Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

El pene: más allá del tamaño

Mitos, creencias y estereotipos también se apoderan de los penes generando complejos, inseguridades, bromas crueles y apodos generalmente en relación con el tamaño.

imagen
layout="fixed-height">

   Alrededor de los dos a tres años el niño empieza a descubrir su cuerpo y de forma azarosa descubre su pene, lo toca, lo estira, lo manipula de forma lúdica y aproximadamente entre los cuatro y seis años lo hace con el fin de obtener satisfacción, actividad que realizará cuando incorpore reglas en ámbitos muy privados.

   Si bien hay una etapa en la que el interés se dirige hacia otras actividades, a partir de la adolescencia y creo que hasta sus últimas días, el pene pasará a ser un tema central. Mirar de reojo, comparar, medir son acciones habituales.

   Mitos, creencias y estereotipos también se apoderan de los penes generando complejos, inseguridades, bromas crueles y apodos generalmente en relación con el tamaño. No es casual que las consultas respecto de tratamientos y cirugías para alargar y engrosar sean cada vez más frecuentes, aunque disfunción eréctil y tiempos de eyaculación también son motivos recurrentes.

   ¿Por qué hablar de medidas normales y esperables? ¿Un determinado tamaño asegura relaciones más satisfactorias?

   Si pensaban que la medicina estética estaba ligada solo a las mujeres se equivocan. ¿Por qué un hombre llega a obsesionarse con sus dimensiones? Una vez más es una cuestión de construcciones culturales.

   Las relaciones sexuales, sean homo o heterosexuales, están condicionadas por múltiples variables, con lo cual afirmar que un determinado pene asegura una relación exitosa o es garantía de orgasmo, es un error.

   Obviamente si bien cada uno tiene lo que tiene hay ciertos parámetros, pero que de ninguna manera debieran inhibir los deseos.

   Se conoce como micropene cuando mide entre tres y cuatro centímetros en estado flácido y alcanza los ocho en estado de erección. Quienes sienten que esto es un impedimento existen tratamientos y cirugías para alargarlo.

   No me gusta usar la palabra normal así que hablemos de mayorías. Podemos decir que un gran número de penes mide entre ocho y 16 centímetros. El grosor entre 3 y 4  y la circunferencia entre 10 y 12 centímetros, y no hay ningún problema en medirlo, analizar su diámetro y especialmente explorarlo.

   Está comprobado que un pene considerado grande, es decir largo y grueso impacta generalmente en la autoestima y en la confianza del portador  por esta creencia de la importancia que tiene el tamaño y que lamentablemente se transmite de generación en generación.

   Sí es más importante el grosor  ya que puede asegurar una mejor fricción, pero siempre  hay que tener en cuenta los gustos y preferencias del compañero o compañera. No todas disfrutan un pene grueso y  es más, a veces se padece.

   De acuerdo con las características del pene habrá que desplegar la creatividad, ya que  de acuerdo a las características que generalmente son genéticas, habrá que explorar cuales son las posiciones y prácticas más adecuadas para esa medida y ese grosor al momento de tener relaciones

   Como sucede con otros instrumentos puede ser el mejor, el más bello, el más adecuado, normal  o hasta si sos de los que les importa el tamaño puede ser casi la versión obelisco, pero si no conocés el instrumento y mucho menos ejecutarlo dudo que haya una buena sinfonía.

   Hasta el próximo encuentro. Lic. Magda