Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Rindieron homenaje al bombero Néstor Siracusa, a 33 años de su fallecimiento

Depositaron ofrendas florales en el monolito que lo recuerda.

Fotos: Rolando Ramos

   Los Bomberos Voluntarios de Punta Alta homenajearon ayer a su máximo héroe que ofrendó la vida en cumplimiento del servicio: el ayudante primero post mortem Néstor Osvaldo Siracusa, a 33 años de su fallecimiento.

   El acto fue en el mononlito que lo recuerda, ubicado a la vera del camino que va hacia Arroyo Pareja y Puerto Rosales, y estuvieron presentes bomberos del Cuerpo Activo y de la Reserva, miembros de la Asociación Bomberos Voluntarios, integrantes del Grupo Scout Almirante Brown y familiares del Siracusa.

   "Néstor está vigente siempre en la memoria de cada uno de sus compañeros, de su familia y de los ciudadanos que lo conocieron y que aquel día se unieron en el dolor de su pérdida", dijo la secretaria de la Asociación, Yanina Rodríguez.

   "Es un acto muy significativo para los bomberos, él dejó la vida por algo que nosotros vivimos día a día en el Cuartel: la ayuda al prójimo. Néstor fue ejemplo de eso, y año tras año es una tristeza llegar acá a recordarlo —contó Gustavo Malatesta, exjefe de Cuartel y actualmente en la Reserva—. A Néstor lo conocía del barrio y de la escuela y siempre lo veía pasar en el camión de bomberos. También era scout y siempre se brindó a la comunidad."

   Por su parte, el presidente de la Asociación, Raúl Rodríguez, expresó que "siempre se renueva el compromiso de cada integrante de la institución. Se lo debemos a Néstor, que entregó lo más importante que tiene una persona: la vida. Eso nos obliga a seguir siempre adelante".

   Siracusa tenía 28 años cuando falleció y es el único integrante del cuerpo activo de los bomberos locales y de la Federación Centro Sur que perdió la vida en acto de servicio.

   Ocurrió el 14 de marzo de 1989, cuando asistía a un llamado de emergencia por un siniestro en el camino al puerto, donde hoy está su monolito.

   A las 17:30, se recibió un llamado a Bomberos, luego de que un vehículo chocara contra un poste del tendido eléctrico y volcara en una zanja.

   A raíz del cortocircuito provocado por la caída de los cables de alta tensión, el auto rápidamente se prendió fuego.

   A los pocos minutos llegaron los Bomberos Voluntarios de Punta Alta. Sin conocer aun la gravedad de lo acontecido, el bombero Siracusa recibió una potente descarga eléctrica y murió. 

   Su muerte "enlutó a toda la ciudad. Néstor tenia esposa y 2 nenas, una de ellas con días de nacida. Era un bombero apasionado, siempre listo a ayudar como marcaba también su vocación de scout. El cuartel era también parte de su vida, vida que dejo en cumplimiento de su vocación", expresaron desde la Asociación Bomberos Voluntarios, que cada 14 de marzo recuerda a uno de sus héroes.

   La fecha "nos invita como institución a reafirmar y tener presente la seriedad que conlleva esta vocación de servicio, voluntaria, de las pocas que quedan con tanta actividad diaria y siempre atendiendo a las necesidades y emergencias de los demás", agregaron.