Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

El presidente le abrió la puerta a una posible reelección: "Este primer mandato que tengo"

Durante un acto por el Día Internacional de la Mujer, Alberto Fernández afirmó que la administración del ex presidente Mauricio Macri "endeudó al país como nunca nadie había endeudado a Argentina".

   El presidente Alberto Fernández cuestionó hoy a la oposición por discutir "si acepta o no" el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), luego de recordar que la administración del exmandatario Mauricio Macri "endeudó al país como nunca nadie había endeudado a la Argentina", y le abrió la puerta a una posible reelección en 2023 al señalar que se trata de su "primer mandato".

   Al encabezar el acto por el Día Internacional de de las Mujeres Trabajadoras en el partido bonaerense de José C. Paz, Fernández afirmó que "esta deuda que me toca a mí negociar y ver cómo se paga no la contraje yo, la contrajo el gobierno que me precedió y que hoy está discutiendo si acepta o no el acuerdo que estoy proponiendo".

   Y aprovechó la embestida al macrismo para hacer referencia a la posibilidad de ir por la reelección en 2023, al realizar una promesa al intendente local Mario Ishii.

   "Mario, ante tu pueblo te prometo que, antes de que termine este primer mandato que tengo, yo te garantizo que van a tener el polo industrial que necesitan", enfatizó Fernández.

   El Presidente, en otro pasaje de su discurso, aseguró que le genera "vergüenza" que en la Argentina "una mujer padezca violencia de género", y pidió "no tolerar a los violentos que no aceptan la diversidad de género".

   "Me da vergüenza que en la Argentina una mujer padezca violencia de género. Debemos entender, de una vez por todas, que eso no puede seguir ocurriendo y debemos denunciar a los violentos que por la sola condición de género avasallan a una mujer", enfatizó Fernández.

   "No vamos a ser una buena sociedad hasta que tengamos los mismos derechos y oportunidades", precisó.

   "Nosotros, los hombres, tenemos que hacer mucho, y lo primero es respetar y poner en condición de igualdad a cada mujer de la Argentina. En el siglo XXI es inadmisible que alguien sea discriminado por su condición de género", subrayó.

    En ese marco, el Presidente puntualizó: "El 8 de marzo no es un día festivo, es un día de reflexión ¿Saben sobre lo que tenemos que reflexionar? Sobre todas las desigualdades que aún existen. Tenemos que trabajar en matar todas esas desigualdades".

   "¿Saben cuándo el 8 de marzo será un día de celebración? El día que los hombres, las mujeres y cualquier persona, cualquiera sea su género, tengan los mismos derechos y las mismas oportunidades", sentenció.

   En la actividad que compartió junto a la escritora mexicana Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, y el intendente local, Mario Ishii, el jefe de Estado reivindicó la figura de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

   "Quiero que tomemos el coraje que tuvo Cristina cuando tuvo que gobernar el país en años difíciles. Tuvo que soportar la crisis de 2008, cuando el mundo estalló porque el capitalismo financiero se llevó a Lehman Brothers y muchas economías, y también tuvo que soportar la gripe aviar, y nunca bajó los brazos. Siempre se apoyó en lo mismo que me apoyo yo: el pueblo", resaltó.

   A su turno, Gutiérrez Müller aseguró que es "un orgullo" conmemorar el Día Internacional de la Mujer en la Argentina, con representantes como "Evita Perón y muchas otras luchadoras sociales que se encuentran en el anonimato".

   "Es mucho lo alcanzado en cuanto a hacer valer el derecho a decidir de las mujeres, pero todavía aquí y en mi país falta mucho por hacer porque no hay auténtico feminismo sin igualdad económica, y es indispensable también la igualdad ante la ley", concluyó. (NA)