La polémica no se detiene

Parque Campaña al Desierto: Roca a la cabeza, la embestida de Alfonsín y otro nombre que se suma

31/7/2021 | 06:30 |

En medio del debate sucedió el fallecimiento de Natty Petrosino, una bahiense que —en el año 2009— fue nominada al Premio Nobel de la Paz​ y, en varias ocasiones, mencionada como La Madre Teresa argentina.

La suerte del parque Campaña al Desierto, ubicado sobre la avenida Fortaleza Protectora Argentina, sigue girando en el aire. / Fotos: Rodrigo García y Pablo Presti-La Nueva.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   La singular, inesperada y hasta irónica (por el resultado final) búsqueda de una nueva denominación para el todavía inexistente parque Campaña al Desierto ubicado sobre la avenida Fortaleza Protectora Argentina, acaba de tener un nuevo giro, el cual, acaso, siga alimentando la comidilla que la iniciativa generó no sólo en la ciudad, sino en la mayoría los medios nacionales.

   Es que dos días antes del cierre de la votación registrada a través de la página de Gobierno Abierto del municipio, de manera llamativa apareció un aluvión de votos a favor del nombre del expresidente Raúl R. Alfonsín, propuesta que superó rápidamente los mil sufragios para ubicarlo entre los cinco más votados. Muchos participantes calificaron de sospechosa esa irrupción, sugiriendo que fueron troles los que impulsaron este nombre buscando desplazar al de Julio Argentino Roca, finalmente el más votado.

   La segunda circunstancia inesperada que se sumó a esta historia lo generó el lamentado fallecimiento de la bahiense Natty Petrosino, considerada una de las personas más solidarias de las últimas décadas en el país que, después de una enfermedad, decidió desprenderse de todos sus bienes para dedicarse al trabajo altruista entre los pobres y marginados. En 2009 fue nominada al Premio Nobel de la Paz​ y en varias ocasiones mencionada como La Madre Teresa argentina.

Natty Petrosino fundó el Hogar Peregrino San Francisco de Asís de Bahía Blanca.

   Natty fundó, en 1978, el Hogar Peregrino San Francisco de Asís de Bahía Blanca, el primero de una red destinada a ayudar a pobres y enfermos, ubicado precisamente en avenida Fortaleza Protectora Argentina, frente al parque Campaña al Desierto. A poco de conocido su fallecimiento, y a pesar de estar la convocatoria a votación ya cerrada, fueron muchos quienes comenzaron a sugerir su nombre para el parque.

   En este caso en particular, la ordenanza que rige la materia de asignación de nombres a espacios públicos exige que haya transcurrido un año del fallecimiento de la persona para que se oficialice su nombre, aunque se puede hacer inmediata reserva del nombre a un lugar e, incluso, comenzar a utilizarlo hasta su efectiva asignación.

   Como se ha comentado en notas anteriores, la idea del Ejecutivo fue que, acompañando los primeros trabajos de forestación, limpieza y equipamiento del paseo, se buscase una nueva designación al mismo, atendiendo, según reza la ordenanza, “la connotación negativa” que, muchos, sostienen tiene la campaña militar llevada a cabo entre 1878 y 1885.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Julio Argentino Roca, expresidente argentino.

   La votación llevada a cabo a través de Gobierno Abierto del municipio terminó de manera inesperada. Por un lado, porque no había nombres preestablecidos a votar, sino que eran los participantes quienes podían sugerir una nueva designación. Fue entonces que terminó liderando la consulta el nombre de parque Julio Argentino Roca, lo cual no deja de ser llamativo dado que Roca fue, se sabe, quien lideró esa Campaña al Desierto, y muchos consideran que es hablar de la misma historia.

   Por otro lado, la actual designación del parque se ubicó en el segundo lugar, a pesar de que, se entiende, no debería haber sido una de las alternativas a considerar, ya que es precisamente la que se quiere modificar. Tercero quedó Raúl Alfonsín, con la mencionada arremetida final de 48 horas; cuarto el médico René Favaloro y quinto el premio Nobel bahiense César Milstein.

Algunos ediles y funcionarios se inclinan, aunque no lo manifiestan abiertamente, por poner paños fríos a esta cuestión y que, finalmente, el parque mantenga su mismo nombre.

   Esta lista de cinco candidatos debe ser ahora avalada por un jurado que verifique los votos y el cumplimiento de las condiciones de la convocatoria. Está integrado por dos concejales; un representante del Laboratorio para la Participación Ciudadana y la Innovación Democrática y uno de la Secretaría de Movilidad y Espacios Públicos. Una vez designados, el edil Carlos Quiroga renunció al jurado, en desacuerdo con algunas cuestiones, con lo cual debe ahora volver a conformarse.

   Si las cinco designaciones más votadas resultan finalmente avaladas, habrá una nueva convocatoria a votación acotada a los nombres mencionados. Esa segunda instancia podría ser más abierta, saliendo de la exclusividad de las redes sociales para, por caso, colocar urnas en clubes y sociedades de fomento e invitar también a instituciones académicas, para que el nombre elegido sea, como menciona la normativa, “relevante para la memoria colectiva de la comunidad”.

De Independencia a Campaña al Desierto, Puente mediante

   Treinta años llevó asignarle un nombre a las 134 hectáreas expropiadas entre 1948 y 1951 por el Estado provincial y cedidas al municipio, para servir como ampliación del parque Independencia y de reserva forestal.

   Recién en el año 1977 un convenio entre el Ministerio de Asuntos Agrarios y la Municipalidad, representada por su intendente Víctor Puente, permitió a la provincia transferir a la comuna esas tierras “para su uso y goce”.

Víctor Puente, exintendente de Bahía Blanca.

   Fue Puente, como parte de los actos realizados en 1978, año del sesquicentenario fundacional de la ciudad, quien le asignó el nombre de parque Campaña al Desierto. Para la Provincia, estas tierras era una continuidad del parque Independencia y con ese nombre las denominaba.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias