Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Hay algo de San Lorenzo que Benedetti no quiere pensarlo, aunque se anima a decirlo

La victoria ante Pacífico los dejó a un triunfo de retornar a Primera.

Benedetti lanza por encima de Salvatori. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

   Otra oportunidad de llevarse el cierre de la serie a su cancha aprovechó San Lorenzo, ahora venciendo a Pacífico, en el repechaje, en un formato que te da poca revancha, porque es al mejor de tres.

   Lo que pasó con Sportivo es evidente que lo sepultó.

   “Seguimos de igual de mentalizados que en la serie anterior. No nos golpeó perder el ascenso directo. Se espera con tranquilidad el próximo el partido”, naturalizó Esteban Benedetti.

   La experiencia de haber tenido el ascenso entre las manos acaso sume para esta segunda oportunidad que le dio al equipo de Segunda, que anoche jugó mucho mejor que el de Primera.

   “La verdad que veníamos expectantes, pero sabíamos que teníamos buen plantel y que podíamos hacerles fuerza”, admitió Benedetti.

   Lo demostraron por capacidad defensiva, juego ofensivo, presencia, convicción y carácter. No permitieron que el frío de una instancia que generalmente lleva un tiempo asumirla los dejara casi sin chances. Ganaron su propio partido mental, ante un rival que por lo mostrado inicialmente, acaso olvidó que el año continuaba tras condenar al descenso a 9 de Julio, su clásico rival.

   “Nuestra clave siempre es defender fuerte y sacar el contraataque”, señaló el zurdo.

   Y lo desarrollaron, en gran parte, a la perfección.

   Contenido Salvatori –primero por Agulló, después por Branciforte-, siguiendo Benedetti a Sacomani y luchando Pollio con Garbarino, la visita hizo los cimientos en la defensa para después construir el ataque.

   Pacífico jugó a un solo tiro por ataque, contrariamente a Sanlo, que mostró fluidez, abrió la cancha, supo ocupar espacios sin pelota y tuvo la pausa para que el propio juego lo lleve al mejor tiro, rompiendo y pasando o lanzando a distancia.

   Los “altos” Ferrari, Agulló y Ríos Lodoli tuvieron capacidad para saber dónde estaba la ventaja atacando de frente, Pollio ayudó abajo y el perímetro Fortelli-Branciforte-Benedetti fue una amenaza constante.

   Pacífico se vio 8 abajo en el inicio del segundo cuarto y se replegó en zona.

   “Por momentos estuvieron bastante abiertos –dijo Benedetti-, después con la zona se cerraron, pero...”.

   —Bueno, no les dio resultado y en tres minutos tuvieron que volver al hombre...

   —Es verdad, no les dio resultado.

   —¿Fue mérito del ataque de San Lorenzo o de la mala ejecución defensiva de Pacífico?

   —Creo que ambos.

   Iannamico no encontraba respuestas de sus jugadores. El verde apelaba al 1x1 con pelota en el piso o generando una situación de pick and roll, que terminaba congestionada por la firme defensa visitante.

   El juvenil Coria entró y rindió una vez más, Ferrari bajó todos los rebotes que andaban dando vueltas, San Lorenzo ampliaba la ventaja y hasta mostraba elegancia en su juego, sacando la máxima de 15 en el segundo cuarto.

   “Siempre tratamos de apagar a los principales jugadores, en este caso Salvatori y Garbarino”, apuntó Benedetti.

   En el tercer cuarto fue cuando el local encontró mayores respuestas de estos dos referentes, aunque más por empuje individual que porque el juego se lo generara.

   San Lorenzo lo tenía controlado, porque el verde, además, no la metía.

   “Nos benefició que tuvieron poco gol, también que reafirmamos nuestra característica de cargar al rebote para poder correr”, resaltó.

   Los 18 de luz, con dos triples de Branciforte y las corridas de Fortelli, le dieron la máxima a la visita, a falta de 3m25 para el cierre del tercer período.

   Un triple de Leal en el final del cuarto, desde lejos y después de que San Lorenzo desperdiciara la posesión, significó una reacción anímica para el verde.

   Al equipo de Claudio Queti empezó a costarle administrar la diferencia.

   Pacífico estiró la defensa en todo el campo, las pérdidas por malas decisiones se multiplicaron, salieron por faltas Ponzoni del local y Pollio, primero y Agulló después, en la visita. Era otro partido.

   El local se puso a 3, con 1m58, tras parcial de 29-14 después de sufrir la máxima.

   Una falta técnica al banco la desaprovechó Garbarino en la línea 0-1, después anotó un doble (78-79) y a partir de ahí empezó a definirse en la línea, entre pérdidas, mucho nerviosismo y dos libres de Ríos Lodoli, con 10 segundos, que pusieron el 83-78, finalmente cerrado en 84-78 por Fortelli.

   —Esteban, ¿son conscientes de que otra vez están a un triunfo del ascenso?

   —Todavía no lo pensamos, pero sabemos que estamos a un pasito de volver a Primera.

   El viernes se verá si San Lorenzo aprendió de la experiencia anterior. Anoche demostró estar preparado y saber bien lo que quiere. A esta altura, 1-0 arriba y jugando de local, se le presenta el mejor escenario.

La síntesis

   Pacífico (78): Branco Salvatori (13), Marcos Leal (10), Bruno Sacomani (7), Bautista Olivera (11), Pomar Garbarino (21), fi; Matías Ponzoni (9), Nicolás Sánchez (4), Emanuel Kloster (3), Gianni Nicotra y Baltasar Domínguez. DT: Andrés Iannamico.

   San Lorenzo (84): Luciano Fortelli (11), Esteban Benedetti (10), Alejo Agulló (12), Franco Ferrari (13), Pablo Pollio (6), fi; Martín Ríos Lodoli (11), Sebastián Branciforte (15), Alan García y Joaquín Coria (6). DT. Claudio Queti.

   Cuartos: Pacífico, 19-24; 36-49 y 61-70.

   Arbitros: Emanuel Sánchez, Marjorie Stuardo y Mauro Reyes.

   Cancha: Pacífico.

   Serie: 1-0 San Lorenzo.