo. 

@LaverCup.

   Poco importó el resultado final. La derrota en el dobles junto al español Rafael Nadal será indudablemente una cuestión anecdótica. El mundo del tenis despidió hoy, entre lágrimas y una ovación total, al suizo Roger Federer, uno de los más grande de todos los tiempos. 

   Su último partido como jugador profesional lo disputó y disfrutó junto a Rafa, su gran amigo, con quien construyó una de las mayores rivalidades en la era abierta del tenis moderno; un momento que, a pesar de la derrota, quedará en la memoria de todos los fanáticos. 

   La caída por 6-4, 6-7 y 9-11 en el cuarto y último punto del primer día de acción en el O2 Arena de Londres, Inglaterra, sede de la Laver Cup, el torneo que el propio Roger organiza junto a sus representantes desde hace cinco años, no empaña nada de lo vivido hoy.

   Sus colegas del circuito, hoy devenidos en compañeros de equipo y rivales (Team Europe y Rest of the World, respectivamente), fueron todos uno. Aplausos, abrazos, lágrimas y un sinfín de reconocimientos a quien marcara a fuego una de las eras más impresionantes del tenis.   

   Culminado el partido, y luego de saludar a todos los actores protagónicos del certamen, llegó el momento esperado por todos los espectadores presentes en el majestuoso estadio, donde, por supuesto, no faltaron su esposa Mirka y sus padres.

   "Fue un día maravilloso, es genial hoy poder estar aquí. No estoy triste, sino contento. Ha sido un viaje maravilloso, lo volvería a hacer. No quería sentirme solo a la hora de despedirme, gracias a mi equipo y a todos los presentes”, fueron las frases más destacadas de Federer, entrevistado por el estadounidense Jim Courier.

   Más de 20 mil espectadores coparon el estadio del barrio del norte de Greenwich para acompañar a Su Majestad en su estocada final. Fanáticos, amigos, familiares y hasta los rivales más duros de su carrera, el propio Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray, con quienes conformó el "Big Four".

   El tenis ya lo extraña, su figura fue inspiración de millones de tenistas, muchos de los cuales ya son consagrados y hasta se dieron el lujo de compartir pista con el propio Roger, como el italiano Matteo Berrettini, el noruego Casper Ruud o hasta el propio argentino Diego Schwartzman.

   Pero contra el tiempo no se puede. La rodilla derecha no tuvo solución y, consciente de ello y que la vida continúa, Roger decidió priorizar su salud e iniciar una nueva vida. Aunque, con seguridad, seguirá ligada, desde otra esfera, al deporte que lo vio brillar tantos años.

El post partido completo: