Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Con Pedro Rossi, Bahía ya tiene a su sexto hombre en la historia de la NCAA

El alero se presentó oficialmente en la victoria de St. Bonaventure sobre Duquesne University, por 81 a 55. Se suma a Hernán Montenegro, Pepe Sánchez, Lucas Faggiano, Facundo Arens y Ramiro Santiago.

Fotos: gentileza, St. Bonaventure y archivo-La Nueva.

 

Por Mauro Giovannini

Twitter: @MGGiova

Mail: mgiovannini@lanueva.com

 

   El sacrificio y la responsabilidad que demostró desde que pisó una cancha de básquetbol, allá por febrero de 2006, cuando aún no había cumplido los cuatro años, le entregaron anoche sensaciones inolvidables al bahiense Pedro Rossi, quien hizo su debut oficial en la NCAA de los Estados Unidos.

   El alero debió aguardar 23 partidos en la banca de los Bonnies, el equipo que representa a St. Bonaventure en la mejor división universitaria del mundo, para saltar a la cancha y convertirse así en el sexto jugador nacido en Bahía Blanca en alcanzar semejante logro.

   Su equipo vencía a Duquesne University por 79 a 50 cuando el joven formado en Bahiense del Norte fue llamado por el head coach Mark Schmidt e ingresó al duelo en reemplazo de Dominick Welch. Restaban 2m14 para el cierre. Finalmente, el local se impuso por 81 a 55 y quedó con marca global de 17-7 (9-4 en la Atlantic 10 Conference).

   "Estoy muy contento, no esperaba debutar este año con todos los seniors que hay y por cómo están repartidos los minutos", le contó Pedro a La Nueva. apenas concluido el match en el que no registró estadísticas individuales.

   "Pero se dio un partido en el que sacamos mucha diferencia y entré unos minutos. Estoy muy agradecido, ahora hay que seguir entrenando y progresando para tener más oportunidades en la temporada que viene", señaló desde Norteamérica.

   El próximo game está previsto para el martes, en condición de local, ante Rhode Island.

Rossi observa el tiro de Welch desde la banca, minutos antes de su estreno

   

   Rossi pertenece a la gloriosa camada 2002 de Bahiense, que coleccionó títulos a todo nivel. Fue campeón local en 2014, 2015, 2016, 2017 y 2019; campeón provincial 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018; y campeón nacional 2016, 2017 y 2019 (fue subcampeón en 2015 y 2018).

   Lógicamente, integró las selecciones bahienses en cada categoría, incluso cuando con 16 años fue campeón y MVP del Provincial U17 de Junín.

   Y tiene pasado —y, por qué no, futuro— en selecciones nacionales, donde ya disputó tres certámenes oficiales: el Sudamericano U17, alcanzando el segundo escalón del podio, y el Mundial 3x3 U18, logrando la medalla de bronce, ambos en 2019; y el Mundial U19 de Letonia, el año pasado (Argentina fue octava y Pedro promedió 3,1 puntos en 13,2 minutos por juego).

   Antes de dar el salto a Estados Unidos (pasó por la DME Sports Academy en 2021, previo a su llegada a St. Bonaventure), jugó tres temporadas de Liga de Desarrollo en Gimnasia de Comodoro Rivadavia. Incluso, allí alcanzó a debutar en Liga Nacional el 5 de marzo de 2020.

Antecedentes, desde Montenegro hasta Santiago

   El último bahiense en hacer su aparición a nivel National Collegiate Athletic Association había sido Ramiro Santiago, actual escolta de Harding University en la división II.

   El exjugador de El Nacional y Villa Mitre ingresó por primera vez el 7 de enero del año pasado, ante Ouachita Baptits.

   Incluso, también jugó anoche: los Bisons cayeron con Northwestern Oklahoma por 100 a 94 y Ramiro aportó 23 puntos (4-5 t3, 4-6 t2, 3-3 t1) y 2 asistencias en 37 minutos. Acumula 40 partidos en la NCAA.

   Previamente dejaron su huella Hernán Montenegro, Juan Ignacio Sánchez, Lucas Faggiano y Facundo Arens.

   El primero en llegar fue el Loco: disputó 4 partidos en 1988 para Louisina State, promediando 7,5 puntos, 6,5 rebotes y 1,5 asistencias en 20 minutos por encuentro.

   Casi una década después, en 1996, arribó Pepe y escribió una de las páginas más gloriosas para nuestra ciudad, ya que completó la faena recibiéndose de licenciado en Historia y conduciendo a Temple en 116 partidos. Allí, promedió 8,5 puntos, 4,8 rebotes y 5,9 pases gol en poco más de 36 minutos.

   El actual presidente de Bahía Basket fue MVP de la Big 5 de Filadelfia, premiado como el mejor jugador de la Atlantic 10 Conference e integrante del Salón de la Fama de la División. Ah, también recibió el anillo de honor, en 2016.

   El tercer bahiense en bucear por las universidades norteamericanas, a nivel NCAA, fue Faggiano. El base formado en Estudiantes logró presentarse en los Blackbirds de Long Island en 2009, completó 15 partidos con 6,1 puntos, 2,4 rebotes y 3,0 asistencias en 24,3 minutos por duelo.

   En lo sucesivo llegó Arens. El escolta nacido en Olimpo se recibió el año pasado en Kutztown University de las carreras de Gestión Deportiva y Profesorado de Español.

   Facu disputó 74 encuentros, promediando 5,4 puntos, 2,7 rebotes y 1,7 asistencias en 21 minutos. Lamentablemente, la pandemia obligó a cancelar la temporada 2020-2021 en su región, por lo que su huella deportiva acabó siendo de tres años.

   La historia, parece, continuará.