Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Alvarez Porte habló sobre su renuncia y la presunta denuncia que lo vincula a una causa judicial

Por primera vez, el exsecretario de Seguridad explicó los motivos de su salida del gabinete municipal y contestó sobre los rumores que lo relacionan con un abogado imputado de líder narco. "Tengo la conciencia absolutamente tranquila", dijo. 

Emiliano Alvarez Porte (Fotos: Archivo La Nueva)

    Emiliano Alvarez Porte fue secretario de Seguridad del Municipio desde la asunción de Héctor Gay como intendente en diciembre de 2015, luego bajó de categoría a subsecretario en 2019 tras la derrota nacional y provincial de Juntos por el Cambio, y más adelante fue rejerarquizado como secretario en diciembre de 2021, también luego de un proceso electoral, en este caso exitoso para Juntos.

   De manera sorpresiva, tras haber defendido el presupuesto de su área en el Concejo Deliberante, el 4 de enero renunció alegando motivos personales. Incluso el propio Gay dijo días atrás que prefería no profundizar en explicaciones sobre la salida de uno de los pocos funcionarios que integraban su gabinete desde el primer día, porque consideraba que le correspondía hacerlo al dirigente radical.

   Esta semana, Alvarez Porte se mostró en redes junto con el exministro de Seguridad de María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo, en lo que pareció un relanzamiento de su carrera política.

   En ese marco, habló con La Nueva para dar explicaciones sobre su salida del Municipio y también se refirió a los rumores que lo vinculan con una investigación que se le sigue a uno de los hombres señalados de ser uno de los principales jefes narco de la región, el abogado Fabián Rossi.

   Según trascendidos, un hombre que habló como arrepentido en la causa sostuvo que existía una relación entre el exfuncionario y Rossi, y ese sería el motivo por el cual Alvarez Porte habría tomado la determinación de dejar el cargo en la comuna, aunque por el momento no hay ninguna información oficial sobre ese expediente judicial --que tramita en el fuero federal, al mando del fiscal Santiago Ulpiano Martínez-- ni existen cargos en su contra.

   --Su renuncia sorprendió, debido a que semanas antes el gobierno municipal había vuelto a jerarquizar su área. ¿Cuáles fueron los motivos?

   --El área se jerarquizó por el trabajo desarrollado durante 6 años, por los indicadores que mostraban la eficiencia en la gestión y por los proyectos que le presentamos al intendente junto al equipo de funcionarios que vienen desarrollándose a cargo de áreas específicas como la central de comunicaciones o Defensa Civil. Entre otras cosas, en nuestra gestión logramos la incorporación al monitoreo de más 120 alarmas barriales y botones de pánico en comercios y transporte público, todo en el marco de una serie de programas de prevención y participación ciudadana. Me sorprendió que en su momento se vuelva a desjerarquizar el área, pero entiendo que son las personas las que hacen a la función y no al revés.

   "En cuanto a mi renuncia la sorpresa es relativa, porque para quienes me conocen saben de la situación personal y familiar que atravesaba, de mucho estrés, de una úlcera con la cual fui a trabajar dos años, de no tomarme vacaciones durante varios, de ausencias a cumpleaños de mis hijos en momentos importantes de su vida y de situaciones complejas a las que un área como la seguridad te expone diariamente, a mí y toda mi familia.

   "Por eso fue una decisión que venía procesando en conjunto con mi equipo y, sobre todo, con mi esposa e hijos. Política no dejo de hacer porque mi compromiso con la ciudad y los vecinos sigue vigente, pero en este trabajo uno debe saber cuándo parar y poder analizar los contextos desde otra perspectiva. No es necesario estar siempre con un cargo para hacer política. 

   "Al menos, y esto me parece importante resaltarlo, para alguien que entiende la función pública como yo, que se hace los 365 días al año las 24 horas, porque no hubo barrio ni vecinos que en 6 años no haya ido a ver si me convocaron, no haya respondido, no los haya recibido, escuchado y trabajado para mejorar su situación. Nunca fui ni seré dirigente político de oficina. Y esa forma de trabajar conlleva un desgaste, más en un área que lucha contra el delito".

   --Circuló una versión de que se lo menciona en una causa judicial donde se investiga al abogado Fabián Rossi. Supuestamente, una persona que declaró como arrepentido lo vincula con Rossi. ¿Qué hay de cierto?

   --Va en sintonía con la respuesta anterior y las dificultades de ejercer un rol importante en la seguridad. Cuando decidís enfrentar a delincuentes, defender a los vecinos, cuidarlos, no exponerlos en situaciones complejas y asumir uno mismo los riesgos de enfrentar al delito, pasan estas cosas. 

   "Más de 360 denuncias realicé en la justicia de lugares de venta de drogas en la ciudad, en cada barrio que un vecino me dio un dato lo llevé a la justicia firmando yo la denuncia, participé en más de 50 allanamientos junto a fiscales y personal de la Policía. Y en más de una oportunidad esos delincuentes fueron liberados, sabiendo que yo los había denunciado.

   "Cuando uno se involucra con compromiso y vocación sabe que molesta a los cobardes y delincuentes. He tenido que tener custodia de civil para llevar a mis hijos a la escuela producto de amenazas por estas denuncias. Ha sido amenazada mi familia también. Y nunca lo hice público, para que no pensaran que lograban su objetivo. Y no lo lograron.

   "Siempre hay personas lamentablemente que quieren hacer daño, sin medir las consecuencias con estas cosas y muchas veces los delincuentes utilizan el nombre de funcionarios para mostrarse impunes e importantes con otros u obtener algún tipo de ventaja. Tengo la conciencia absolutamente tranquila en cuanto a mis acciones y mi conducta, y ojalá que la justicia haga todo lo que debe para investigar a fondo lo necesario y lo antes posible, porque no me van a amedrentar en función a rumores.

   "Sí me preocupa que una declaración de un supuesto arrepentido --a la cual, según le dijo Alvarez Porte a este diario, aún no tuvo acceso-- ande circulando. Más allá de que sea falsa, ¿quién va a aportar datos a la justicia como arrepentido si lo que dice toma estado público? Supongo que en el juzgado tomarán de aquí en más mayores precauciones sobre el acceso a la causa. Y sí me resulta extraño que en seis años no se haya dicho nada sobre mi conducta y, a partir de mi renuncia y, qué casualidad, una foto con Cristian Ritondo, aparezcan estas cosas. Pero bueno, que sepan que sigo sin tenerles miedo".

   --Con su salida, el radicalismo se quedó sin lugares relevantes en el gabinete municipal. ¿Considera que el Pro se está encerrando en sus filas y no está construyendo con sus socios de Juntos por el Cambio?

   --No puedo asegurar cuál es la estrategia detrás de la decisión de los dirigentes del Pro en Bahía Blanca en cuanto a las definiciones del armado del gabinete municipal. Como dirigente político sí puedo decir que para que haya integración dentro de Juntos también debe haber una conducción fuerte desde los partidos que la integran. Y un equilibrio que en estos años no hemos logrado. Desde el comienzo, en el 2015, el Pro ha tenido injerencia absoluta en las decisiones del gobierno. La gente lo votó así desde el inicio. 

   "Algunos consideran que el equilibrio es enfrentando al Pro, otros aceptando todo lo impuesto, y otros consideramos que los extremos no son buenos, que no debemos olvidarnos para qué hacemos política. Algunos entendemos que es para transformar y mejorar la vida de los ciudadanos, no acomodarnos personalmente. 

   "Y como en toda relación uno debe poder poner límites, y saber cuándo y qué conceder. La política es el ejercicio del diálogo, no de la confrontación ni de los atropellos. En ese sentido estamos trabajando muchos radicales y otros amigos que hemos conocido en el transcurso de estos años.

   "Pero es cierto que no es un gobierno de coalición más que en el Concejo Deliberante, donde recién en esta etapa la UCR cuenta con un número de concejales importante. No hay que olvidarse que a esta coalición la UCR llego con el 3% y sin concejales".

   --La foto que difundió Cristian Ritondo, quien no oculta sus intenciones de ser candidato a gobernador en 2023, ¿significa que usted sería su postulante a intendente?

   --La política en ocasiones te permite vincularte con personas que cuidan tus espaldas, que trabajan y se comprometen diariamente en la misma lucha. Y con las que compartís valores. No tengo dudas que es una persona que ordenó la policía de la provincia de Buenos Aires, con acciones concretas y hechos contundentes, que enfrentó a las bandas narcos y organizaciones delictivas, que dispuso recursos en ciudades como la nuestra, entendiendo que no todo empieza y termina en el Conurbano. Cristian cuidó de todos y todas las bonaerenses en su gestión como ministro de Seguridad y recorrió todos sus distritos sin hacer shows de acrobacia en helicópteros, ¿qué dudas podría tener en acompañarlo?

   "¿Cómo no expresaría públicamente mi apoyo a una persona como Ritondo, que demostró la valentía necesaria para enfrentar la inseguridad en una provincia de la complejidad que conocemos? La postulación a una candidatura a intendente no es para mí algo que se pueda tomar con liviandad, a veces cuando escucho o leo algunas expresiones realmente me preocupo por el desconocimiento y la frivolidad con que lo toman algunos. Gestionar no es lo mismo que legislar y en ninguna de las dos circunstancias es políticamente serio tomar la decisión de una candidatura en función de resultados de encuestas o deseos personales.

   "Desde que tengo 16 años participo en política, milité en las filas de Franja Morada y me recibí de abogado, participé de la Juventud Radical, podría decir que hice todo el camino militante, hasta ser presidente de mi partido y aún así, luego de haber sido parte de la gestión, comencé a ver y entender, desde otro lado, cuáles son los problemas de los bahienses y sobre todo cómo desarrollar políticas que realmente modifiquen y mejoren su situación. 

   "Me enorgullece que Cristian crea en mí. Ritondo es el gobernador que necesitamos los bonaerenses y hoy es el mejor candidato de Juntos para la provincia de Buenos Aires. No tengo dudas".

   --Cuando habla de candidaturas producto de encuestas, ¿se refiere a la postulación del año pasado de Lorenzo Natali?

   --No, para nada. No empezó la política ahora a funcionar así. Lo que creo que está mal es basar un proyecto político en una encuesta y solo eso. Y ni hablar cuando se decide una candidatura a intendente y el proyecto de ciudad que queremos.

   --Finalmente, ¿qué figura actual del radicalismo nacional le parece mejor encaminada para la carrera presidencial del año próximo?

   --Tanto Facundo Manes como Gerardo Morales son buenos candidatos. Hace mucho el radicalismo no tiene dirigentes nacionales con vocación verdadera de disputar el poder. Creo que el partido ha superado su complejo de la mala experiencia del 2001.

   "La gestión de Morales en Jujuy es muy buena, aportó innovación a su matriz productiva y atrajo inversiones extranjeras. Manes representa lo nuevo y brinda esperanzas. También hay candidatos importantes de la UCR en Santa Fe, Córdoba y Capital Federal. Le vamos a aportar desde la UCR a Juntos un plus de valor en el 2023".