Bahía Blanca | Viernes, 30 de septiembre

Bahía Blanca | Viernes, 30 de septiembre

Bahía Blanca | Viernes, 30 de septiembre

Le quitaron los puntos a un equipo infantil por incluir a una nena

Ocurrió con el Club Cañuelas, en la Liga de Buenos Aires.

   El Club Cañuelas denunció hoy una sanción discriminatoria tras la quita de puntos en las 13 fechas disputadas en la Liga de Buenos Aires luego de incluir a la jugadora Paula B., de 10 años, en uno de sus equipos masculinos infantiles de la categoría 2012.

   "El deporte no tiene género", fue la bandera que llevaron los equipos durante el fin de semana en los diferentes partidos que afrontaron.

   El expresidente de Cañuelas FC, Daniel Roncoli, explicó que ella viene entrenando con el equipo.

   "La Liga no hizo ninguna observación y jugó 12 partidos sin problemas, pero en la fecha 13 protestaron los rivales, que incluso habían ganado, según nos dijeron", explicó.

   Esta determinación le valió la quita de todas las unidades cosechadas hasta ese momento, aunque el aspecto "no pasa por ahí" y la idea es "contener emocionalmente a la jugadora". De hecho, el pasado fin de semana Cañuelas derrotó a Laferrere en esa categoría con la presencia de Paula en el equipo titular y también se sumó otra jugadora, Agostina A., porque "lo merecían desde lo deportivo".

   El comunicado del club afirma: "Creemos que tanto la protesta del club rival que motivó la determinación como la sanción en sí provocan una enorme desigualdad, no tienen perspectiva de género y atentan contra la idea de un fútbol diverso e inclusivo. La categoría 2012 de Cañuelas y todo el club denuncia discriminación luego de que la Liga de Buenos Aires le haya quitado todos los puntos sumados de las 13 fechas jugadas, por el sólo hecho de incluir a una chica en el equipo masculino", continuó el texto.

   "La adhesión y la simbología son herramientas para combatir este tipo de violencias de la que futbolistas de 10 años son víctimas", concluyeron desde el club.

   Roncoli, periodista, escritor y ahora referente del fútbol femenino en Cañuelas, contó que el club entrena a los varones y mujeres hasta la categoría Sub 13, donde no se ven "diferencias físicas" y realizan "todo el proceso en un marco de igualdad y equidad".

   "La repercusión en el equipo terminó siendo positiva. Los chicos apoyaron por completo a sus compañeras. Ellos tienen todo naturalizado. Y a nivel club estamos convencidos que es el camino correcto y que desde afuera la responsabilizan por la pérdida de los puntos. Esto le puede afectar su futuro", destacó.

   "Nos gustaría que se repiense el fútbol. Nos parece ridículo que participen del entrenamiento y no puedan jugar los fines de semana", afirmó.

   "Nosotros vamos a continuar con el fútbol mixto porque va rompiendo estereotipos, los entrenamientos son los mismos para todos, no hay diferencias. Los varones tienen totalmente naturalizada la situación, no hay discriminación. Es un proceso cultural, atravesamos los dolores del movimiento y los cambios. Los clubes tuvieron siempre una construcción patriarcal y el fútbol es una bastión. De hecho, siempre las modificaciones van antes que los reglamentos", analizó.

   De cara al futuro cercano, la institución ya realizó su descargo oral con sus coordinadores y continuará el camino legal correspondiente con el escrito y las presentaciones de sus propios futbolistas, que pidieron hacerlo de manera "genuina y espontánea".

   "Todo esto sé que les comenzó a abrir las posibilidades a otros clubes. Es un punto de partida que podrá beneficiar a todos", concluyó Roncoli con esperanza.

   Un antecedente es el de Juana Cangaro, ahora en River y parte de la Selección Sub-17 de Argentina, a la que no dejaron jugar en Mercedes, Buenos Aires, hasta que intervino el Estado y con una ordenanza municipal le dieron vía libre hace cuatro años.