Bahía Blanca | Miércoles, 10 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 10 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 10 de agosto

Mateo, el bebé bahiense operado en Capital, necesita ayuda: "Nunca dejó de correr una maratón"

Micaela Espinoza contó que su hijo de tres meses de vida fue trasladado en avión sanitario desde el Hospital Municipal a Buenos Aires donde lo operaron de urgencia. Tiene Síndrome de Shone, una enfermedad que afecta su corazón. Dependiendo de su evolución, deberá someterse a cirugías más complejas. La familia durmió a la intemperie, la primera noche, con su otro hijo, Constantino, de 7 años. Necesitan ayuda económica. 

Mateo Córdoba, el bebé que pelea por su vida.

   Micaela Espinoza Venegas, la madre de Mateo Córdoba, el bebé bahiense con Síndrome de Shone, una enfermedad poco frecuente que afectó su corazón, tarda en quebrarse, pero en un momento no puede más. 

     Su hijo de tres meses fue operado de la arteria aorta, días atrás, en el Hospital Gutiérrez al cual llegó luego de ser trasladado en un avión sanitario desde el Hospital Municipal, de urgencia. Y dependiendo de su evolución le esperan cirugías aún mas complejas.

   "Yo vivo en Más Barrio (25 de Mayo al 2200) y siempre estoy dispuesta a ayudar, a hacer todo, campañas para el Día del Niño. La gente que me conoce sabe que no soy nunca de pedir, pero esta vez necesito que me ayuden a mí", dijo.

   "Sé cómo somos los bahienses de solidarios. Yo veía en el Facebook este tipo de casos y siempre ayudaba y compartía. Hoy me toca a mí y como mamá a veces no sé dónde estoy parada ni dónde saco fuerzas", expresó.

    Hasta hace una semana la familia desconocía que el niño tenía este síndrome. Los profesionales de la salud consultados en Bahía Blanca por los reiterados episodios de crisis de Mateo coincidían con un diagnóstico: bronquiolitis.

   Le aplicaban corticoides pero él estaba cada vez peor. Lloraba, sudaba, no quería tomar la teta. 

   "Necesitamos ayuda urgente. Tengo a mi nene de 7 años que está acá, con nosotros. Comemos la comida que nos traen en el hospital y a veces comimos gracias a varias personas que nos ayudaron", dijo.

   La primera noche que pasaron en capital tuvieron que dormir a la intemperie porque la obra social Ospif tardó en autorizar la cobertura del alojamiento.

   Ahora esperan cada día los partes médicos de Mateo, y deberá pasar por una operación de corazón.

   "Los médicos de Buenos Aires al ver su corazón nos dijeron: 'Su hijo la guerréo y la peleó, es como que corrió una maratón en estos tres meses de vida. Nunca dejó de correr'", contó.

   La pesadilla que vivió la familia hasta dar con el diagnóstico

   Mateo nació en el Hospital Penna del 29 de octubre de 2021.

   "Una chica de la Neo nos dijo que tenía un soplo en el corazón. Pero a la madrugada vino otra chica a hacer el control y no nos decía nada. Entonces pregunté ¿mi nene tiene un soplo en el corazón? Me dijeron 'No, no, este nene está bien'", contó.

   "Nos dieron el alta y nos fuimos a casa pero al nene se le hundían las costillas cuando respiraba. A los que venían a visitarlo les llamaba la atención como respiraba, pero a nosotros nos decían que era normal", dijo.


Con su hijo Constantino, inseparables.

   Al ver que Mateo no estaba bien, Micaela lo llevó al Hospital Dharma, en donde le diagnosticaron bronquiolitis y le prescribieron corticoides y el uso de un paf.

   Como pasaban los días y no evolucionaba, su mamá lo llevó al Hospital Penna. Allí lo atendieron y le dijeron que continuara con el mismo tratamiento, porque era una bronquiolitis muy fuerte. 

   "No le hicieron placas, ni nada. Como madre me sentía re mal, porque veía que empeoraba y empeoraba. Yo les decía los síntomas que él tenía: transpiraba los pies, lloraba. Lo teníamos que tener con el ventilador todo el tiempo porque no se sentía bien", dijo. 

   El 25 de enero la familia contrajo Covid y, pese a la vulnerabilidad del bebé, salió adelante.


Amamantando en el avión sanitario. Alivio, tras las crisis.

   Cada vez que Mateo tenía un episodio, la mujer llamaba al 107 y acudía la ambulancia.

   "Las últimas cuatro veces vino el mismo hombre. La última vez que llamé me dijo: 'Otra vez vos. Venimos de Harding Green. Si no es una emergencia no tenés que llamar'", expresó.

    "Al nene se le iban los ojos, no tomaba la teta y se tiraba para atrás. Era tremendo. Como mamá vos intuís que no está bien", compartió.

   Intranquila, desesperada, convencida de que su hijo tenía algo más de lo que le decían, el viernes 11, lo llevó al Hospital Municipal. La ayudó una vecina.

   Dos horas más tarde la atendieron y le dieron el primer diagnóstico acertado.

   "Un médico que hace las eco doppler nos dijo que tenía la aorta rota y que estaba en riesgo de vida", explicó.

   "Era mucha información de golpe. Mi hijo la estaba luchando y no sabía cuantas horas le quedaban de vida", manifestó con angustia.

   La cirugía que necesitaba se la tenían que hacer en Buenos Aires, pero trasladarlo por tierra era muy riesgoso. Finalmente, el lunes 14 consiguieron el avión sanitario y gestionaron que la mamá pudiera viajar con su bebé. 

   "Me fui con lo puesto, estuve tres días sin dormir. Quisiera encontrar a la médica Eugenia que viajó con nosotros porque le salvó la vida mi hijo. Tuvo tres convulsiones mientras íbamos en el avión", dijo.

   

   Con ayuda de la gente, su marido Francisco logró reunir 21 mil pesos para viajar en colectivo con Constantino y reunirse con Micaela y con Mateo, que ya estaba en cirugía.

     "A mi marido le dijeron que la vida de nuestro hijo era el minuto a minuto. Dejó todo y vino con nosotros", comentó.

   "Por mi hijo voy a golpear todas las puertas que tenga que golpear", dijo.

     Al inicio, la obra social Ospif les reconoció la cobertura de un hotel por dos días, después lo extendió a 15 días, pero el matrimonio debe pagar 3 mil pesos por noche para Constantino.

   "No podíamos dejarlo en Bahía. Estaría con el cuerpo acá y el corazón allá", dijo.

      Asimismo, la leche especial que necesita Mateo tiene un costo de 9 mil pesos y ellos reciben 1500 pesos de viáticos por día, que se les devolvería como reintegro.

      "Pido por favor a la gente que nos ayude a difundir. Aunque sean 50 o 100 pesos son un montón", dijo.

      La familia tiene en venta su vehículo modelo Megane 2000 para solventar los gastos que vengan por delante pero, entretanto, necesitan mucha ayuda.

     "El instinto de madre es eso. No me quedé en casa. Un día mas y mi hijo no aguantaba", expresó.

   Síndrome de Shone. Constituye una rara entidad cardíaca congénita que consiste en la presencia de lesiones estructurales obliterantes de hemicardio izquierdo que incluyen: anillo supravalvular, válvula mitral en paracaídas, estenosis sub-aórtica y coartación aórtica.

 Cómo colaborar

 Cuenta Mercado Pago: 0000003100088081043493

 Alias: miicaelaespinoza