Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 27 de mayo

Sustentabilidad y RSE: crecer con bienestar

El eje de la estrategia de crecimiento de las empresas y las instituciones ya no pasa solo por la búsqueda de rentabilidad.

   El siglo XXI nació con el proceso de globalización en pleno desarrollo, con el impacto de Internet como nueva forma de conectarse y comunicar, redes sociales y una generación, de los millennials y los centennials, que ha cambiado los paradigmas para aspirar a un mundo más sustentable y un desarrollo sostenible para todos.

   Lo que llamamos la era del triple impacto, por las consecuencias ambientales, económicas y sociales que genera la actividad humana.

   Estos nuevos paradigmas han ampliado el concepto de la RSE al hacerla responsable de la sustentabilidad. O sea, el eje de la estrategia de crecimiento de las empresas y las instituciones ya no pasa solo por la búsqueda de rentabilidad, pasa porque este rédito económico se genere sin comprometer los recursos naturales y apunte al bienestar de los más necesitados.

   El modelo tiene tres patas: valor económico, impacto ambiental y mirada social.

   La RSE es la clave para generar el impacto sostenible en la sociedad del futuro. Es y ha sido en las últimas décadas un tema de agenda para el sector privado y, también ahora, el público, y en la práctica se traduce en sistemas de gestión complejos a la vez que transparentes.

   Todavía hay un camino a recorrer hasta alcanzar un estándar de acción compatible con los preceptos, especialmente en Argentina, donde a veces se habla de trabajar con el entorno más necesitado, sin analizar que la pobreza es sistémica y multicausal, y en donde el estado aún no acierta a un acuerdo público privado a largo plazo para actuar positivamente sobre las causales.