Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Corina Parral

En agosto de 1948, la bahiense Corina Parral Durán, "Corita", contrajo enlace con José María Velazco Ibarra, expresidente de Ecuador. Como primera dama, desplegó una acción comunitaria que aún es recordada en tierra ecuatoriana.

   Nacida en 1905, Corina era hija de Ernesto Parral, hombre de negocios nacido en Gibraltar y radicado en Bahía Blanca cuando despuntaba el siglo XX. Consignatario, Parral incursionó en el rubro inmobiliario, siendo fundador de Villa Harding Green. Egresada del conservatorio Williams, Corina fue una destacada pianista y una apasionada poeta.

   En 1923, luego de pasar su niñez y adolescencia en nuestra tierra, se instaló con su familia en la Capital Federal. Fue allí que, en 1944, concurrió a una recepción en homenaje al electo presidente de Ecuador, José María Velazco Ibarra, destacado abogado de 41 años de edad. Pocos minutos alcanzaron para que ambos entendieran que tenían un destino en común.

   Derrocado Velazco en 1947, Corina se mantuvo en contacto con él. Se casaron en agosto de 1948. La vida de Corina fue tan activa como plagada de sinsabores. Su marido fue elegido tres veces presidente de su país y otras tantas derrocado. Ella, como primera dama, desplegó una acción comunitaria que aún es recordada en tierra ecuatoriana. Radicados en Buenos Aires en 1972 y con escasos recursos económicos, Corina tenía 74 años de edad cuando viajaba en el estribo de un colectivo porteño que frenó abruptamente. De allí cayó y golpeó su cabeza contra el granito, falleciendo horas después. Devastado, Velazco regresó a su tierra, "a meditar y a morir", según manifestó. Vivió 30 días más.