Bahía Blanca | Sabado, 01 de octubre

Bahía Blanca | Sabado, 01 de octubre

Bahía Blanca | Sabado, 01 de octubre

Viruela del mono: se confirmó el primer contagio de un hombre a su perro

Un estudio publicado en The Lancet confirma el primer caso registrado en un galgo adquirido a través del contacto con personas.

Un galgo fue contagiado por un hombre que se contagió de viruela del mono.

   El virus de la viruela del mono escala en el mundo y sigue alertando a los científicos que no dejan de ahondar en sus investigaciones. El virus se propaga incluso entre personas que no han viajado a áreas endémicas.

   El 23 de julio de 2022, la enfermedad fue declarada Emergencia Sanitaria Internacional por el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Qué significa que la viruela del mono sea una emergencia internacional

   La transmisión de persona a persona del virus de la viruela símica generalmente ocurre a través del contacto cercano con las lesiones, fluidos corporales y gotitas respiratorias de personas o animales infectados. Entre tanto, la posibilidad de transmisión sexual sigue siendo investigada.

   En un artículo publicado por The Lancet, un equipo de profesionales encabezado por la doctora Sophie Seang del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de la Sorbona, da cuenta del primer caso de un perro con enfermedad confirmada de infección por el virus de la viruela del simio que podría haber sido adquirido a través de humanos.

   Dos hombres que declararon mantener encuentro íntimos con otros, asistieron al Hospital Pitié-Salpêtrière, París, Francia, el 10 de junio de 2022. Uno de ellos (paciente 1) es latino, tiene 44 años y vive con el VIH con cargas virales indetectables en antirretrovirales; el segundo hombre (paciente 2) es blanco, de 27 años, y VIH negativo.

Los casos se incrementan diariamente en el mundo, que ya empezó a vacunar.

   Los hombres viven en la misma casa. Ambos habían presentado ulceración anal 6 días después de tener relaciones sexuales con otras parejas. En paciente 1, se siguió la ulceración anal por una erupción vesiculopustulosa en la cara, orejas y extremidades; en el paciente 2, en piernas y espalda. En ambos casos, la erupción fue asociado con astenia, dolores de cabeza, y fiebre 4 días después. El virus de la viruela del simio fue confirmada por PCR en tiempo real.

   Doce días después del inicio de los síntomas, su galgo italiano macho de 4 años y sin antecedentes trastornos médicos, presentó lesiones mucocutáneas, incluyendo pústulas en el abdomen y una ulceración anal. Ante el análisis dio positivo por viruela del simio.

   Los especialistas compararon las secuencias de ADN del virus del perro y el paciente 1 mediante secuenciación de nueva generación. Ambas muestras contenían virus coincidente con el que se ha estado propagando en países no endémicos desde abril de 2022, y que, a partir del 4 de agosto de 2022, ha infectado más de 1700 personas en Francia, concentradas principalmente en París, donde el primer perro desarrolló síntomas. Además, el virus que infectó al paciente 1 y el que hizo lo propio con el perro mostró 100 % de secuencia homología.

La viruela del mono es una enfermedad endémica en África, en los últimos 50 años (Getty Images)

   Los hombres informaron a los científicos haber dormido juntos con su perro. Declararon haber tenido cuidado de evitar que su perro entre en contacto con otras mascotas o humanos desde el principio de sus propios síntomas.

   En países endémicos, solo animales salvajes, como roedores y primates, se ha descubierto que portan el virus de la viruela del mono. Sin embargo, se ha localizado el virus en los perritos de las praderas y en primates en cautiverio en Europa, que estuvieron en contacto con animales infectados importados. La infección entre los animales domésticos, como perros y gatos, nunca se había informado hasta ahora, según indican los especialistas en su documento.

   “Hasta donde sabemos -indica Seang-, la cinética del inicio de los síntomas en ambos pacientes y, posteriormente, en su perro sugieren transmisión de humano a perro del virus de la viruela del simio. Dada las lesiones cutáneas y mucosas del perro, así como el PCR, hipotetizar una enfermedad canina real es una posibilidad. Nuestros hallazgos deben impulsar el debate sobre la necesidad para aislar a las mascotas de individuos positivos al virus de la viruela del simio. Llamamos a más investigaciones sobre transmisiones secundarias a través de mascotas”, concluye la especialista. (Infobae)