Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Video: el guiño del papa Francisco a la Scaloneta en su recorrido con el papamóvil

En su recorrido a bordo del papamóvil, el Sumo Pontífice tuvo un especial gesto para con un niño argentino que tenía puesta la camiseta de la Copa América 2021.

El momento del saludo. Foto: captura de pantalla.

   La Scaloneta no para de sumar pasajeros en su viaje rumbo a Qatar y ahora el que tuvo un particular guiño hacia el Seleccionado dirigido por Lionel Scaloni fue el mismísimo papa Francisco. Aunque no pronunció una palabra sobre fútbol, el gesto habla por sí solo.

   En su recorrido en el papamóvil por las calles vaticanas rumbo a la tradicional audiencia de los miércoles, el Sumo Pontífice saludaba a diestra y siniestra a las miles de personas que se habían acercado hasta la Piazza San Pietro. Como siempre, besó a un par de niños que los guardias de seguridad le acercaron, pero un pequeño en particular llamó su atención.

   En los metros finales del recorrido, el Santo Padre divisó a un nene parado sobre una de las vallas de contención, que lo saludaba con su brazo derecho en alto: formaba parte de un grupo de argentinos, con lo cual el celeste y blanco no pudo escapar de su mirada.

   El vehículo papal siguió unos metros más y Francisco le ordenó al chofer que detuviera la marcha. Luego, giró su sillón hacia donde estaba aquel grupo de connacionales y con su mano derecha llamó al niño, que -ya con la autorización del Papa- saltó la valla y emprendió un pique hasta el Mercedes Benz encargado de movilizar al Santo Padre.

   Al subir de un salto al papamóvil, el nene recibió el saludo del ex cardenal primado de la Argentina y allí la televisación oficial de Vatican News mostró en primer plano la remera que llevaba el niño: se trataba de la camiseta de la Selección diseñada especialmente para celebrar la obtención de la Copa América 2021 frente a Brasil en el Maracaná.

   El pequeño descendió del vehículo oficial y regresó junto a su familia, bajo la mirada atenta y la sonrisa fulgurante de Francisco.