Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

La importancia de la lubricación

Así como aumenta la oferta de lubricantes también aumentan los conocimientos respecto de esta sustancia que se ha convertido en uno de los productos más consumidos para optimizar las relaciones sexuales.

   Debo confesarles que me han sugerido miles de sitios por visitar, espacios por explorar  y también me han mandado a distintos lugares, algunos bellos y en contadas ocasiones, a lugares lejanos y mal olientes, pero jamás en años de profesión me mandaron a que “lubrique mi cerebro y lo arroje a la ría”.
Como estoy convencida que hasta una patada en los glúteos empuja hacia adelante,  acá estoy. La sugerencia del lector que reniega de este espacio me estimuló a desarrollar el tema de los lubricantes.

   Así como aumenta la oferta de lubricantes también aumentan los conocimientos respecto de esta sustancia que se ha convertido en uno de los productos más consumidos para optimizar las relaciones sexuales.

   El mayor porcentaje de personas que accede a tener un encuentro íntimo desea pasarlo bien y siendo conformistas, pero también hay quienes persiguen y logran esos encuentros a los que considero sublimes y creéme que existen, pero seguramente ya sabrás que la sequedad de la mucosa vaginal y anal suele disminuir por diferentes motivos. Entonces lo sublime se convierte en utopía  y el “bien”, al estilo corrección docente, se convierte en un trámite doloroso, y digo trámite porque querés terminar con la tarea cuanto antes

   ¡Bienvenidos sean los lubricantes! 

   El preservativo es el elemento indiscutido para la prevención de enfermedades de transmisión sexual y para evitar los embarazos no deseados y más allá de esta indicación de la Organización Mundial de la Salud, la mayoría de los  preservativos vienen acompañados de un sobre adicional con una sustancia lubricante.

   Al margen de lo que aporta la caja de preservativos, el mercado se ha diversificado. Hoy encontramos lubricantes efecto frío, calor, saborizados tales  como frutilla, chocolate, menta, limón, de silicona, oleosos o más acuosos. Si creés que es una compra que podés resolver rápidamente te aseguro que no es así, la oferta es muy amplia.

   Por lo tanto hay que hacer una distinción, hay lubricantes que se emplean de forma lúdica y otros que se emplean para facilitar la lubricación por el uso del preservativo, por ende para evitar roturas y deteriores en el codón habrá que usar los que están indicados para tal fin.

   Cuando el objetivo es pasarlo bien, muchos, muchas, muches optan por esos potes coloridos y con un packaging que invita a la degustación. Según los responsables de ventas en los sex-shops, los lubricantes saborizados están entre los objetos más vendidos.

   Algunos apelan a la saliva, pues siempre está disponible y de forma gratuita, si bien sirve para un comienzo, no es resbaladiza y se seca rápidamente, con lo cual en la mejor parte de la relación hay altas posibilidades de que surjan molestias.

   Tampoco es recomendable en una situación de urgencia y escasez apelar a aceites de cocina, por más refinado que sea el de oliva puede causar reacciones, lo mismo sucede con el de coco, la manteca, la vaselina o sustancias que no están indicadas tanto para vulvas, vaginas, penes, anos y bocas.

   Otro factor a considera es en qué lugar físico se va a producir el encuentro, pues si es en el agua no es lo mismo el mar que un jacuzzi, una piscina o la “ría”, un sauna o una ducha, o lugares convencionales. Se diversifican los lugares, las formas y hay un lubricante para cada necesidad.

   Sugerencia: leer siempre las etiquetas y no aplicarlo directamente sobre los genitales. Lo indicado es ponerse en las manos, frotarlo y luego comenzar a frotar tu pareja o bien frotarte. Seguramente habrá quien diga que no necesita lubricantes, en ese caso recomiendo que no te pierdas este juego.

   Hasta el próximo encuentro. Lic. Magda